Cómo interpretar los percentiles del bebé por ecografía

4
0
Qué son los percentiles del feto y cómo interpretarlos
30 Sep 2019

Cuando una gestante acude a un control obstétrico ecográfico, es muy habitual que el médico le hable del percentil del peso fetal, y este es un concepto que, en ocasiones, cuesta entender. Las mamás que ya tienen hijos mayores, lo conocen a la perfección, ya que los pediatras lo emplean continuamente, pero si es el primer embarazo, quizá  cueste un poco interpretar esa información. Vamos a intentar explicarlo de la forma más clara posible.

Qué es un percentil y para qué sirve

Un percentil es un concepto estadístico, una de las llamadas medidas de posición central utilizadas en esta disciplina. Indica, una vez ordenados los datos de menor a mayor, el valor de la variable por debajo del cual se encuentra un porcentaje dado de observaciones en un grupo de observaciones. Con un ejemplo lo entenderéis mejor: el percentil 30 es el valor bajo el cual se encuentran el 30 por ciento de las observaciones del grupo.

Durante el embarazo, se utilizan multitud de percentiles, pero los que más preocupan a los futuros papás son los de crecimiento fetal. Como al feto no se le puede pesar ni medir directamente, ya que está dentro del útero, se realizan varias mediciones de diferentes partes de su cuerpo para después estimar el peso fetal. Así se realizan de manera estandarizada las medidas de diámetro biparietal (cabeza), circunferencia abdominal (abdomen) y longitud del fémur (pierna). Con todo ello, podremos calcular un peso fetal aproximado.

Cada una de estas medidas, tiene su correspondiente tabla estandarizada de percentiles, de tal forma que podemos valorar si el crecimiento fetal está siendo el adecuado. Estas medidas se suelen toman a partir de la semana 14, ya que antes se utiliza otro tipo de medida para valorar el tamaño del embrión: el CRL o longitud craneocaudal.

Un ejemplo de percentiles 

Vamos a poner un ejemplo práctico: A unos padres, el día de la ecografía del tercer trimestre -en la semana 34- les dice el obstetra que su bebé tiene un peso fetal estimado de  2.450 gramos, lo cual corresponde al percentil 75. Esto significa que entre todos los fetos de 34 semanas, el 75 por ciento tienen un peso menor que este, y un 25 por ciento un peso mayor. O sea, que este feto pesa más que la media, pero dentro de la normalidad.

Qué valores son normales

Todos los valores incluidos entre el percentil 10 y el percentil 90, se consideran normales, y los que sean menores del 10 o mayores del 90, requerirán de una vigilancia un poco más especial. Por ejemplo, un percentil 30, que está por debajo de la media, es igual de normal que uno que esté por encima, por ejemplo un 70. Debemos tener presente que esto son pesos estimados, y que pueden variar del real hasta en un 15-20% (hacia arriba o abajo).

La valoración del percentil una vez tenemos la estimación del peso del feto, hay que realizarla en base a la edad gestacional real. Este concepto es importante, ya que a veces hay variación entre la fecha de última regla de la gestante, y la fecha de la última regla calculada por la ecografía del primer trimestre, prevaleciendo esta última sobre la anterior. El cálculo de percentil en base a una fecha de última regla indebida, en ocasiones da lugar a sustos importantes de los futuros papás. 

Más allá del percentil 97: bebé grande

Cuando el percentil de peso fetal está por encima de 97, lo denominamos “feto grande para la edad gestacional” (peso extremadamente alto), y cuando es menor de 10 lo llamamos “feto pequeño para la edad gestacional”. Cuando es igual o menor a 3 estamos ante una “restricción del crecimiento fetal” o “CIR” (peso extremadamente bajo). Estos casos requieren una vigilancia especial durante el embarazo, que indicará el obstetra.

Tras el nacimiento del bebé, continuaremos con los percentiles varios años más. Estos serán los percentiles pediátricos, y los más utilizados  son los de peso y talla. También sirven para valorar la normalidad del crecimiento del niño hasta la edad adulta.  Por todo ello os decía al principio del "post", que si este concepto os resultaba aún desconocido, en poco tiempo se iba a convertir en algo muy familiar.   

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.