Embarazo Semana 14

Durante el embarazo

CAMBIOS EN EL HIJO:

En la semana 14 de embarazo el feto ya mide entre 8 y 9cm y su peso es de 25 gramos.

El cuello empieza a elongarse y eso hace que las orejas se desplacen hacia arriba. La cabeza sigue estando flexionada, de tal forma que la barbilla está constantemente tocando el pecho. Aparecen los labios en la boca. Los ojos siguen cerrados.

La piel es muy fina, por lo que brillan los vasos sanguíneos a través de la superficie del cuerpo.

CAMBIOS EN LA MADRE:

Notarás que las encías te sangran más frecuentemente con el cepillado de los dientes. Esto se debe a un engrosamiento de las mismas y una mayor vascularización (capilares sanguíneos). Es importante el lavado bucal con un cepillo de púas blandas y un dentífrico especial para encías sensibles. Un enjuague bucal después del cepillado puede ayudarte a cuidar tus encías.

A nivel de la nariz ocurre lo mismo. El aumento de los vasos sanguíneos a nivel de las paredes nasales, hace que puedas sangrar con mayor facilidad al sonarte.

El sangrado a través de las encías se llama gingivirragia y el nasal epistaxis.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS EN LA SEMANA 14 DE EMBARAZO:

En la ecografía de las 14 semanas de embarazo, se aprecian los cristalinos dentro de los ojos. Se pueden diferenciar distintas estructuras cerebrales.

Con aparatos de alta resolución, pueden contarse los dedos de la mano, siempre que el feto nos los muestre.