Hipnoparto, ¿es realmente efectivo para reducir el dolor?

La embarazada llega a un estado de relajación profunda

¿Qué es el hipnoparto o "HipnoBirthing"? Este conjunto técnicas persigue reducir el miedo al parto llevando a la embarazada a un estado de relajación profunda. Una relajación que es capaz de transformar las emociones negativas del parto en una experiencia positiva, reduciendo el dolor y acortando el proceso.

El hipnoparto o relajación profunda de la embarazada

No pienses en el parto como algo aterrador

Todo lo desconocido genera cierto miedo. ¿Cómo es un parto? ¿Voy a tener dolor? ¿Perderé el control en algún momento? ¿Es posible relajarme durante la dilatación? ¿Aguantaré son las contracciones...?

Son preguntas que en algún momento del embarazo todas las mujeres nos hacemos. En nuestra sociedad, tradicionalmente se asocia el parto con dolor y sufrimiento.

No son pocas las ocasiones en los que a la embarazada se le hacen comentarios sobre lo mal que lo va a pasar o se refieren a las contracciones como dolores de parto esto junto con el desconocimiento del proceso en sí predispone a las futuras madres a vivir con miedo las últimas semanas de embarazo y pensar en el parto como algo aterrador y tremendamente doloroso que tendrán que sufrir sin remedio.

¿Influye el miedo en el desarrollo del parto?

La sensación de miedo activa el sistema simpático desencadenando un mecanismo de alerta que provoca que la sangre se distribuya a órganos esenciales que puedan activar la respuesta de huida. El útero  no se encuentra entre estos órganos, de forma que el aporte de sangre disminuye, disminuyendo el aporte de oxígeno del útero. Existen diversos estudios que relacionan el menor aporte de oxígeno al útero con contracciones uterinas menos eficaces y mayor sensación de dolor, pudiendo provocar que el parto se alargue e incluso que no progrese.

Esta sensación de miedo también, parece influir en la forma en que se segrega la hormona oxitocina, encargada de las contracciones del útero. Ya en 1940 el obstetra británico Dick-Read elaboró la teoría denominada “síndrome del miedo-tensión-dolor” asociado al parto.

Qué técnicas utiliza el hipnoparto

En esta teoría defendía que el miedo y el estrés sentidos durante el parto causan una tensión en la mujer que aumenta la percepción de la sensación dolorosa. Según este obstetra eliminando el miedo las mujeres podrían permitir a su útero trabajar en condiciones fisiológicas y eliminar el dolor.

¿En​​​​​ qué se basa el hipnoparto?

El hipnoparto se basa en lo natural y fisiológico del parto y en cómo el cuerpo de la mujer está preparado para ese momento. Uno de los pilares del método se basa en entender el parto como una experiencia humana natural y que la mayoría de las mamás y los bebés no precisan actuaciones especiales que requieran de la realización de técnicas agresivas o excesivamente medicalizadas para su correcto desenlace.

La técnica del hipnoparto o "HypnoBirthing" pretende reducir el miedo al parto llevando a la mamá a un estado de relajación profunda, donde se pueda transformar el miedo en confianza, eliminando las ideas negativas en torno al parto y sustituyéndolas por una visión positiva de la experiencia de parir.

El hipnoparto relaja a la madre para reducir el dolor del parto

¿Cómo me prepara para afrontar el parto?

La preparación para realizar la técnica del hipnoparto incluye tanto a la madre como al padre. Es importante realizarla con tiempo suficiente, por lo general, durante el tercer trimestre de gestación. Ambos deben conocer las diferentes técnicas del hipnoparto y ponerlas en práctica juntos.

Para comenzar bien es importante la información. Entender el proceso del parto, conocer las respuestas de tu cuerpo al dolor y al miedo o cómo puede afectar al proceso natural del parto el miedo es fundamental para empezar a prepararte. La información veraz hace que puedas comprender y normalizar las reacciones de tu cuerpo y te sientas más segura y confiada.

Cuáles son las técnicas del hipnoparto 

  • Relajación profunda o autohipnosis: Nada que ver con la hipnosis que vemos en los espectáculos, en las que a la persona se le anula la voluntad. Realmente implica lo contrario, se trata de conseguir una profunda relajación que nos aleje de mensajes negativos y conecte a la mamá con la parte más profunda de su mente, "reconectando" con los instintos del parto. 
  • Visualización de imágenes positivas: Elimina de este modo las connotaciones negativas que tradicionalmente se asocian al parto.
  • Técnicas de respiración: El control de la respiración nos ayuda a conseguir un estado de tranquilidad a la vez que mantiene la correcta oxigenación de nuestro cuerpo y de nuestro bebé.
  • Concentración y consciencia: desactivando el mecanismo del miedo para conseguir el estado de relajación profunda.

Cómo funciona el hipnoparto: relajación de la parturienta

¿De verdad funcionan estas técnicas?

  • Según diversos estudios la técnica del hipnoparto consigue que el proceso de parto sea una experiencia mucho más satisfactoria que otras técnicas.
  • Hay incluso investigaciones que relacionan la práctica del hipnoparto con un acortamiento de los tiempos y una mejor recuperación posparto de la mamá.
  • El hipnoparto no te asegura un parto ideal, pero si te puede hacer conseguir un parto positivo, vivido como una experiencia tranquila en lugar de vivir el parto como una experiencia traumática.
  • Se trata de conseguir entender el proceso de parto como algo natural y no como un sufrimiento agotador.

 ¿El hipnoparto reduce los dolores al dar a luz?

Sí, puede reducir el dolor al mejorar la vivencia negativa del parto. Pero para ello hay que instruir bien a la pareja: es preciso que aprendan a manejar correctamente la relajación profunda y la respiración. Al eliminar los pensamientos negativos, se logra una reducción importante del dolor. Además, puede acortar los tiempos del parto, dado que se relaja y se deja trabajar al músculo uterino. Además, las mujeres que se preparan bien con el hipnoparto tienen se recuperan mucho mejor: las que lo han probado refieren una experiencia de parto más positiva y consciente.

 

Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)