Pica: el deseo de comer cosas extrañas estando embarazada

El trastorno de ingerir sustancias no nutritivas

Deseos irresistibles de comer arena, ceniza, tiza, pasta de dientes e incluso llegar a hacerlo… Es un trastorno conocido como pica y se da en el embarazo. Puede tener nefastas consecuencias para la madre y el desarrollo del feto. Te explicamos en qué consiste y cómo se trata.

Pica: no es un antojo del embarazo


Pica o ingerir tiza, ceniza o arena estando embarazada

Desde luego que suena extraño, pero ocurre: algunas mujeres durante el embarazo experimentan un deseo difícil de reprimir de ingerir sustancias que no son comestibles, como tierra, tiza, bicarbonato, pelo, hielo, jabón, fósforos… Se trata de un trastorno alimentario, que no hay que confundir con los clásicos antojos: éstos se refieren a alimentos comunes, como fruta, algunos dulces...

 “La pica o alotrofagia es un tipo de fagia que se engloba dentro de los trastornos de ingestión y de la conducta alimentaria. Es una variante de un tipo de trastorno alimentario en el que existe un deseo irresistible de comer o lamer sustancia no nutritivas y poco usuales como tierra, tiza, yeso, virutas de pintura, bicarbonato de sosa, almidón, cualquier cosa que no tiene, en apariencia, ningún valor alimenticio”, nos explica Patricia Valseca, psicóloga de El Prado Psicólogos.

De forma general, el síndrome de pica comienza en la infancia y tiene una duración de tan sólo unos meses”, añade la psicóloga. La pica también puede presentarse en adultos que ansían sentir una cierta textura en la boca.

Los trastornos más frecuentes

Según la psicóloga Patricia Valseca dentro de la pica, los deseos más comunes son los siguientes:

  • Pagofagia o afán irresistible por comer hielo.
  • Tricofagia o anhelo de comer pelo.
  • Litofagia o deseo de ingerir piedras.
  • Geofagia o ganas de comer tierra.

“Otro de las más conocidos -pero que suele clasificarse como un trastorno diferente- es la coprofagia: las personas afectadas por ella sienten el impulso de consumir heces humanas”, explica.

Cuándo es pica y cuándo no


Síndrome pica o comer sustancia no nutritivas en el embarazo

Este trastorno suele aparecer en el primer o segundo trimestre de embarazo. Como nos explica Patricia Valseca, para que sea diagnosticado este trastorno debe cumplir ciertos requisitos:

  • La alimentación persistente de sustancias inapropiadas debe durar al menos un mes. El hecho de consumir una de estas sustancias algún día no es suficiente para considerar que una persona padece de pica. “
  • La alimentación de sustancias no nutritivas es inapropiada para el nivel de desarrollo del individuo. En bebés niños muy pequeños, por ejemplo, es frecuente que se metan todo lo que pillan en su boca. Por supuesto, es estos casos no estamos hablando de pica: el bebé solo está investigando y “como una forma de identificar objetos”, apunta la psicóloga.
  • La conducta alimentaria inapropiada no es parte de una práctica cultural o social. Por ejemplo, en algunos países de África, como Camerún, y de Oriente existe el hábito de comer tierra.

Por qué se produce este síndrome

No hay una causa única, ni está identificada. Existen diferentes hipótesis. Por ejemplo, en algunos casos, se ha relacionado con la falta de ciertos nutrientes, como hierro y zinc, “que pueden desencadenar este deseo vehemente inusual”. También se creen que detrás de este comportamiento existan razones sensoriales, neuropsiquiátricas y psicosociales. “En función de los datos de los que disponemos sobre esta enfermedad, no exista una sola causa responsable de su aparición en todos los individuos”, señala Patricia Valseca.

Cuál es el tratamiento de la pica 


Dado que detrás de el deseo de comer tierra, ceniza, pelo o piedras se encuentra por lo general un trastorno mental, lo primero es acudir a un psicólogo y/o psiquiatra experto en el tratamiento de la conducta alimentaria. “Los tratamientos para la pica varían de paciente en paciente y en función de la causa que se sospecha que ha provocado la enfermedad”, señala la psicóloga.

  • Si se sospecha que detrás de este comportamiento existe déficit de algunos minerales en la alimentación de la madre, el primer paso será detectar y, en caso necesario, tratar, esa carencia.
  • Para los casos en los que las razones que han llevado a la aparición del problema parecen ser completamente psicológicas, “normalmente se utilizará terapia y en algunos casos medicación”, indica Patricia Valseca. Además, como señala la experta, “en general, la alotrofagia no se presenta en solitario, sino que suele surgir de la mano de otros trastornos mentales”.

Tratamiento de la pica en el embarazo

Supervisión de la embarazada que ingiere sustancias extrañas

Al margen del trastorno psicológico que puede subyacer en el deseo de comer sustancias no alimenticias, es evidente que acarrea un alto riesgo de complicaciones médicas, por ejemplo, por envenenamiento. Por ello, como nos indica la psicóloga, “la estrecha supervisión médica es necesaria durante todo el tratamiento de la conducta alimentaria”.

 Consecuencias de la pica en el embarazo


Es un trastorno que, según qué sustancia se ingiera, puede resultar peligroso para la madre y para el feto, ya existe un alto riesgo de infecciones o aparición de parásitos y por la exposición a sustancias tóxicas.

“Si hay sospechas de que alguien puede padecer este trastorno, una evaluación médica inmediata es importante para saber si existe anemia, problemas intestinales o toxicidad causada por las sustancias ingeridas”, advierte la citada especialista.

Los efectos adversos para el bebé pueden se de esta índole:

  • Prematuridad
  • Mortalidad perinatal
  • Bajo peso al nacer
  • Disminución del perímetro cefálico

La pica puede perjudicar al bebé en desarrollo

 

Caridad Ruiz
Redactora experta en Salud