Posparto: ¿Cómo lidiar con los entuertos?

Masaje de útero, tomar analgésicos y orinar a menudo

entuertos

Es verdad que el posparto inmediato no suele ser un camino de rosas por culpa de los entuertos y otros dolores (puntos de la episiotomíacesárea…), pero tu ánimo debe ser positivo.  Ver la cara de tu bebé tiene que ser una experiencia única, además de identificar lo que está ocurriendo en tu cuerpo. Te ayudamos a conocer los mecanismos con los que puedes aliviar estos incómodos entuertos. 

 

Consejos para aliviar los entuertos en el posparto


  • Masajear despacio el útero cuando no presente la contracción posparto (entuerto), puesto que eso va a facilitar que el espasmo del útero sea más continua y cuando se produzcan los entuertos fisiológicos, éstos no sean tan intensos.
  • Orinar de manera frecuente. La vejiga totalmente distendida, llena de orina, dificulta la contracción uterina, lo que produce unos entuertos más dolorosos.
  • Tomar los analgésicos más sencillos que existe actualmente en el mercado, compatibles por supuesto con la lactancia materna, pueden aliviar estas molestias que en algunas ocasiones pueden ser bastante incapacitantes.

Importante: reducen el riesgo de hemorragia posparto


Es preciso remarcar una idea que debe quedar clara: los entuertos no son nada patológico, todo lo contrario. Si no se produce una contracción uterina adecuada en el posparto, se puede desencadenar un fenómeno denominado hemorragia. Y como consecuencia de una atonía uterina, que origina el consumo de una serie de factores de coagulación, se pone en peligro la vida de la mamá. 

Por eso los obstetras y matronas, utilizamos medicación uterotónica, cuyo nombre es oxitocina, tras el nacimiento del bebé y el alumbramiento de la placenta. Así disminuye de manera relevante la hemorragia posparto, favoreciendo la aparición de entuertos. Antiguamente, la dosis empleada de oxitócicos era llamativamente mayor a la que se emplea en el momento actual en el mundo obstétrico. 

entuertos

Siempre se intenta que la contracción uterina en el posparto sea lo más rápida y eficaz posible, por lo que se está realizando una maniobra llamada alumbramiento dirigido, para acortar el tiempo que la placenta se encuentra dentro del útero tras el nacimiento del bebé.  De esta manera, se consigue que, al producirse la vacuidad uterina velozmente, también se desencadene su contracción de forma inminente, reduciéndose el sangrado posparto.  Este tipo de alumbramiento no debe verse relacionado con un incremento en la intensidad de los entuertos, pero sí en la disminución de dichas hemorragias.

Prepárate psicológicamente para el posparto

  • Intenta que los meses de embarazo sean un camino de preparación tanto física como psicológica para el momento tan bonito que vas a vivir. Es un momento lleno de novedades y cosas especiales, pero repleto de acontecimientos adicionales a ti que pueden hacerte perder la idea de lo que es realmente importante.
  • Por ejemplo, la habitación llena de acompañantes te debe hacer feliz, puesto que tienes a mucha gente que te quiere y quiere estar a tu lado en estos momentos. Pero no debes olvidar que tienes ciertas obligaciones:
    • Los momentos de las tomas de tu bebé, que deben ser tranquilas y relajadas
    • Los minutos para ir al baño, que no van a suponer nada para ti, pero te van aliviar el dolor de los entuertos y van a favorecer la reposición del útero a su lugar habitual

Disfruta y sobre todo no tengas sensación de angustia, porque lo que te está pasando o te va a pasar. Esto es lo normal, lo que les pasa a todas las mujeres que han disfrutado del momento de ser madres.

 

Dra. Miriam de la Puente
Servicio de Obstetricia y Ginecología. Hospital Clínico San Carlos (Madrid)