Por qué es tan importante tomar vitamina D durante el embarazo

La s gestantes sufren déficit de esta vitamina a menudo

El déficit de vitamina D durante la gestación se ha relacionado con diferentes complicaciones materno fetales como preeclampsia, diabetes gestacional, prematuridad o bajo peso del bebé al nacer.

Embarazo, sol y carencia de vitamina D

En los últimos años ha aumentado el interés por la vitamina D debido a su implicación no sólo en el metabolismo del calcio, sino también en el desarrollo de enfermedades infecciosas, autoinmunes, diabetes tipo 2 e hipertensión arterial. Este interés es creciente debido a múltiples estudios que han constatado que la población sana presenta concentraciones séricas insuficientes de vitamina D con más frecuencia de la que cabría esperar.

La causa más importante de hipovitaminosis D es la falta de exposición al sol, por lo que en países mediterráneos como el nuestro, con numerosas horas de sol a lo largo del año, este problema apenas debería existir. Sin embargo, estudios realizados en nuestro país confirman la insuficiencia de vitamina D en la población sana tanto de adultos como de niños y de embarazadas.

Falta de vitamina D y complicaciones del embarazo

Durante el embarazo, el déficit de vitamina D se ha relacionado con diferentes complicaciones tanto maternas como fetales. El desarrollo de hipertensión gestacional y preeclampsia  (hipertensión arterial y proteínas en la orina) en gestantes con niveles bajos de vitamina D ha sido ampliamente estudiado, llegándose a describir un riesgo cinco veces mayor de preeclampsia en embarazadas con niveles de vitamina D por debajo de 50 nmol/l. La diabetes gestacional, la realización de una cesárea en el primer embarazo, la prematuridad y el bajo peso al nacimiento también se han relacionado con la hipovitaminosis D.

Alimentos ricos en vitamina D para embarazadas

Los suplementos prenatales ayudan

La administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo está asociada a un incremento de los niveles séricos de vitamina D y del peso y la talla del feto al nacimiento según metaanálisis recientes. Actualmente la mayoría de los complejos polivitamínicos que se administran a las embarazadas incluyen vitamina D3 con una dosis de 5 microgramos/día (200 unidades/día) de colecalciferol.

¿Pero realmente las dosis que se prescriben son suficientes para conseguir unos niveles séricos adecuados de vitamina D en las embarazadas? ¿Las embarazadas de gemelos tienen niveles séricos más bajos de vitamina D debido a que las necesidades de dos fetos siempre son mayores que las de uno?

Estudio sobre vitamina D y embarazo en Madrid

Para contestar a estas preguntas  llevamos a cabo un estudio en el Hospital La Paz (Madrid) entre marzo de 2012 y febrero de 2014  donde se midieron los niveles de vitamina D en un total de 227 gestantes: 130 (57%) embarazos únicos y 97 (43%) gemelares:

  • Ninguna de la gestantes era fumadora, obesa (Índice de masa corporal ³30 kg/m2 ), hipertensa ni diabética.
  • A todas se les administró un complejo polivitamínico que incluía una dosis diaria de vitamina D3 (colecalciferol) de 5 microgramos/día durante al menos tres semanas previas a la determinación de vitamina D.
  • Se midieron los niveles séricos de vitamina D al final del  primer trimestre de la gestación (entre las 12 y las 14 semanas). Se clasificaron en normales (> 30 ng/mL), insuficientes (entre 15 y 30 ng/mL) y deficientes (menos de 15 ng/mL).

Gestante toma polivitamínicos

La media de los niveles de vitamina D fue de 21,25 ± 9,01 ng/mL estando en el rango de insuficiente. Sólo  un 11% (25/227) de las gestantes presentaron niveles adecuados o normales de vitamina D, mientras que el 63% (143/227) presentaban niveles insuficientes y un 26% (59/227) presentaron niveles deficientes. 

Resultado: gestantes con déficit de vitamina D en Madrid

No se encontraron diferencias significativas entre los niveles de vitamina D en embarazos únicos y gemelares. Por tanto, con los resultados de este estudio podemos concluir que los niveles de vitamina D  séricos en la población gestante del área Norte de Madrid  son insuficientes. Estos hallazgos fueron muy llamativos, ya que pensamos que en una ciudad como Madrid, con bastante sol en todo el año, los niveles de vitamina D iban a ser mayores.

Gestantes con déficit de vitamina D

Gestantes múltiples, menos vitamina D

Estudios recientes han demostrado que en las embarazadas con gestaciones múltiples se multiplica por 6 el riesgo de hipovitaminosis D por lo que recientemente se está planteando suplir con vitamina D a todas las gestantes de gemelos y trillizosActualmente no hay datos suficientes para recomendar un cribado rutinario de vitamina D a todas las embarazadas, aunque cada vez más ginecólogos están empezando a solicitar los niveles de vitamina D en las gestantes.

¿A qué embarazadas se aconseja solicitar los niveles de vitamina D? 

A aquellas gestantes con mayor riesgo de hipovitaminosis D como obesas, con factores de riesgo de preeclampsia (preeclampsia en embarazo previo, síndrome antifosfolípido, hipertensión crónica entre otras), pacientes con poca exposición al sol o las que han sido sometidas a cirugías gastrointestinales, raza negra, mujeres árabes muy cubiertas con ropa, gestantes mayores de 40 años, enfermedades infecciosas (como VIH) y gestantes de gemelos. Podría recomendarse esta determinación al inicio de la gestación.

Es importante aclarar que los niveles normales de vitamina D no siempre evitan el desarrollo de hipertensión, preeclampsia, diabetes gestacional o bajo peso al nacer, ya que existen otros mecanismos fisiopatológicos que también desencadenan dichas complicaciones obstétricas. En nuestro país, la vitamina D no se prescribe de forma habitual a las gestantes; en los casos en los que se administran polivitamínicos para el embarazo, la dosis diaria es de 5 microgramos (200 unidades) de colecalciferol, que podría resultar insuficiente a la vista de los resultados del estudio referido.

Lista de alimentos ricos en vitamina D para gestantes


Dieta rica en vitamina D para embarazadas

Una dieta que incluya alimentos con vitamina D es interesante pero no llega a suplir un déficit diagnosticado de esta vitamina. No hay muchos alimentos que la contengan en grandes cantidades significativas. Toma nota de estas ideas para incluir en tus menús:

  • Huevos (especialmente la yema)
  • Leche
  • Mantequilla, queso, yogur y otros lácteos
  • Vegetal: guisantes, champiñones, aguacate o germen de trigo
  • Pescados (de tamaño pequeño o mediano): sardinas y salmón

 

Dra. María de la Calle Fernández-Miranda
Jefe de Sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz (Madrid)