Embarazo semana 35

Controla los signos de parto prematuro

La semana 35 de embarazo marca un hito: a partir de esta edad gestacional, los pulmones del bebé acaban su proceso de maduración. Pero debes estar pendiente de signos de parto prematuro (contracciones y acortamiento del cuello uterino) porque todavía es pronto para dar a luz. Notarás mucha presión del bebé en la pelvis y la vulva.

Semana 35 de embarazo: cambios en el bebé




El bebé pesa unos 2.500 gramos y mide alrededor de 45 centímetros en la semana 35 de embarazo.

A partir de la semana 35, los pulmones de tu hijo ya están maduros. Es decir, que el recién nacido es capaz de adaptarse a la vida extrauterina con muy pocos problemas respiratorios. Y desarrollar un síndrome de membrana hialina es muy infrecuente en esta edad gestacional.

Esta madurez pulmonar está relacionada con la presencia de surfactante pulmonar, un líquido secretado en los alveolos pulmonares y permite que éstos se distiendan. Además del surfactante, en estas semanas de gestación el pulmón ya ha alcanzado el desarrollo adecuado de sus alveolos y la pared torácica también está formada. Aparecen los primeros movimientos respiratorios, que son progresivamente más rítmicos desde la semana 20 de embarazo.
Semana 35 de embarazo: cambios en el bebé
  • Qué hacer ante amenaza de parto prematuro

    En el caso de que se produjese el parto antes de la semana 34 o 35 de gestación, el recién nacido tiene un alto riesgo de tener una enfermedad de membrana hialina o síndrome de dificultad respiratoria neonatal, debido a la inmadurez pulmonar. Esta enfermedad, responsable de un alto número de complicaciones y muertes neonatales, puede evitarse mediante la aceleración de la maduración pulmonar con corticoides intramusculares repartidas en dos dosis en 24 horas.

    Ante una amenaza de parto prematuro (cérvix acortado y contracciones uterinas), deben administrarse corticoides. Generalmente se administra betametasona: 24 mg. intramusculares repartidos en dos dosis cada 12 horas o 12 mg. cada 24 horas durante 2 días. La extracción del bebé debería hacerse a las 24 horas de la segunda dosis.
     
  • Qué es un prematuro tardío

    Aunque los pulmones de tu hijo ya están maduros, aún es pronto para el parto, ya que tu bebé no ha terminado su maduración neurológica: Hasta la semana 37 de embarazo seguirá siendo un niño prematuro con más riesgo de ictericia, anemia y "distress" respiratorio.

    Por otro lado, debes saber que entre las 35 y las 38 semanas de gestación, los recién nacidos se denominan pretérminos tardíos ya que, aunque no desarrollan las complicaciones de un prematuro, pueden tener otras complicaciones como ("distress" respiratorio, anemia o ictericia).

Semana 35 de embarazo: cambios en la madre


  • Presión del bebé en pelvis y vulva

    Puedes notar mucha presión en la pelvis porque el feto está empezando a introducirse en el canal del parto entre los huesos pélvicos. Esto a veces te impide caminar e incluso te produce calambres y molestias en la vagina. Los genitales pueden inflamarse y los notas aumentados de tamaño. No debes confundir estas molestias pélvicas con las contracciones, ya que están muy localizadas y se deben al encajamiento del feto.
     
  • Varices y estrías: piernas, tripa o pecho

    • Las varices en las piernas pueden hacerse más evidentes ahora.
    • Las estrías pueden hacerse de color rojo y picarte mucho. Emplea cremas hidratantes en toda la piel del abdomen.
    • Las mamas también pueden presentar estrías, incluso varices, y puedes notar con frecuencia salida de calostro a través de los pezones.
  • Estreñimiento peligroso

    El estreñimiento puede ser severo y llegar al extremo de hacerte fisuras o sangrar. Hay embarazadas que deben recurrir incluso a la extracción manual de las heces. Para evitar el estreñimiento debes seguir bebiendo entre 1 y 2 litros de agua al día, comer alimentos ricos en fibra, pasear al menos una hora y recurrir a la ingesta de laxantes, enemas o evacuantes.
     
  • Más calor que frío

    Tu temperatura corporal está aumentada: estás siempre sudando y con mucho calor. En invierno podrás llevar ropa de verano o entretiempo. Es posible que continúes con insomnio y levantándote a media noche.

Semana 35 de embarazo: cambios en la madre

Semana 35 de embarazo: pruebas diagnósticas


Pueden hacerte una ecografía en la semana 35 para confirmar la presentación fetal (de cabeza o de nalgas), el latido cardiaco y la cantidad de líquido amniótico que tiene tu bebé. En todas las consultas te tomarán la tensión arterial y te pesarán.

  • Conservación del cordón umbilical

    En este momento pueden ofrecerte conservar las células madre del cordón umbilical de tu hijo en el banco público del hospital o en un banco privado. Éstas son las diferencias entre ambos:
    • El banco público es gratuito, anónimo y de uso universal para cualquier persona que necesite una donación de células madre.
    • En el banco privado hay que pagar tanto por la extracción como por la conservación; pero es de uso exclusivo para tu hijo o cualquier miembro de la familia. Pregunta a tu tocólogo y te informará con detalle de ambas opciones.

Ecografías semana 35 de embarazo


Ecografía semana 35: cara de bebéEcografía semana 35: cara de bebé.  La imagen ecográfica en 3D nos permite ver con claridad la fisionomía de un niño de 35 semanas de gestación.
   
Ecografía semana 35: cara y moflete de bebé Ecografía semana 35: cara y moflete de bebé. El ecógrafo nos ofrece esta imagen de la cara (se marca incluso el moflete) de un feto de 35 semanas.
 
Dra. María de la Calle Fernández-MirandaResponsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid)