Colina: Cómo ayuda al desarrollo óptimo del bebé

Crucial para la arquitectura cerebral y salud placentaria

La colina es otro nutriente esencial para el desarrollo óptimo de los primeros 1000 días del niño. Es clave para el desarrollo celular, la formación del sistema nervioso o la salud placentaria del bebé que se está gestando.

Qué es la colina ya para qué sirve


El huevo es un alimento rico en colina para embarazada y bebé

Clave para el sistema nervioso del bebé

  • La colina es un nutriente esencial que se precisa para la síntesis de acetilcolina por parte de las neuronas.
  • Y la acetilcolina es un importante neurotransmisor, que hace posible las comunicaciones entre las células del sistema nervioso.
  • Interviene en todas las funciones del organismo, como mantenernos alerta, activar nuestros músculos, respirar, caminar, aprender, recordar…

Colina, necesaria para el funcionamiento celular

Además, se utiliza colina en la síntesis de ciertos fosfolípidos, que son componentes estructurales de la membrana celular de todas las células del organismo y de la vaina grasa que envuelve las fibras nerviosas (mielina). La colina es necesaria para el funcionamiento correcto de todas las células, ya que mantiene la integridad estructural de la membrana celular. Además de esto también interviene en la síntesis de ADN y proteínas, y contribuye al metabolismo normal de la homocisteína. 

Por qué aumentan las necesidades de colina

Durante el embarazo, aumentan las necesidades de colina -como ocurre con la mayoría de nutrientes-, ya que el feto necesita gran cantidad para la formación y desarrollo de sus células, además de su sistema nervioso. La colina es también un componente esencial de la leche materna que contribuye al crecimiento del recién nacido y al desarrollo de su arquitectura cerebral. ​​

Colina en embarazo y lactancia: Necesidades aumentadas

Cuáles son los alimentos ricos en colina


Alimentos ricos en colina para embarazadas

  • La colina se encuentra sobre todo en el huevo, hígado de ternera, pollo o bacalao.
  • También está presente en carnes y pescados, soja, germen de trigo, cacahuetes, lácteos, mariscos, espinacas y brócoli.
  • Los vegetarianos estrictos, que no consumen carne, leche o huevos, pueden estar en riesgo de una ingesta inadecuada de colina.
  • El consumo medio de colina por la dieta apenas alcanza los 400 mg/día.
  • La cantidad de colina recomendada durante el embarazo son 480 mg/día. Y durante la lactancia, 520 mg/día, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.

Colina: Formación de órganos y salud placentaria 


La Asociación Médica Americana ha recalcado recientemente la importancia de que los suplementos recomendados durante el embarazo contengan colina en su composición, al ser necesaria para la formación de las estructuras de los órganos, del sistema nervioso y del cerebro del futuro bebé.

Evita complicaciones del embarazo

Además, al contribuir al metabolismo normal de la homocisteína, evita las complicaciones del embarazo que veíamos anteriormente, cuando hablábamos del ácido fólico, tales como aborto, parto pretérmino, preeclampsia (tensión alta en el embarazo) o retraso del crecimiento fetal, las cuales se han relacionado con una disfunción endotelial a nivel placentario.

Se necesita más investigación para determinar si la colina suplementaria podría aumentar el efecto protector que se está logrando en la actualidad con la suplementación de ácido fólico antes y durante el embarazo.

La colina contribuye al buen desarrollo fetal

Dra. Elisa García Sánchez
Especialista en Ginecología y Obstetricia en el Hospital Clínico (Madrid)