¿Sales de cuentas en Navidad o acabas de tener a tu bebé?

Anticípate a todos los posibles escenarios del parto

Cuando al principio del embarazo se confirma que todo está bien, hay una pregunta que siempre nos ronda por la cabeza: "¿Cuándo salgo de cuentas...?". En el momento en que nos dan una fecha probable de parto cercana a las fiestas navideñas, añadimos algunas preocupaciones a las propias del parto y posparto… A veces nos resulta agradable y graciosa esta coincidencia, pero según se acerca la fecha nos empezamos a preocupar por todo lo que supone una circunstancia tan excepcional. Al parto se añade este año la situación de pandemia por coronavirus.

Navidades 2020: sin viajar ni organizar eventos


Parir en las fiestas navideñas, cómo organizarte

Vamos a intentar organizarnos para que el parto y el posparto en Navidad no suponga un quebradero de cabeza añadido. Y, tranquila, en el hospital nunca es fiesta: aunque des a luz el día 31 de diciembre a las 24.00  tendrás a tu disposición a matronas y ginecólogos como cualquier otro día.

No es el momento de ser la anfitriona de la familia. Estas Navidades es mejor que seáis vosotros los invitados. Si prefieres que las comidas o cenas se hagan en tu casa para evitar desplazamientos deja que se ocupen otras personas de la organización.

Tampoco es el momento (debido a la pandemia y a tu embarazo) de hacer viajes largos para comer o visitar a otros familiares. Seguro que los más allegados lo entienden perfectamente. Por ello, los compromisos con conocidos es mejor posponerlos.

Maleta y bolsa de bebé, preparadas


Ten preparada tu maleta para el hospital y la bolsa del bebé desde, al menos, un mes antes de la fecha que te han dado como probable. Entre las semanas 34 y 36 de embarazo lo ideal es tener ambas listas por si te surge una amenaza de parto prematuro o cualquier tipo de complicación.

Cualquier exceso tu cuerpo lo acusará mucho mas que en tu vida normal, así que come o cena ligero y procura no trasnochar ni fatigarte en exceso. Organiza todo con tiempo suficiente. Que sales de cuentas en Navidad, lo vas a saber desde el principio del embarazo. Pero también es cierto que tener una fecha probable de parto no significa que el bebé vaya a nacer justo ese día. De todas formas, lo mejor es ser previsoras y preparar todo con suficiente antelación.

Confirma tu fecha probable de parto

¿Te apetece comprobar tu fecha probable de parto? ¿Y tus semanas del embarazo? ¿Crees que has engordado demasiado estas últimas semanas de gestación...? Para estar más tranquila, utiliza nuestras calculadoras del embarazo.

Con la calculadora fecha parto "online", te ayudamos a confirmar tu fecha de parto, introduciendo tu fecha de la última regla y haciendo clic en la pastilla "Calcular".

 

Organiza a la familia con tiempo


Es importante que todos sepan que les avisarás con tiempo cuando se desencadene el parto. Posiblemente la familia más cercana decida no realizar viajes ni desplazamientos lejanos, máxime en plena pandemia. Es importante que sepan en que momento les avisaréis. Si te pones de parto o tienes que ingresar en las fechas navideñas procura que el resto de la familia no se desplace al hospital hasta que tú y tu pareja consideréis que es un buen momento. De todas formas, a pocos de ellos (salvo a tu pareja) les dejarán pasar.

¿Dónde dejamos al hermano mayor?

Si tienes otro niño (o niños), es importante tener previsto quien se hará cargo de cuidarle el tiempo que estés ingresada. Cuenta con alguien que no tenga intención de viajar o salir de fiesta (a pesar de las restricciones existentes) y que pueda acudir a tu llamada en cualquier momento. Además, al tener vacaciones, podrán visitar todas las actividades para niños que se organizan en todas las ciudades, de manera que el hermano mayor estará más tranquilo y también será protagonista del momento.

Parto y posparto en fiestas Navideñas y celebraciones

Si empiezas a notar síntomas de preparto...

Si empiezas a tener molestias que te indican que el parto se acerca, aunque no lo veas inminente, discúlpate y no acudas a ninguna reunión que tuvieras organizada, descansa tranquila en casa y vigila que todo esté en orden.

Cómo organizar el posparto en Navidad


Cómo es el posparto en celebraciones navideñas o fiestas

Visitas de la familia en casa y hospital, bajo mínimos

  • Si finalmente has dado a luz en las fechas navideñas posiblemente tengas más visitas de las recomendables.
  • Es bastante probable que no te encuentres con ganas de tanta gente a tu alrededor, así que una buena idea es que tu pareja gestione el tema con la mayor prudencia posible, haciendo, por ejemplo, que las visitas sean más cortas.
  • Tampoco es el momento de salir vosotros de visita. Según te encuentres y si han pasado varios días del parto, puedes plantearte acudir a alguna reunión familiar, mejor si son íntimas y breves. En cuanto te encuentres fatigada, lo mejor es volver a tu casa.
  • Igualmente, si el bebé y tu os encontráis bien y te apetece podéis ir a visitar a algún familiar o que los familiares vengan a casa.
  • Ten precaución, las aglomeraciones no son especialmente recomendables para un recién nacido, así que, si se prevé que habrá mucha gente, posiblemente es mejor posponer la visita hasta que el bebé sea un poco mas mayor. Igual ocurre con las visitas en casa: mejor con muy poca gente y que sean breves.
  • Tu bebé y tú necesitáis descanso y tranquilidad. Acabáis de conoceros y necesitáis tiempo para que la vida vuelva a la calma. Estas Navidades no serán el mejor momento para cultivar la vida social. 

Déjate guiar por tu instinto

Dar a luz es siempre motivo de alegría y toda la familia quiere compartir con los papás un momento tan especial. Dar a luz en Navidad es un doble motivo de alegría, porque a la llegada del nuevo miembro de la familia se suman unas fechas entrañables en las que las familias intentan volver a juntarse y compartir todo el tiempo posible. Pero el posparto es igual en cualquier época, si no te encuentras bien, no terminas de organizarte con el bebé o la lactancia materna tener un montón de compromisos no va a ser motivo de alegría, mas bien puede convertirse en motivo de malos ratos, así que deja que el sentido común impere y haz lo que harías si no fuese Navidad.

 

Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)