"Aún no sabemos si el COVID-19 se va a convertir en una viremia estacional"

20 Mar 2020
Embarazo con COVID-19: qué efectos tiene en madre y bebé

El doctor Ricardo Cubedo está luchando contra el coronavirus en un gran hospital madrileño. Se ha hecho famoso por sus audios explicando dudas cotidianas sobre esta enfermedad. Lo que empezó con un audio para tranquilizar a su hija, se ha convertido en un otro "fenómeno viral" que arrasa mediante Whatsapp en estos días de confinamiento a causa del COVID-19. El Dr. Cubedo, que es oncólogo en su "vida normal", responde a las preguntas de Natalben sobre embarazo y coronavirus en otro de sus espectaculares audios. Lo reproducimos a continuación:

¿Qué le ha llamado la atención al tratar a embarazadas con coronavirus?

Estamos aprendiendo y estudiando sobre la marcha a cerca de todo lo referente al coronavirus. Cuanto menos numeroso es el grupo de pacientes -y afortunadamente las embarazadas con COVID lo son-, más inseguras son nuestras respuestas y más seguro es que dos semanas después conteste algo distinto. En principio, no me ha llamado la atención nada en especial. Las embarazadas, y sus familias, no solamente temer por su salud, sino por la de su hijo, y nos hacen toda clase de preguntas, como las probabilidades de que el bebé nazca con alguna deficiencia, por ejemplo.

¿Puede referir algún caso que le haya impactado?

Recientemente tuvimos el caso de una embarazada infectada con un feto del tercer trimestre pero muy prematuro. La paciente desarrolló una neumonía bilateral severa que comprometía seriamente la oxigenación del feto y se tomó la decisión de terminar la gestación por cesárea. El niño está infectado por el COVID, es uno de los casos de transmisión de madre al feto, aunque no se sabe si ha sido intraútero o durante la cirugía, probablemente esto segundo. Han evolucionado los dos muy bien: el niño se está desarrollando perfectamente en la incubadora y la madre se está recuperando de su neumonía.

¿Cuándo debe ir a Urgencias una embarazada si se encuentra con síntomas (tos, fiebre…)?

Una persona normal que se encuentra con tos y con fiebre debe quedarse en casa confinada. Una embarazada que tiene síntomas debe consultarlo siempre: se considera que la gestación es una circunstancia de riesgo para cualquier patología (diabetes, infección respiratoria y, por supuesto, COVID-19). Quizá lo más recomendable sería que se pusiera en contacto telefónico con los especialistas que están llevando su caso. Puede consultar en las Urgencias materno-infantiles o al ginecólogo que le esté controlando el embarazo. No sería recomendable que acudiera a las Urgencias generales por el riesgo que se contagie o de que disemine su infección, si es que tiene coronavirus.

¿Cuándo debe desplazarse a Urgencias? Si tiene dificultad respiratoria, de forma inmediata. Si tiene malestar que vaya más allá de la fiebre y la tos, también de forma inmediata debe ponerse en contacto con su Servicio de Ginecología.

Se han detectado algunas complicaciones en ciertos embarazos de embarazadas infectadas...

Sí, se han detectado ciertas complicaciones en los embarazos con COVID-19: partos prematuros y adelanto de partos como tratamiento. Los casos son muy pocos pero aún no estamos seguros de que sea por esa causa. Puede que los propios médicos estemos influyendo al actuar ante síntomas que nos parecen alarmantes. En principio las sensaciones de la mujer afectada por COVID-19 transcurren de una forma muy parecida al resto de las gestantes.

Una vez que la embarazada pasa por el COVID-19, ¿tiene asegurada la inmunidad o puede “reinfectarse”?

Esta pregunta es válida no sólo para las embarazas, sino también para cualquier paciente. Es una de las preguntas estrella estos días y tiene varias facetas. No sabemos si el COVID-19 se va a convertir en una viremia estacional, como podría ser la gripe (con oleadas ligeramente distintas cada año), frente a la que los pacientes podrían tener mayor o menor inmunidad. Eso lo sabremos dentro de un año. Sí que hay casos de pacientes que han pasado de ser COVID negativo a ser COVID positivo y se podría decir que se ha “reinfectado”, pero no hay casos de pacientes que hayan pasado la enfermedad dos veces.

Es decir: pacientes que hayan ingresado por una neumonía por COVID y se hayan curado - dando en el test COVID negativo-, y que tras 3 o 4 semanas hayan vuelto a ingresar con otra pulmonía distinta de la anterior (que ya estaba curada), pasando de ser COVID negativo a ser COVID positivo, de éstos no hay ninguno registrado en todo el mundo. Parece ser que este virus deja bastante inmunidad como para que la persona que ha estado grave con una neumonía por su causa, no la vuelva a tener.

No estamos seguros, en cambio, de que un paciente pueda pasar dos infecciones asintomáticas seguidas. Respecto a la enfermedad grave, sí que podemos tranquilizar a las personas diciendo que una vez que te hayan dado el alta del hospital, es posible que vuelvas a ingresar si no se te ha curado bien, pero sí parece que estás a salvo de otra infección grave. Aun así, mientras dure la epidemia, a los pacientes curados se les insiste en que sigan las mismas recomendaciones que la población general: confinamiento, aislamiento respiratorio, limpieza de manos

¿Las gestantes son más vulnerables ante este virus?

No estamos realmente seguros de que sean más vulnerables o de que tengan más tasa de infección. La razón es simple: tampoco sabemos qué porcentaje de la población está infectada: para eso tendríamos que hacer la prueba a todo el mundo. Nos imaginamos que hay muchos pacientes que son asintomáticos y no se han hecho la prueba, o que tienen síntomas menores. Sí es cierto que a las gestantes al mínimo síntoma se les hace la prueba, cosa que no ocurre con la población general. Además, durante el primer trimestre del embarazo se genera cierto estrés en su sistema inmunitario, lo que puede ser un factor de vulnerabilidad ante ciertas infecciones víricas.

¿Hay alguna dieta o alimentos que puedan mejorar la inmunidad durante estos días?

Ni para las embarazadas ni para la población general la vitamina C [uno de los bulos que corre por las redes sociales] ha demostrado jamás que mejore la inmunidad frente a ningún tipo de infección, ni general ni vírica ni por COVID-19.

Si la embarazada tiene asma o enfermedades respiratorias, ¿debe estar más atenta a los síntomas?

Cualquier persona -embarazada o no- que tenga asma o una infección respiratoria como enfisema, bronquitis crónica o  a la que le hayan quitado parte de un pulmón por una enfermedad previa, se considera paciente de riesgo frente a este coronavirus. Si además está embarazada debería estar más atenta a los síntomas, especialmente si tiene fiebre.

La transmisión madre-hijo del virus aún no está probada, ¿qué tipo de parto puede preservar más al bebé? 

Efectivamente, no está probada. Transmisión vertical [o madre-hijo] significa que la madre contagia al hijo a través de la placenta. Sí que hay casos de niños que están contagiados por COVID y en principio parece que todo está yendo bien y la sensación es que no se han contagiado dentro del útero, sino por el contacto con los fluidos de la madre durante el parto (vaginal o por cesárea). Aún no hay ningún estudio que yo conozca, que compare a los niños paridos de forma natural o por cesárea en relación con la infección por coronavirus. De todas formas, a las embarazadas con neumonía de cualquier tipo se les suele practicar también la cesárea.

Sobre la lactancia en mujeres con sospecha o que sufren coronavirus hay dos posturas: separar a madre y bebé, y los que defienden que se mantenga la lactancia materna sin restricciones. ¿Qué opina?

En la leche no se han identificado los virus pero evidentemente la lactancia materna supone un contacto íntimo de la madre con el bebé. Hay una gran proximidad física entre ambos. Si una mujer infectada se decide a dar lactancia materna, yo no le diría que lo está haciendo mal, puesto que lo recomienda la UNICEF en estos casos. Si tuviera que dar un consejo personal, diría que los niños con lactancia artificial se crían perfectamente y yo creo que ahora debe primar un cierto principio de precaución, de sentido común.

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud