Calcula tu peso ideal  
  en el embarazo  
     

Embarazo Semana 10

Durante el embarazo

CAMBIOS EN TU HIJO:

En la semana 10 de embarazo la longitud del embrión es de 3 a 4cm y su peso de 5gr. A partir de esta semana, ya podemos determinar el peso del embrión, ya que antes es demasiado pequeño para diferenciar el peso semana a semana.

El embrión; cada vez tiene más forma humana y se distingue el brazo y el antebrazo, así como las manos que se abren y se cierran y están a la altura de la boca.

La cara es más redondeada. Los ojos permanecen cerrados y la boca se abre y cierra. La mineralización de los huesos progresa intensamente, sobre todo en el cráneo.

CAMBIOS EN LA MADRE:

Ya empieza a notarse algo de tripita, aunque los demás no lo aprecien. Es raro que en la semana diez hayas engordado más de 2 kilos. Lo idóneo es engordar entre kilo y kilo y medio al mes. Es importante recordar que el embarazo no es el momento de ponerse a hacer dieta ni regímenes especiales.

Emocionalmente te encuentras distinta. Lloras con mucha facilidad y te emocionas con cosas y acontecimientos que antes no lo hacías. Estás más sensible.

Durante la semana 10 de embarazo, las mamas están aumentadas de tamaño. Te molestan tus sujetadores normales y es momento de ponerte unos especiales propios de embarazada; pero no de lactancia.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS DURANTE LA SEMANA 10 DE EMBARAZO:

La ecografía muestra un embrión con sus brazos y sus piernas, siendo más difícil identificar manos y pies. Se observa la cabeza con las estructuras intracraneales y el corazón latiendo muy rápido (entre 120 y 160 latidos por minuto). Aún tiene la hernia umbilical fisiológica. Con Eco-Doppler se puede distinguir la circulación sanguínea fetal de la materna.

En el caso de detectarse por ecografía alguna anomalía en el embrión, existe una prueba para confirmar el diagnóstico: la biopsia corial. Consiste en extirpar; con unas pequeñas pinzas parte de las vellosidades placentarias a través del cuello del útero y determinar a través de ellas posibles anomalías genéticas como el síndrome de Down. Las ventajas de la biopsia corial frente a la amniocentesis son que se realiza; unas semanas antes (entre la semana 9 y 11) y que el resultado tarda menos tiempo (aproximadamente una semana). El riesgo de aborto de esta prueba es de un 1 a un 2%. La biopsia corial también se realiza si hay antecedentes de un hijo con alguna cromosomopatía o alteración genética.