¿Me pongo faja posparto, sí o no? Cómo recuperar la figura

0
0
faja postparto
14 Ene 2015

"¿Me pongo faja posparto, sí o no?" Cuántas veces vemos a la "celebrity" que acaba de dar a luz con una recuperación de la figura a los pocos meses... gracias a sus entrenadores personales y nutricionistas que les diseñan una dieta específica, entre otras cosas. Nada es comparable a la recuperación normal de una mamá.

Cuándo ponerse la faja posparto 
Una de las primeras dudas que nos surgen es cuándo empezar a ponernos una faja tras el parto: .

  • No inmediatamente. La utilización de fajas de manera indiscriminada no se recomienda en el puerperio inmediato. La distensión abdominal y el aumento del tamaño uterino durante el embarazo se producen de manera fisiológica y se precisa un tiempo prudencial para la recuperación natural de la distribución de los órganos abdominales y de los músculos de dicha zona. Tras un parto vaginal puede iniciarse esta práctica un poco antes de acabar la cuarentena.
  • Con cesárea, después de la cuarentena. Pero a las madres cuyos bebés han nacido mediante cesárea se les aconseja que el empleo de las fajas no sea antes de finalizar la cuarentena.

Ejercicio físico para recuperar el abdomen 
Debes saber que lo que realmente va a ayudarte a mantener tu forma física previa al embarazo es el ejercicio físico, aunque pienses que es imposible con tantas tareas como tienes que hacer con tu recién nacido es necesario que practicas algún tipo de actividad. Te podemos aconsejar algún tipo de ejercicio que se vaya con tu estilo de vida:

  • Si en tu vida diaria, tienes la oportunidad de contar con un poco de ayuda externa para cuidar a tu bebé, a lo mejor puedes realizar actividades al aire libre, que van a ayudar a despejar tu mente, como el "running", o bien, la natación, que es un manera de fortalecer toda tu musculatura de manera armónica. Si ibas previamente al gimnasio, puedes realizar las tablas que te indique tu entrenador personal, siempre teniendo en cuenta el tiempo de posparto en el que te encuentres.
  • Si, por el contrario, tu día a día gira en torno a tu recién nacido y no puedes tener la colaboración de alguien que se quede al cuidado del mismo, aprovecha cada momento para disfrutar de tu bebé con:
    • El paseo diario, puesto que a los niños se les aconseja sacar a dar un paseo todos los días por zonas verdes, si es posible, es el momento para que camines, al menos una hora, a buen ritmo y bien equipada, para evitar lesiones.
    • Existen clases de Pilates y yoga con bebés, donde la participación de tu recién nacido es indispensable para realizar los ejercicios que te indica el monitor, creando una esfera de intimidad, que además puedes extender a tu casa y a cualquier ratito.
  • Tanto en un caso como en otro y, no sólo para fortalecer la musculatura abdominal, reducir esa tripita que nos sobra, sino también para rehabilitar los posibles prolapsos del suelo pélvico o incontinencias urinarias que pueden surgir tras el parto, la cesárea o por el mero hecho de haber estado embarazada, es muy aconsejable realizar abdominales hipopresivos. No te asustes, no vas a tener que tirarte en el suelo y hacer verdaderos esfuerzos para recuperar tu tipo. A lo mejor solo necesitas a alguien que te indique cómo se realizan y verás los resultados de manera rápida.


Todos estos son pequeños consejos que puedes aplicar en tu vida diaria, pero lo más importante es saber cuándo comenzar a hacerlos. Por supuesto, no tiene que entrarte la locura de conseguir estar como antes nada más parir: no, no es necesario, ni indispensable, de hecho es contraproducente. Siempre es aconsejable esperar el primer mes o incluso la cuarentena, para iniciar cualquier tipo de actividad física o el empleo de cualquier faja reductora. Pero seguro que lo conseguirás.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.