Embarazada con coronavirus: qué complicaciones puede tener el bebé

07 May 2020
COVID-19: más complicaciones en bebés que en sus madres

Los bebés de embarazadas con COVID-19 tienen más posibilidades que sus madres de sufrir complicaciones a causa de esta enfermedad, según una reciente revisión de estudios.

Un estudio de la Universidad de Granada (UGR) concluye que los recién nacidos pueden tener ciertas complicaciones a causa del COVID-19 como prematuridad o bajo peso. La buena noticia es que, por el momento, no existen evidencias sobre la transmisión madre-hijo del nuevo coronavirus. Para ello, el investigador Rafael Caparrós, del Departamento de Enfermería de la UGR ha revisado todas las investigaciones aparecidas hasta la fecha tras la aparición de la pandemia.

Las conclusiones se han publicado en la Revista Española de Salud Pública, editada por Ministerio de Sanidad. El experto ha recopilado datos de diez investigaciones internacionales, utilizando diversas bases de datos científica (Web of Science, Scopus, BVS, Scielo y CUIDEN) para concluir que "el COVID-19 parece más benigno para las embarazadas que para sus bebés”. Según el informe las gestantes “parecían no presentar síntomas graves” aunque “los neonatos se veían afectados en mayor medida”. Durante las investigaciones, se reportó el caso de un recién nacido prematuro que falleció, y cuya madre sufría neumonía a causa del nuevo coronavirus.

Contagio madre-hijo, no demostrado

Por fortuna, en cuanto a la transmisión vertical (o madre-hijo), los estudios indican que no existen evidencias científicas de que se produzca. Sin embargo, todavía faltan más investigaciones que lo certifiquen. Los especialistas no han detectado virus en la placenta, el líquido amniótico ni la leche materna, por lo que se sigue recomendando la lactancia materna.

Alta precoz después del parto

A raíz de la pandemia y si el parto ha sido normal, se intenta que la madre sea dada de alta a las 24 horas, en vez de estar tres días ingresada, siempre que se cumplan ciertos requisitos de salud. Eso obliga a seguir a la nueva madre de forma más estrecha en su domicilio durante los primeros días del puerperio, como indican desde la Federación de Asociaciones de las Matronas de España (FAME). Los signos de alarma que hay que tener en cuenta en este periodo son el sangrado vaginal (mayor que una regla) o con mal olor, fiebre alta y dolor de cabeza constante.

Tampoco la indicación de parto por cesárea sigue vigente en todos los partos de mujeres con coronavirus: dar positivo en un test de COVID-19 durante el embarazo "no condiciona el tipo de parto", explican desde la FAME. Las matronas españolas también animan a la lactancia materna a las madres con coronavirus, asegurando siempre una exquisita higiene de manos, piel y ropa antes de poner al pecho al bebé. Las madres siempre deben usar mascarilla cuando amamantan a su hijo. En caso de no poder dar el pecho, se anima a las madres a extraerse la leche para el bebé o a utilizar un banco de leche materna.

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud