Cómo alimentarte si estás embarazada de gemelos o mellizos

Consejos para saber qué comer en la gestación múltiple

El embarazo de gemelos o mellizos despierta muchas preocupaciones en la futura madre. La alimentación es una de ellas, qué comer y cuánto suelen ser preguntas típicas en las consultas. A continuación damos respuestas a todas tus dudas.

El falso mito de "comer por tres"


Alimentación para embarazada de gemelos, mellizos o trillizos

El embarazo múltiple, es de decir, cuando dentro del útero de la madre crecen dos o más bebes, tiene sus propias características. En algunas ocasiones, los síntomas suelen ser más exacerbados, como las náuseas. La madre normalmente se nota mucho más cansada. La retención de líquidos suele ser mayor…

Todo eso es cierto. De hecho, las embarazadas de gemelos deben acudir con más frecuencia a las revisiones médicas. Pero al mismo tiempo existen muchos mitos con respecto a la alimentación de la embarazada de gemelos o mellizos. Y el primero es que como hay dos bebés desarrollándose tiene que comer mucho más.

En ningún caso hay que  “comer por tres”. “No está justificado que desde el primer mes la madre incremente la ingesta de calorías. Como mucho tendrá que hacerlo a partir del sexto mes de embarazo”, afirma Patricia Nevot, nutricionista del Centro Julia Farré.

“Los requerimientos son los mismos que en un embarazo único”, señala Patricia Nevot, quien añade que comer de más puede tener consecuencias negativas para la madre y para los bebés, dado que el sobrepeso y la obesidad pueden dificultar mucho el parto, ya de por sí complicado en el caso del embarazo múltiple, y la recuperación del peso en el posparto.

¿Cuánto hay que comer en el embarazo múltiple?


Es cierto que hay que comer un poco más, pero hay que tener mucho cuidado con lo que se ingiere. “La alimentación depende del trimestre”, comenta la nutricionista del Centro Julia Ferré. 

En la semana 11 de gestación, es decir, al final del primer trimestre, los fetos miden unos 4 centímetros. Más o menos como dos macarrones pequeños alineados. Pensemos: No pueden necesitar demasiada comida. Por eso no está justificado que la futura madre “atraque” la nevera desde el momento que el test de embarazo da positivo y en la primera ecografía se confirma el embarazo de dos bebés. En estos primeros meses no es necesario comer más, ni aumentar la ingesta calórica.

En el segundo trimestre, hay que comer un poco más. Pero ese “poco de más” en ningún caso se refiere a dulces, pastelería, alimentos procesados, snacks, patatas fritas tipo chips… Un yogur, una pieza de fruta, un puñado de frutos secos son buenas opciones.

En el tercer trimestre, sí que los requerimientos aumentan, otro “poco más”, pero entonces aparece otro problema. Como nos dice Patria Nevot la digestión en el embarazo gemelar “suele ser diferente, más pesada”. El útero en las gestaciones múltiples arrincona aún más el estómago de la madre, por lo que el proceso digestivo se alarga.

Una manera de solucionar esta molestia es comer varias veces al día. “Aconsejo hacer cinco comidas día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena”, dice la nutricionista), o incluso más, hasta siete”.

Consejos de nutrición para gestantes de gemelos o mellizos

¿Qué comer en el embarazo gemelar?


Dieta para embarazada de gemelos y mellizos

Aquí tienes algunas ideas para saber qué puedes tomar si eres una gestante gemelar:

Desayuno:  Para desayunar, por ejemplo, una tostada integral con aguacate, hummus o jamón dulce y  cereales, como copos de avena, según aconseja Patricia Nevot.  Hay que evitar tomar bollería industrial, cruasán o la tostada de pan blanco untada con mantequilla.

A media mañana y de merienda: Puedes tomar un yogur, una pieza de fruta o un puñado de frutos secos.

Para la comida y la cena: Patricia Nevot nos da el siguiente consejo: dividir el plato en cuatro cuartos. Dos cuartos deben ocuparlo verduras; un cuarto, alimentos con proteínas, que no siempre tiene porque ser de procedencia animal, puede ser legumbres; y el último otro cuarto alimentos ricos en hidratos de carbono, como pasta o arroz integral, patata...

Postres: También recomienda no terminar la comida con un postre lácteo, sino con fruta o un alimento rico en vitamina C porque de esta forma se aprovecha el hierro que se ha consumido a lo largo de la comida.

Qué no debe comer la embarazada de mellizos

  • Algunas clases de pescados: los grandes depredadores, como el pez espada y algunas clases de atunes, por su alto contenido en mercurio (este metal es un neurotóxico).
  • Embutidos por el riesgo de listeria y toxoplasmosis.
  • Carnes crudas o poco cocinas.
  • Lácteos no pasteurizados.

¿Cuánto engordar con la gestación múltiple?


Entre las futuras mamás, las hay que con la excusa del embarazo no se privan de nada cuando se sientan a la mesa… y cuando dan a luz descubren que pesan 10 kilos más que antes de quedarse embarazada. Otras, por el contrario, miran con espanto la báscula cada vez que engordan un kilogramo a causa de su embarazo. Saber cuánto más o menos los médicos aconsejan engordar a lo largo del embarazo gemelar para que, por un lado los bebés crezcan sanos y, por otro, la salud materna ni su línea se resientan tras el parto puede servir para marcarse un objetivo.

No obstante, como nos dice la nutricionista Patricia Nevot la ganancia de kilos “depende del peso anterior al embarazo. Podría ser entre 17 y 25 kilos, pero son cifras orientativas”. No debe coger el mismo peso una mujer con sobrepeso antes de la gestación que otra excesivamente delgada. La primera no debería engordar demasiado. La segunda es probable que su propio organismo le “pida” engordar más, o no. “Hay mecanismos naturales que regulan el  apetito. Pero hay mujeres que no se encuentran cómodas comiendo más. Se sienten agobiadas. El cuerpo es sabio y se autorregula”.

Nutrición saludable para gestantes de gemelos y mellizos

A no ser que la mujer padezca obesidad o sobrepeso, no hay que obsesionarse con los kilos. Y siempre hay que tener presente que en el embarazo, sea gemelar o único, no debe realizarse ningún tipo de régimen nutricional que implique restricción o aumento de determinados alimentos, a no ser que esos cambios sean programados por un profesional y porque exista una enfermedad asociada al embarazo, como la diabetes.

¿La embarazada de gemelos necesita más nutrientes?


Nutrientes en el embarazo gemelar

En los embarazos múltiples los requerimientos de algunos nutrientes se incrementan, pero siempre debe ser el médico quien con los resultados de los análisis de sangre indique si es necesario tomar o no suplementos.

  • Ácido fólico. La carencia de esta vitamina del grupo B se relaciona con defectos del tubo neural en el bebé, como la espina bífida, que se empieza a formar en las primeras semanas de gestación. Por eso, las autoridades sanitarias aconsejan que las mujeres que planean quedarse embarazadas tomen suplementos de esta vitamina tres meses antes del embarazo. Es decir, que en cuanto la mujer abandone los métodos anticonceptivos acuda a su médico, para que le indique la dosis a tomar. Esto es si cabe más importantes en aquellas mujeres que saben que es probable que gesten dos o más bebés, como ocurre cuando el embarazo llega a través de una fecundación in vitro.
  • Yodo. Este micronutriente es necesario para la formación de hormonas tiroideas que son fundamentales para el normal desarrollo del cerebro y el sistema nervioso de los bebés. El déficit de yodo en la madre durante la  gestación tiene consecuencias negativas e irreversibles en el desarrollo cerebral del bebé Por eso, hoy todos los especialistas recomiendan que se tomen suplementos de yodo. Tu ginecólogo te aconsejará la dosis recomendada en el caso del embarazo gemelar.
  •  Hierro. “Sí que es cierto que hay más anemia en la embarazada, pero depende del nivel de este mineral de antes de su alimentación antes y durante el embarazo. “Solo hay que suplementar por prescripción médica. Cada persona tiene sus requerimientos”, señala Patricia Nevot.
  • Calcio. Contrariamente a lo que se piensa, el organismo de la mujer embarazada es muy eficiente a la hora de aprovechar el calcio que ingiere: aprovecha más y mejor el que recibe a través de la alimentación. Ese aprovechamiento es mayor en la gestación gemelar. “En el embarazo, el calcio se regula bien”, nos explica la nutricionista del Centro Julia Ferré, quien advierte  “si haces un consumo elevado de este minera, pero no tomas el sol o no haces ejercicio no sirve de mucho”, comenta la nutricionista.

¡Tengo hambre!

 Es muy frecuente que en el embarazo gemelar, una vez pasados los primeros meses de náuseas y otros malestares, la futura mamá sienta mucha hambre. Este aumento del apetito se debe entre muchas causas al incremento en las necesidades de energía y nutrientes y al intenso desgaste metabólico al que se enfrenta en este periodo. El problema es que esa casi eterna sensación de hambre a menudo provoca que la báscula se dispare muchos kilos por encima de los necesarios. Aquí tienes algunos trucos para evitarlo:

  • Como comentábamos antes, fracciona los alimentos en 5 o 6 comidas al día para garantizar un aporte de energía de manera constante, sin periodos largos de ayuno.
  • Elige alimentos cuyo aporte calórico no sea alto y que produzcan saciedad, como las frutas y las verduras.
  • Para el “picoteo” opta por las frutas o los yogures (mejor semidesnatados y poco edulcorados), los cereales ricos en fibra o integrales, que sacian más y ayudan a regular nuestro intestino.
  • Toma mucha cantidad de líquido.

 

Caridad Ruiz
Redactora experta en Salud