Yodo: por qué es un nutriente crucial en tu embarazo

Clave para la síntesis de las hormonas tiroideas

La deficiencia nutricional de yodo es hoy la causa más frecuente de retraso mental evitable en todo el mundo. Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y los niños menores de dos años son los grupos más vulnerables al déficit de yodo, según la OMS.

Las funciones de las hormonas tiroideas dependen del yodo


Embarazo y suplementos con yodo, clave para el desarrollo del bebé

El yodo es un micronutriente cuya importancia biológica radica en que resulta imprescindible para la síntesis de hormonas tiroideas, ya que tanto la tiroxina (T4) como la tri-yodo-tironina ( T3) poseen en sus moléculas 4 y 3 átomos de yodo respectivamente. Por eso todas las funciones llevadas a cabo por las hormonas tiroideas dependen estrechamente de la situación nutricional del yodo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los grupos más vulnerables frente a la deficiencia de yodo son las mujeres gestantes o en periodo de lactancia y los niños menores de dos años.

En el embarazo la madre debe abastecer al feto de hormonas tiroideas durante la primera mitad del embarazo, ya que el tiroides del feto no funciona hasta la semana 18-20 de gestación.

Cómo ayuda el yodo al desarrollo fetal

Al mismo tiempo, la madre debe proporcional al feto yodo para que pueda llevar a cabo todos los procesos de crecimiento y desarrollo, fundamentalmente el desarrollo neurológico con al ramificación de las dendritas y el crecimiento axonal, formación de sinapsis y migración neuronal.  Hoy en día, la deficiencia nutricional de yodo es la causa más frecuente de retraso mental evitable a nivel mundial. 

La dosis recomendada del suplemento farmacológico de yodo  por la OMS es de 250 µg/día durante el embarazo y la lactancia.

Se considera que la ingesta de yodo superior a 500 µg/día no producirá beneficios en el feto.

 

La sal, siempre yodada

Sal yodada, primer alimento básico para las embarazadas


  • El consumo de sal yodada es el método más eficaz para suplementar yodo.
  • La sal yodada en España contiene 60 mg de yodo por kg de sal, de forma que la ingesta de unos 3-4 gramos de sal al día cubre las necesidades diarias de yodo, sin superar la ingesta máxima de sal diaria recomendada por la OMS (<5 g/día).
  •  Como en España menos del 90% de los hogares consumen sal yodada, es necesario fomentar su utilización y realizar una suplementación farmacológica con yoduro potásico en los grupos de población que son más vulnerables, como son las mujeres embarazadas y lactantes.

Alimentos ricos en yodo: lácteos, pescado y sal yodada 


En la consulta preconcepcional y prenatal se debe recomendar la ingesta de alimentos ricos en yodo, fundamentalmente lácteos y pescado, así como fomentar la utilización de sal yodada por parte de la mujer durante el embarazo y la lactancia.

Se calcula que para alcanzar los requerimientos de las dosis diarias recomendadas (250 microgramos/día) un mujer embarazada deberá consumir 3 raciones diarias de leche o derivados y 2 gramos de sal yodada.

El yodo no se puede almacenar en el organismo por lo que debe ingerirse diariamente.  El yodo desempeña un papel fundamental en el funcionamiento de todos los órganos, pero especialmente del cerebro.

El cerebro del ser humano se desarrolla durante la vida prenatal y la primera infancia, por lo que una deficiencia de yodo, sobre todo en la primera mitad de tu embarazo, puede repercutir de forma irreversible en el desarrollo neurológico de tu bebé.

Dieta rica en yodo para el embarazo

 

Dra. María de la Calle Fernández-Miranda
Jefe de Sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz (Madrid)