¿Estoy embarazada o me va a venir la regla?

1910
estoy embarazada o tengo síntomas premenstruales
30 Ago 2021

A veces es muy difícil diferenciar si lo que tu cuerpo está experimentando son los síntomas propios de la menstruación con la que comienza un nuevo ciclo o son característicos de un incipiente embarazo. Nos gustaría intentar diferenciar dichas señales con claridad y precisión.

¿Hay algún síntoma singular que me pueda hacer sospechar del embarazo?

Ya sabemos que en estas primeras semanas es muy difícil identificar las señales que emite nuestro cuerpo. Quizá puedas diferenciarlas si detectas una hipersensibilidad a los olores que no tenías antes. También puedes notar un cambio en los sabores, sin que haya una razón aparente. Y además, puede que identifiques una sensación que yo no definiría como náuseas, sino de “estomago levantado”: es como un “hormigueo gástrico”, una sensación de hambre un poco dolorosa, pero sin hambre. La tensión mamaria puede ser otro de los primeros signos que anuncian tu embarazo.

Señales peculiares de que puedes estar embarazada

Explicamos con más detalle los síntomas singulares de embarazo para que puedas identificarlos:

  • Como hemos visto, en las primeras semanas de gestación puede existir una hipersensibilidad generalizada o una exacerbación de los órganos de los sentidos. Lo más frecuente y habitual es la hipersensibilidad a los olores que pueden incluso hacerlos desagradables o intolerables. También es frecuente un cambio en el sentido del gusto que puede influir en la alimentación, haciéndola desagradable en ocasiones y favoreciendo la aparición de náuseas.
  • Las náuseas y los vómitos son de los síntomas más frecuentes en el embarazo y que hacen sospechar a muchas mujeres que pudieran estarlo. Es un síntoma que en pocas ocasiones ocurre en el síndrome premenstrual, a no ser que el dolor asociado sea muy intenso.
  • Aumento de la sensibilidad mamaria (e ingurgitación mamaria). Aunque puede ocurrir un cierto aumento de la sensibilidad de las mamas en el síndrome premenstrual, es más intenso en caso de embarazo incipiente y suele además asociar un aumento del tamaño mamario.
  • Somnolencia o cansancio excesivo. Es relativamente habitual que en las primeras semanas los efectos de la hormona progesterona generen sensación de cansancio, leve mareo y aumenten la necesidad de horas de sueño. Este es una síntoma que raramente aparece en el síndrome premenstrual.

Cuáles son los signos del síndrome premenstrual 

Son todos los cambios que acontecen previos a la llegada de la regla y afectan a diferentes esferas de tu vida.

  • 1. En primer lugar, se produce una alteración en el estado de ánimo, que supone fundamentalmente, irritabilidad, mal humor, nerviosismo, inseguridad… y que puede repercutir en tu vida personal.
  • 2. Por otro lado, se favorece la retención de líquidos: te encuentras más hinchada, la ropa te queda más ajustada.
  • 3. A su vez, se asocia con un cuadro de dolor en el hipogastrio, es decir, el piso abdominal inferior, lo que se conoce comúnmente como "la zona de los ovarios". Este dolor es punzante, tipo cólico y cede con la toma de analgésicos.
  • 4. En algunas ocasiones se puede unir un cuadro de dolor de cabeza o cefalea intensa, 24 a 48 horas antes del primer día de la menstruación. Vamos, un sin fin de buenas nuevas que cada mes nos recuerda el comienzo de un nuevo ciclo para poder quedarte embarazada y tener tu bebé.
  • 5. Sin lugar a dudas, el síntoma más importante y concluyente para conocer que lo que estás sufriendo es un síndrome premenstrual es el manchado de la regla.

También puede ocurrir que una mujer que nunca ha padecido molestias premenstruales o un síndrome premenstrual como tal de forma habitual, los presente en un mes concreto y le haga sospechar erróneamente de embarazo. O, por el contrario, que una embarazada pueda confundir un leve sangrado con una menstruación normal.

Estos son todos los síntomas de embarazo que puedes notar

Pero, cuando una pareja está esperando concebir un bebé, es de gran importancia poder diferenciar si lo que está sufriendo la futura mamá, se relaciona con los primeros signos de un embarazo o, por el contrario, son los indicadores de que va a tener que esperar un mes más para iniciar la trayectoria de su gran sueño, su embarazo.

De hecho muchas mujeres, durante la fase de espera de la concepción, el día que les viene la regla lo viven como un auténtico sufrimiento, una verdadera desdicha y una desilusión. Esta no es la actitud correcta: lo ideal es sobreponerte a la realidad y disfrutar con tu pareja en la búsqueda de tu proyecto más preciado.

  • 1. Al principio de la gestación, algunas mujeres padecen alteraciones muy parecidas a la llegada de la regla. La irritabilidad, el insomnio y el cansancio generalizado, la falta de apetito por sensación de pesadez en el estómago, el acúmulo de gases, más enfatizado al final del día, son síntomas muy característicos de las primeras semanas de embarazo .
  • 2. Es cierto que las náuseas y los vómitos asociados con la gestación, la emesis gravídica , en algunas ocasiones se producen de manera temprana, pero por regla general son más tardíos.
  • 3. Lo que sí es bastante frecuente es la molestia gástrica asociada a incomodidad.
  • 4. Muchas veces, dicho malestar viene acaecido por la hipersensibilidad olfativa, como hemos comentado, que sufren las embarazadas, que hasta tu colonia favorita, o lo que es peor, la de tu pareja, que antes te encantaba, ahora eres capaz de aborrecerla.
  • 5. Otra característica que puede encontrarse durante las primeras semanas de embarazo son las llamadas "molestias abajo" y, que son más frecuentes en aquellas mujeres que tienen el útero colocado en retroversión -útero con el fondo en dirección al sacro, en vez de a la vejiga-, debido a que, al ir creciendo paulatinamente, tiende a enderezarse. No te preocupes, este ligero dolor abdominal es normal, a no ser esté asociado a manchado de sangre, que en ningún caso es fisiológico en el embarazo.

Muy importante: Si estás buscando embarazo o piensas que podrías estar gestando, debes evitar la toma de cualquier medicamento hasta descartar la gestación.

Embarazada sin síntomas: no es peligroso

La verdad es que descrito así, parece que todas las mujeres que se quedan embarazadas tienen alguna cosa que les dificulta su actividad diaria o que les hace recordar continuamente que están o pueden estar embarazadas; esto no es cierto.

Puede ser que sea una mujer que haya quedado embarazada y que no presente síntomas. Porque el embarazo sin síntomas es completamente normal y no refleja ningún riesgo para el embarazo, ni implica que tenga peor pronóstico. En muchas ocasiones, nuestra gestante viene encantada a la consulta porque no padece nada de lo descrito previamente y sólo sabe que está embarazada por dos motivos:

  • El primero de ellos porque no ha tenido la menstruación correspondiente. [Hay raras ocasiones en las que se aparentemente  se puede tener un embarazo con una regla en marcha: en realidad se trataría del sangrado de implantación embrionaria, un manchado que puede confundirse con una menstruación superficial. Insistimos en que la mujer estaría embarazada en este caso, aunque la paciente aún no lo sabe].
  • El segundo motivo es que se ha realizado la prueba de embarazo y ha resultado positiva.

¿Sangrado de implantación o manchados intermitentes?

Además del primer sangrado de implantación que puede presentar una mujer embarazada y puede confundirlo con la menstruación, pueden ocurrir otros manchados intermitentes en el embarazo:

  • En ningún caso estos sangrados corresponden a una menstruación, ya que no se puede producir al estar la mujer gestando un bebé.
  • Estos manchados suelen ser escasos, muy irregulares y en cantidad inferior al de una regla.
  • Su origen puede ser variable, aunque lo más habitual es que procedan de la mucosa del cuello del útero y de la vagina, muy vascularizados durante la gestación.
  • Pueden ser sangrados que procedan del interior uterino, y por ello, podrían tener relación con alguna patología del embarazo.
  • Muy importante: Ante un sangrado en una mujer con un test de embarazo positivo, siempre debemos de solicitar una valoración por un ginecólogo.

Confirma tus sospechas con un test de embarazo

No te plantees muchas dudas con respecto a lo que sientes en tu cuerpo, deja pasar los días y cuando haya transcurrido un tiempo prudencial sin que te haya venido la regla, realízate un test de embarazo y confirma lo que con tantas ganas has buscado, ¡tu bebé! Recuerda no hacerte la prueba del embarazo antes de las 5 o 6 semanas sin tener el periodo para que el resultado sea fiable. Y en caso de mujeres que presentes ciclos más largos, este periodo para realizar el test de embarazo debería ser superior, tanto mayor cuanto más largos sean sus ciclos.

Dra. Miriam de la Puente y Dra. Diana Cuenca
Ginecólogas del Hospital Clínico San Carlos y Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid) respectivamente