Lo que sabe la Ciencia sobre coronavirus y embarazo

19 Mar 2020
Embarazo coronavirus: consejos de Sanidad

Los especialistas tratan de anticipar los efectos del nuevo coronavirus, que causa el COVID-19, en la embarazada y el feto. Según el diario Medscape, aunque todavía es pronto para “determinar explícitamente sus efectos”, sí se puede anticipar su impacto potencial, comparando los efectos en embarazadas de otros síndromes epidémicos anteriores: el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) y el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS-CoV). La recomendación final de los expertos es que el "seguimiento prolongado" de las madres y bebés que se infecten por este coronavirus para poder extraer conclusiones. Un reciente estudio clínico realizado en China sí que detecta ciertos síntomas respiratorios, fiebre y prematuridad en bebés nacidos de madres con coronavirus, pero los niños no están infectados.

Posibles complicaciones durante la gestación

Para realizar dicha comparación, los especialistas se han basado en la carta publicada en la versión electrónica de la revista The Lancet“Se sabe que los miembros de la familia del coronavirus responsables del síndrome respiratorio agudo severo y el síndrome respiratorio del Medio Oriente son responsables de complicaciones graves durante el embarazo”.

Los expertos concluyen que el COVID-19 parece tener un "potencial patogénico" similar a de los citados virus respiratorios. Por ello, estiman que "las embarazadas tienen un mayor riesgo de infecciones graves". Además, añaden en este documento que "los coronavirus tienen el potencial de causar resultados adversos maternos y/o perinatales severos". Por eso recomiendan que se siga de forma prolongada a todas las madres y bebés que hayan entrado en contacto con el nuevo coronavirus.

Síntomas y signos de alarma del COVID-19

¿Podemos anticipar estas complicaciones del embarazo de alguna forma? No, según The Lancet: "No existen signos clínicos específicos de infecciones por coronavirus que precedan a las complicaciones graves [de la gestación]". Los síntomas generales más comunes de infección por coronavirus son fiebre, tos y sensación de falta de aire, que pueden acompañarse de diarrea y dolor abdominal. En los casos más graves, la infección puede provocar neumonía, problemas importantes para respirar o fallos renales, incluso la muerte.

Resultado de estudio con 10 bebés en China

El ginecólogo Jan Tesarik, de la Clínica MARGen de Granada, aconseja preocuparse especialmente de las embarazadas que tienen síntomas como tos, fiebre o complicaciones respiratorias: "Habría -explica que realizar un test de coronavirus a las gestantes con síntomas compatibles y avisar al equipo de neonatólogos para estar preparados de cara al parto". Esta recomendación tiene su porqué. Un estudio clínico que acaba de publicarse en la revista Translational Pediatrics, realizado por médicos y pediatras chinos revela que de los 10 bebés estudiados (hijos de madres con coronavirus), 6 de ellos fueron prematuros. Además, 6 de los neonatos presentaron síntomas de dificultad respiratoria y 2 bebés tenían fiebre; otros dos niños mostraron vómitos y taquicardia. Según esta investigación la infección perinatal por el coronavirus puede ocasionar, entre otros síntomas, sufrimiento fetal, parto prematuro, dificultad para respirar, trombocitopenia o anomalías hepáticas.

También PubMed ha reportado el caso de un bebé nacido en China a finales de 2019 de forma prematura, en la semana 30 de gestación, pero sin rastro de coronavirus, aunque su madre sí estaba infectada. Otro bebé nacido en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo acaba de dar negativo en las pruebas del COVID-19, aunque su madre está enferma. Ha nacido en la semana 35 y por cesárea, para minimizar el contacto en el parto. Son buenas noticias para los investigadores.

¿El coronavirus atraviesa la barrera placentaria?

Se sospecha que el nuevo coronavirus podría ser capaz de atravesar la placenta y llegar al feto. Algunas embarazadas han sufrido el COVID-19 en China y sus bebés se habrían infectado durante la gestación o los primeros días del posparto (al entrar en contacto con su madre o cuidadora), como afirman los médicos que han atendido a varias gestantes enfermas en Wuhan, el epicentro del nuevo coronavirus. Pero, según UNICEF, aún no se tiene evidencia científica de que éste atraviese la barrera placentaria.

Bebé con coronavirus negativiza su infección en China

Una buena noticia: Una niña con 17 días de vida ha sido dada de alta hace a finales de febrero en un hospital de Wuham (China) tras negativizar su contagio. Su madre está infectada por coronavirus, informa el diario electrónico "Daily Mail". La bebé también dio positivo en los controles posparto que le realizaron pero los médicos decidieron no medicarla contra el coronavirus, dada su corta edad. La pequeña ha superado sola la infección. Los especialistas que han tratado este caso sospechan que en el embarazo se produjo una "transmisión vertical" de madre a feto.

¿Es segura la lactancia materna en contacto con el nuevo coronavirus?

Las nuevas recomendaciones de la Sociedad Española de Neonatología (SEN) aconsejan que la elección del modo de alimentar al bebé sea consensuado con la madre por el equipo médico que la atiende. El objetivo es que la posible infección materna no llegue al pequeño y para ello indican que se debe separar al bebé de su madre y, si es posible, extraer leche materna para dársela al pequeño mediante una tercera persona. También la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) apoya este documento de consenso y solicita que cada caso sea estudiado individualmente.

Las recomendaciones de UNICEF indican que las madres en zonas de riesgo que empiecen a sufrir síntomas como fiebre, tos o disnea (dificultad para respirar) deben acudir al médico de forma urgente. La institución recomienda seguir amamantando al bebé, siempre que la madre con síntomas tome en cuenta las medidas de prevención: lavarse las manos antes y durante la lactancia, utilizar mascarilla y desinfectar las superficies en las que pueda estar el coronavirus. Si la madre se encuentra muy mal, lo mejor es extraer la leche de la mama y dársela al bebé con una taza o cuchara limpia, extremado siempre las medidas para evitar el contagio.

Pon en práctica las medidas de prevención

El Ministerio de Sanidad ha publicado un documento con las medidas de prevención generales para toda la población, que son las que deben poner en práctica las gestantes. ¿Cuáles son?

  • Lavado frecuente de manos con agua y jabón o soluciones alcohólicas si tenemos contacto directo con personas enfermas y su entorno.
  • Mantenernos alejados al menos un metro de la persona que estornuda o tose.
  • Al estornudar o toser, cubrirnos la boca con pañuelos desechables y posteriormente lavarse las manos.
  • Según la web de Unicef, "se recomienda el uso de mascarilla ante la presencia de tos o estornudos para proteger a otras personas". Sin embargo, "el uso de mascarilla no es suficiente para evitar el contagio" si no tenemos en cuenta las medidas descritas anteriormente. 
  • Pero no es necesario que la población general use mascarillas si no se tiene síntomas, como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • No existen por el momento medidas especiales sobre alimentación o manejo de animales en España.
  • En caso de tener que viajar a zonas de riesgo (China, Japón, Corea del Sur, Singapur, Irán y cuatro provincias concretas de Italia: Piamonte, Véneto, Lombardía y Emilia Romaña), el Ministerio de Sanidad actualiza constantemente las recomendaciones en su página web.
Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud