¿Lactancia materna con prótesis mamarias o reducción de pecho?

Es importante el tipo de incisión y cómo se coloca la prótesis

Existe un aumento generalizado de las cirugías estéticas mamarias, principalmente las debidas a los implantes mamarios de silicona, geles o suero salino, durante el período reproductivo de la mujer. Pero hay que tener en cuenta que la lactancia materna es el método ideal para la alimentación infantil debido a los beneficios para el bebé y la madre, y que la cirugía estética en el pecho de la mujer no contraindica de forma absoluta la posibilidad de lactancia materna.

¿Es posible la lactancia con prótesis mamarias? 


Lo primero que hay que decir es que no deben colocarse implantes mamarios o realizar cirugía de reducción mamaria mientras la madre se encuentre en período de lactancia, puesto que existe un período de espera de algunos meses para poder proceder a dichas intervenciones. Las pacientes deben ser asesoradas al respecto por sus médicos. 

Hay que tener en cuenta ciertos aspectos antes de someterse a una intervención mamaria:

  • Según diferentes investigaciones las prótesis no interfieren con la lactancia materna y hay muchas madres que pueden amamantar sin ningún problema, otras lo pueden realizar parcialmente y necesitan suplementar con leche de fórmula y hay madres que no pueden amamantar por falta de producción y/o eyección de leche.
  • Clásicamente la falta de producción de leche se ha atribuido al ser portadora de prótesis, pero otras investigaciones lo atribuyen al tipo de incisión realizada cuando se hace un aumento de pecho.

Lactancia con prótesis mamarias

  • La incisión perioareolar (alrededor de la areola y del pezón) puede lesionar uno o varios conductos galactóforos y nervios necesarios para la segregación de hormonas directamente implicadas en la producción y eyección de leche (prolactina y oxitocina).

Incisiones más recomendables de cara a la lactancia

Debido a esto, se recomienda en mujeres que quieren ser madres la utilización de otras incisiones (en el surco submamario o axilar). Sin embargo, a pesar que recientes metaanálisis han objetivado una menor tasa de lactancia materna en mujeres portadoras de prótesis, parece que el principal problema a la hora del amamantamiento está  más relacionado con la hipoplasia mamaria (falta de desarrollo de la glándula mamaria) que con la cirugía propiamente dicha, incluyendo  la localización de la incisión.

Por tanto, independientemente de la incisión de la cirugía en la mama, no existe contraindicación para la lactancia materna. Lo que hay que tener en cuenta, es que un porcentaje de mujeres con hipoplasia mamaria se someterán a dichas técnicas de aumento de pecho.

Dónde se coloca el implante para posibilitar la lactancia


Lactancia e implantes de mama

  • Para mejorar y posibilitar la lactancia materna el implante mamario se suele colocar bajo el músculo pectoral mayor, puesto que el implante debajo de la glándula mamaria directamente puede presionar el tejido glandular e impedir el flujo de leche y disminuir su producción.
  • Aunque la prótesis retroglandular dificultaría la lactancia no sería una contraindicación para realizarla.
  • Tampoco se han descrito mayores tasas de mastitis en mujeres portadoras de prótesis, sí de dolor, que en ciertas ocasiones se asocia a contracturas capsulares.

Diferentes estudios han señalado que la leche materna no se contamina a causa de los materiales de implantes de silicona, gel o solución salina, a pesar de lo que se creía anteriormente. Según la AEP (Asociación Española de Pediatría) la silicona es un producto usualmente compatible con la lactancia materna puesto que la silicona tiene una absorción por vía oral o cutánea insignificante

Se observaron que los niveles medios de silicona no fueron significativamente diferentes en la leche materna de las mujeres con y sin implantes, además de inferiores a los medidos en la leche de vaca y de fórmula. 

  • Lo normal por tanto es que la lactancia se desarrolle correctamente, teniendo especial cuidado con la piel, manteniéndola hidratada. 
  • Además, la silicona es un producto ampliamente distribuido en nuestro medio para otros usos.
  • Cuando una prótesis se rompe y la silicona se difunde de forma sanguínea y linfática por el organismo, tampoco existe evidencia actualmente que pase a la leche.

Cuidado con las prótesis PIP

El gel de silicona empleado en las prótesis PIP (Poly Implant Prothèse) no alcanza el grado de calidad de un gel destinado a implantes mamarios pudiendo provocar complicaciones locales en caso de rotura. Según el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría y según riesgos hipotéticos no probados, no parece que este tipo de prótesis puedan influir en la lactancia materna, sobre todo si no existe rotura, pero siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias se aconseja la retirada de prótesis defectuosas de forma programada.

Lactancia materna tras una reducción de pecho


Cuando una mujer se somete a una reducción mamaria debe tener en cuenta que hay cierto riesgo de que la lactancia materna pueda quedar afectada. Actualmente las técnicas quirúrgicas que garanticen la vascularización adecuada y la sensibilidad del complejo areola-pezón y eviten la extirpación de la mayor cantidad posible de conductos y lóbulos glandulares tienen mejores resultados:

  • La cirugía de reducción mamaria que conserva el pedículo (o colgajo para unir tejidos) es la que tiene más garantías de preservar gran parte de esta inervación y sensibilidad, así como la integridad de estos conductos galactóforos fundamentales para un correcto amamantamiento.
  • Según diferentes estudios, técnicas de pedículo centro e inferior, que preserven abundante parénquima mamario (tejido mamario) debajo del pezón, parecen ser las mejores en mujeres interesadas en amamantar en el futuro.
  • Las mujeres que van a ser sometidas a este tipo de intervención quirúrgica deben ser informadas de la posibilidad de complicaciones en la lactancia materna,  aunque este tipo de intervención no es una contraindicación absoluta para intentar una lactancia materna exitosa de inicio.
Dra. Juana Brenes y Dra. Nuria Izquierdo
Especialistas en Obstetricia y Ginecología de la Unidad de Patología Mamaria. Unidad de Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)