"Tengo el virus del papiloma humano, ¿puedo quedarme embarazada?"

5
0
Embarazo con infección por virus del papiloma humano o VPH
26 Mar 2019

El padecer una infección por virus de papiloma humano (VPH) es altamente frecuente y es una de las primeras causas de enfermedad por transmisión sexual. Tiene una prevalencia tan alta que alrededor de un tercio de las mujeres entre  18 y 25 años se encuentra infectada por VPH. Dada su alta prevalencia, es muy probable que una mujer gestante se encuentre además infectada por este virus. Padecer VPH no afecta a la fertilidad femenina. La capacidad reproductiva de la mujer no se ve mermada, ni aumenta tampoco la probabilidad de que, en el caso de quedar embarazada, aumente la tasa de abortos ni de malformaciones fetales.

¿Más cáncer de cérvix?

La importancia del VPH estriba en que es condición indispensable para desarrollar un cáncer de cuello uterino. Pero sólo una parte mujeres infectadas por el virus del papiloma humano sufrirán cáncer de cérvix. De hecho, la gran inmensa mayoría de mujeres no desarrollarán un tumor porque hasta un 90% de las pacientes afectadas serán capaces de deshacerse de la infección por ellas mismas sin necesidad de ningún tratamiento.

Se espera que la prevalencia de VPH vaya disminuyendo progresivamente conforme aumente la edad de las mujeres que fueron vacunadas previa a su adolescencia e inicio de actividad sexual. Este efecto ya se ha demostrado en otros países como Australia cuyas políticas de vacunación preventiva de VPH se iniciaron años antes que en España.

Este potencial efecto cancerígeno es el que justifica la existencia de un programa de cribado nacional que puede variar según comunidades autónomas en su aplicación. Consiste en realizar citologías de forma periódica o determinaciones de VPH de forma periódica a través de toma de muestra de cérvix uterino de las mujeres. El objetivo es establecer si padecen VPH, y en caso positivo, si existe alguna lesión asociada al virus. Para poder curarse se recomienda una vida saludable en todos las aspectos, dietéticos, físicos, psíquicos, etc. además de recomendar la vacunación preventiva a toda población femenina. 

Conización: Espera unos meses para el embarazo

En ocasiones, a algunas mujeres que han sido diagnosticadas de VPH se les recomienda esperar un determinado tiempo para buscar embarazo. Habitualmente estas recomendaciones se fundamentan si se ha realizado alguna actividad terapéutica como pueden ser las conizaciones. Las conizaciones cervicales son pequeñas intervenciones sobre el cuello del útero para extirpar las lesiones derivadas del virus del papiloma humano. Aunque suelen ser seguras, puede aumentar la probabilidad de que la mujer pueda tener un parto prematuro. Por ello, habitualmente se recomienda evitar gestación en los meses siguientes a una intervención de ese tipo.

En el caso de que la mujer haya decidido vacunarse, el periodo que debe de esperar para buscar embarazo es tan sólo el del periodo de las dosis de recuerdo. Se administra una primera dosis, otra entre el mes y dos meses de la administración de la primera y por último a los 6 meses. Al tratarse una vacuna con virus inactivos, no existe riesgo de que estos afecten al bebé, por lo que la búsqueda de embarazo podría iniciarse tras la administración de esta última dosis de los 6 meses.

No podemos terminar sin recomendar a todas las mujeres jóvenes que de modo preventivo, además de realizar sus revisiones de cribado periódicas con citología o similar, se vacunen antes de comenzar sus relaciones sexuales o incluso una vez iniciadas. Otro consejo es emplear métodos de barrera como el preservativo masculino, ya que disminuyen la posibilidad de contagio.

Dra. Diana Cuenca
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.