Semana 20 de embarazo gemelar monocorial: amenaza de parto prematuro

Medir el acortamiento del cuello del útero es clave para predecirlo

 
En esta visita, se deben empezar a hacer las exploraciones con medición del cuello uterino o cervocometrías. Actualmente se sabe que la medición del cuello o cérvix uterino es uno de los mejores predictores de parto prematuro. Esta medición se hace por vía vaginal introduciendo la sonda vaginal del ecógrafo. Si el cuello del útero medido por ecografía es mayor de 25 milímetros, indica que existe poca probabilidad de que te pongas de parto en un plazo de un mes. Por el contrario, un cérvix uterino menor de 25 milímetros en la semana 20 de embarazo, indica que existe un gran riesgo de que te pongas de parto en un plazo de un mes. Lo más importante que debes saber es que el acortamiento del cuello del útero se produce aunque tú no hayas notado ninguna contracción. De ahí la importancia de realizar esta exploración a toda gestante de gemelos.   Semana 20 de embarazo gemelar monocorial
 
Las gestaciones gemelares producen una distensión del útero que hace que el cuello se vaya modificando y que empecéis con contracciones mucho antes que en las gestaciones de un solo bebé.
 
La prematuridad es probablemente la complicación más importante de las gestaciones gemelares: entre un 60-70 por ciento de los bebés nacen antes de la semana 37 del embarazo y un 20 por ciento, antes de la semana 32 de gestación. Se ha comprobado que el reposo absoluto en cama no contribuye a disminuir la tasa de prematuridad. Tampoco son efectivos los óvulos de progesterona vaginales que tan bien funcionan en muchas de las gestaciones únicas. Por otra parte, la realización de un cerclaje bajo anestesia aumenta aún más el riesgo de parto prematuro y de rotura prematura de bolsa. Por tanto, actualmente la prevención de la prematuridad empieza por detectar aquellas gestantes con mayor riesgo de ponerse de parto antes de tiempo. Estas gestantes son las que presentan un cuello uterino corto, menor de 25 milímetros.
 

 

     
¿Qué podemos hacer cuando diagnósticamos un cuello uterino corto?
 
En algunos centros hospitalarios como en el Hospital la Paz de Madrid o el Hospital Vall d´Hebrón de Barcelona, se están colocando en la consulta -sin necesidad de anestesia- unos pesarios o anillos cervicales de silicona. Estos tienen un mecanismo por el cual se modifica el ángulo del cuello uterino con respecto al cuerpo uterino. Se retiran en la semana 37.
     

 

 
Lo más importante es detectar qué pacientes tienen riesgo de ponerse de parto para prevenirlo correctamente. Recuerda que en el momento que ingreses con contracciones o el cuello dilatado, ya no estaremos previniendo la amenaza de parto prematuro, sino tratándola. Antes de salir del control de la semana 20 te deben pesar y tomar la tensión.
 
 
 

Caries, salivación y embarazo gemelar

 
Con respecto a ti, las caries dentales y la sepsis bucal son más frecuentes durante el embarazo. Esto se debe al déficit de vitaminas como la riboflavina, piridoxina y folatos, que conlleva a una retención de alimentos en las muelas. Debes saber que en muchos centros de salud existe un programa gratuito de revisión bucodental para embarazadas. Lo llevan a cabo los odontólogos  y técnicos bucodentales que trabajan en centros de salud, y se realiza una vez al trimestre. Consiste en diagnosticar infecciones o alteraciones en las encías, dientes y muelas, pero no se encargan de empastar ni de extraer piezas dentarias en caso de encontrarlas alteradas.
 
 
     
  También hay gestantes que refieren en esta semana un aumento de la salivación y puede aparecer al principio del embarazo manteniéndose hasta el parto.  
     
 
 
Esta salivación profusa llamada hipersialorrea o ptialismo parece deberse a una aumento en los niveles de estrógenos. Se recomienda realizar enjuagues con soluciones astringentes y abandonar el tabaco. En algunas ocasiones es preciso administrar fármacos colinérgicos (para evitar la salivación).