Depresión posparto: una de cada diez mujeres la padece

Cómo prevenir que una madre se deprima tras dar a luz

 

A veces dar a luz no es tan gratificante como se esperaba: entonces la madre entra en un estado de melancolía que puede derivar en un trastorno psiquiátrico más o menos grave. En España una de cada diez mujeres sufre depresión posparto. Ésta puede ser de intensidad moderada o grave y aparece en algunas mujeres después de que han dado a luz, y puede presentarse poco después del parto o hasta un año más tarde. Aunque lo más frecuente es que se produzca en los primeros tres meses después del parto. Pero las señales de padecer una depresión posparto pueden aparecer antes de dar a luz.
     
En la mayoría de las mujeres se presentan cambios en el estado de ánimo durante el embarazo, aunque se manifiestan especialmente después del parto.

Estas variaciones en el estado de ánimo pueden ser causadas por cambios en los niveles hormonales, así como otros cambios relacionados con el papel de madre y la responsabilidad con respecto al cuidado del bebe.

Los síntomas de una depresión leve se denominan "blues maternales" o "baby blues", y se manifiestan como ansiedad, irritación, tristeza con llanto e inquietud. Estos sentimientos casi siempre desaparecen pronto, y no tienen necesidad de tratamiento. La depresión posparto puede ocurrir cuando estos "blues maternales" no desaparecen o cuando los signos de depresión comienzan uno o más meses después de dar a luz.
 
  Depresión posparto
     
 

Factores de riesgo para padecer depresión posparto

 
El "baby blues" afecta a un 70 por ciento de las madres después de dar a luz. Los sentimientos negativos aparecen tas el parto y duran menos de dos semanas. Si se prolonga más de este tiempo, entonces es una depresión posparto. El "baby blues" no requiere tratamiento.
 
"Hay algunos factores que incrementan el riesgo de padecer una depresión posparto, y tienen que ver fundamentalmente con la falta de planificación del embarazo, con dificultades en la relación de pareja, con la presencia de acontecimientos estresantes graves durante el embarazo y, sobre todo, el haber tenido episodios previos depresivos o de trastorno bipolar, o de tener antecedentes familiares de trastornos depresivos o bipolares", explica María Fe Bravo Ortiz, jefa de Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario La Paz.
 
Cuando estos síntomas depresivos y de ansiedad no ceden tras el periodo puerperal se debe consultar con el médico de primaria para que realice un primer acercamiento diagnóstico, y considere si iniciar un tratamiento y remitirla al especialista. Si se dan los factores de riesgo anteriormente señalados se debe hacer un seguimiento muy cercano, tratar de prestar el apoyo que requiera y garantizar que acuda al psiquiatra y se trate lo antes posible.
 

 

     
     

Cómo evitar una depresión posparto

 
⇒   Pide ayuda a tu compañero, familia y amigos con las necesidades del bebé y el hogar.
⇒   No escondas tus sentimientos. Habla de ellos con tu pareja, familia y amigos.
⇒   No hagas ningún tipo de cambios mayores en tu vida durante el embarazo o inmediatamente después de dar a luz.
⇒   No intentes hacer demasiado o ser perfecta
⇒   Saca tiempo para salir, visitar a los amigos o pasar tiempo a solas con tu compañero.
⇒   Descansa lo más que puedas. Duerme cuando el bebé esté durmiendo
⇒   Habla con otras madres
     
 
 
 

Cómo saber que padeces una depresión posparto

 
Los síntomas de depresión posparto son los mismos que los síntomas de la depresión que ocurre en otros momentos en la vida. Junto con un estado anímico triste o deprimido, se pueden tener algunos de los siguientes síntomas, que enumera María Fe Bravo Ortiz, jefa de Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario La Paz (Madrid):
 

 

     
     

Síntomas de depresión posparto

 
⇒   Agitación e irritabilidad.
⇒   Sentimiento de inutilidad o culpa.
⇒   Sentirse retraído o desconectado.
⇒   Falta de placer o interés en todas o en la mayoría de las actividades.
⇒   Pérdida de la concentración.
⇒   Pérdida de energía.
⇒   Sentimientos negativos hacia el bebé o incluso pensar en hacerle daño, aunque estos sentimientos casi nunca se materializan, se deben comentar al médico inmediatamente.
⇒   Pensamientos de muerte o suicidio
⇒   Incapacidad para su cuidado y el del bebé.
⇒   Problemas para realizar las tareas en el hogar o el trabajo.
⇒   Dificultad para dormir.
⇒   Llorar "sin motivo".
     

 

 
También ayuda a conocer si padeces depresión posparto un cuestionario conocido como Escala de Depresión Posparto de Edimburgo (EDPS). Son preguntas sencillas. Si la puntuación de este test supera los doce puntos es que sí padeces una depresión. En contra de lo que se pensaba, la edad "elevada" de la madre (de 37 o años o más) cuando da a luz supone tener mayor riesgo de padecer depresión posparto. Tampoco influye si la madre ha dado a luz mediante parto natural o por cesárea, aunque antes se pensaba que ésta última sí propiciaba la aparición de la enfermedad
     
     

Algunas veces, la depresión después del embarazo puede estar relacionada con otros trastornos médicos. El hipotiroidismo, por ejemplo, ocasiona síntomas como fatiga, irritabilidad y depresión.

Las mujeres con depresión posparto deben hacerse exámenes de sangre para buscar causas físicas de dicha depresión.

 

Síntomas de depresión posparto

     
    Marta Villalba