Cuidados del pelo en el embarazo

El cabello: primero débil y después fuerte en la mujer embarazada

 

Cómo mantenerse bella durante la gestación

 
Cuidados embarazo: cabello Cuidados embarazo: piel Cuidados embarazo: cara Cuidados embarazo: protégete del sol

Cuida tu cabello

Piel y embarazo

Cara sin manchas

Protégete del sol

Cuidados embarazo: senos Cuidados embarazo: varices y piernas cansadas Cuidados embarazo: estrías Cuidados embarazo: hemorroides

Senos y molestias

Piernas y varices

Evita las estrías

Hemorroides

 

El pelo "delata" nuestro estado para bien y para mal. El cabello sufre una alteración durante el embarazo debido a la presencia de las hormonas placentarias, que pueden empeorar el aspecto del cabello, engrasarlo y debilitarlo o bien mejorarlo y fortalecerlo, según cada mujer y cada fase de la gestación.
 
En el primer trimestre del embarazo el pelo se debilita y se cae con más facilidad que de costumbre. Después suele adoptar un aspecto brillante y se frena su caída. Es el mejor momento para cuidarlo, ya que después del parto a muchas mujeres se les vuelve a debilitar y ofrecerá un aspecto más apagado.
 

 

 

Consejos para un cabello más saludable en el embarazo y el posparto

 
Como resultado del cambio hormonal en los ciclos del folículo piloso, el crecimiento se detiene y algunas mujeres sufren alopecia posparto (caída del cabello que se produce dos o tres meses después de haber tenido el niño). El cabello normalmente retoma su ciclo normal de crecimiento a los seis meses después del parto. No obstante, puede prolongarse después del nacimiento debido al estrés, pérdida de sangre durante el alumbramiento y por presencia de prolactina (hormona) durante la lactancia.
 
En función del tipo de pelo, también se producen unos cambios u otros: una fémina con el cabello seco notará cómo éste está más brillante y con más vitalidad. Esto se debe al aumento de la secreción de grasa del cuero cabelludo. Quien lo tenga ya de por sí graso, aún lo tendrá más y deberá lavárselo más a menudo con champús de uso frecuente. A las de cabello normal se les engrasará algo más de lo habitual.
 
A contiuación, ofrecemos unos consejos para el cuidado del cabello durante la gestación y posparto:
 
•   Mantenga una dieta con alto contenido de frutas y verduras. Una nutrición equilibrada puede ayudar a que el cabello se mantenga fuerte, protege el folículo del cabello y fomenta su crecimiento.
   
•   La vitamina B (presente en la levadura de cerveza) ayuda a fortalecer la salud del cabello y frena la caída.
   
•   Trate su cabello con suavidad cuando esté frágil y mojado. No use peines de púas finas.
   
•   Si su cabello es seco, las hormonas aumentan la secreción grasa del cuero cabelludo y le darán mucha vitalidad, fuerza y brillo. También notará una disminución en la caída del mismo.
   
•   En muchos casos el embarazo provoca que se reseque el cabello. Es recomendable aplicar un champú de efecto reparador para nutrirlo, y una mascarilla acondicionadora hidratante después del lavado, dejándola actuar durante cinco minutos).
   
•   Si su cabello es normal, utilice champús de pH neutro de uso frecuente.
   
•   Si su cabello es graso, el aumento de la secreción grasa del cuero cabelludo hará que tenga que lavarlo más frecuentemente de lo habitual. Utilice champús suaves y neutros.
   
•   En todos los casos se recomienda utilizar agua templada para lavarse el pelo, y realizar masajes que aumenten la irrigación del cuero cabelludo haciendo círculos con la yema de los dedos.
   
•   No utilice secadores, planchas y otros instrumentos calientes. Úselos sólo para retirar la humedad con temperaturas no muy elevadas.
   
•   Es conveniente peinarlo suavemente antes de acostarse.
   
•   Evite recogerse el cabello en coletas, trenzas apretadas y moños porque tiran del pelo.
   
•   No abuse de los acondicionadores, ni utilice tratamientos anticaída sin consultar con su ginecólogo, ya que su composición puede estar contraindicada durante el embarazo.
   
   
   

Tratamientos capilares en el embarazo

 
•   Tintes: la mayoría de los ginecólogos recomiendan no teñir el pelo. La coloración permanente contraindicada durante el embarazo (sobre todo durante el primer trimestre) porque estos tintes suelen contener amoniaco (sustancia altamente tóxica y perjudicial para el desarrollo del feto) y oxidantes, que puede entrar en contacto con el cuero cabelludo y llegar al feto a través de la sangre. Lo ideal es que durante el embarazo se utilicen tintes de origen vegetal o henna, que son inocuos para el bebé y además evitan posibles alergias.
   
•   Mechas: las mechas se impregnan en el cabello y no entran en contacto con el cuero cabelludo, por lo que sus elementos difícilmente afectan al feto.
   
•   Moldeados, permanentes y alisados: se recomienda evitar su utilización como precaución, ya que no se sabe cómo afectan al feto los productos químicos utilizados durante el embarazo.
 

 

 

alimentacion en el embarazo  

Cuida tu ALIMENTACION durante la gestación



La belleza empieza por dentro, somos lo que comemos. Por eso, la alimentación desempeña un papel fundamental para mantener un buen aspecto durante el embarazo.

Los expertos recomiendan seguir una dieta rica y equilibrada para evitar ganar demasiados kilos durante el embarazo:
       
  •   Mantener el cuerpo hidratado, se recomienda beber unos dos litros de agua al día.  
       
  •   Las vitaminas E, C y B5 (se encuentran en los huevos, pan integral, pescado, almendras, pipas de girasol, kiwi, fresas, naranjas...), ayudan a eliminar sustancias tóxicas del organismo, reparar y mantener los tejidos y estimular el crecimiento de la piel y las uñas.
     
  •   No tomar demasiado té ni café, ya que un exceso de cafeína es perjudicial para el buen desarrollo del bebé.