Mis fechas no coinciden con las del ginecólogo

688
Fecha de parto: Mis fechas no coinciden con las del ginecólogo
08 Sep 2021

Un embarazo normal tiene una duración de entre 37 y 40 semanas, aunque puede prolongarse dos semanas más. Esta duración se estima desde la fecha de última regla (o FUR) que es un hecho fácil de detectarse por la mujer y que se ha utilizado desde siempre para el cálculo de la edad gestacional.

Fecha de concepción: de 10 a 20 días desde la regla

Pero muchas parejas confunden el inicio del cómputo de estas semanas desde la fecha de concepción. Realmente la fecha de concepción suele ser unos 10 a 20 días aproximadamente desde la última menstruación y depende de la duración del ciclo de cada mujer. Muchas veces esta confusión hace pensar a las parejas que se encuentran embarazadas de menos semanas de gestación.

"Mis fechas no coinciden con las del ginecólogo"

Seguro que muchas mujeres embarazas se identificarán con el título de este "post": ¿Por qué mis fechas no coinciden con las del ginecólogo? Es muy frecuente que las embarazadas acudan a la consulta o al servicio de urgencias en el momento en el que sospechan que se han puesto de parto. Y cuando dice la fecha en la que sale de cuentas (fecha probable de parto ), o cumple 40 semanas completas de gestación, es distinta que la que dice su ginecólogo.  

Otras muchas mujeres refieren que el ginecólogo le recomendó recordar una nueva fecha de última regla (FUR) que coincide con los cálculos médicos. Es la denominada fecha de última regla corregida o calculada por ecografía. Estas mujeres, al ser preguntadas por su FUR, contestan que su última regla no coincide con la que le dice el ginecólogo y no conocen la explicación a ello. Nuestra intención es entender a partir de este momento el porqué de estas discrepancias.

¿ Y si tengo sangrados o ciclos irregulares?

La diferencia de fechas se debe principalmente a que el momento en el que se consigue la gestación es difícil de establecer únicamente por la fecha de última regla. Muchas mujeres pueden presentar sangrados durante las primeras semanas de embarazo, cuando aún no conocen si están embarazadas o no, que puedan hacerles confundir este sangrado como una regla normal y, por lo tanto, calcular de forma errónea el tiempo de embarazo.

Asimismo, las mujeres que tienen periodos menstruales irregulares van a presentar más margen de error al intentar determinar su fecha de última regla. Aunque una mujer tenga ciclos regulares, el momento exacto de la ovulación y de la concepción puede ser variable. En cambio, establecer la fecha de concepción de forma exacta, es mucho más sencillo de realizar mediante la realización de una ecografía en el primer trimestre de embarazo.

La clave, la CRL o medida del embrión

  • La ecografía permite medir la longitud de un embrión durante las primeras semanas de desarrollo embrionario. La longitud cráneo-raquis, craneocaudal o CRL es una medida ecográfica de la longitud del embrión y que se correlaciona de forma muy estrecha con el tiempo de desarrollo embrionario con un margen de error muy pequeño, de tan sólo dos días más o menos.
  • Uno de los objetivos de la ecografía del primer trimestre es establecer la edad gestacional, es decir el tiempo de desarrollo del embrión. Esta medida es muy sencilla y se correlaciona de forma más estrecha cuanto más temprana es la ecografía del primer trimestre.
  • Cuando van pasando semanas de embarazo y la edad gestacional es mayor este parámetro ecográfico pierde fuerza y se asocia de forma más débil con la edad gestacional. Por ello, cuando una mujer no conoce exactamente de cuánto tiempo está embarazada y acude a la ecografía del primer trimestre de forma tardía deben emplearse otros parámetros ecográficos diferentes para establecer el tiempo correcto de desarrollo embrionario.

Por qué la medida más fiable es el tamaño del embrión

Al considerarse el CRL un parámetro tan fiable, los obstetras lo consideramos como el mejor para establecer la edad gestacional y recalcular la fecha de última regla que debe recordar la mujer embarazada para todo el seguimiento de su embarazo y para determinar su fecha probable de parto.

Una explicación a los embarazos de más de 40 semanas

Este hecho juega un papel fundamental en los embarazos que se prolongan más allá de la semana 40 o en los casos de crecimiento fetal deficiente o excesivo. En muchas ocasiones un simple error en la datación del embarazo puede explicar perfectamente que no nos encontremos ante un embarazo prolongado o ante un bebé pequeño, sino que simplemente sea una mujer embarazada de menos semanas. Este error desaparece cuando conocemos el CRL exacto, que nos determina de forma fiable la edad gestacional. 

Dra. Diana Cuenca
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)