"Mi bebé es grande"

0
0
bebé grande
25 Jul 2017

Cuando a  una pareja se les informa de que el peso de su bebé medido por ecografía es mayor a lo habitual o que es un bebé grande, sabemos que se desencadena una situación de agobio en las futuras mamas, parejas y familias, generando múltiples temores de cara al parto, dudas sobre el mismo, desgarros, la necesidad de cesárea, etc.

Lo primero que tenemos que saber es que en ecografía prenatal utilizamos medidas del feto para calcular a través de diferentes fórmulas matemáticas lo que puede pesar un bebé. Estas medidas incluyen las medidas de la cabeza (circunferencia cefálica, diámetro biparietal, diámetro fronto-occipital, etc); las medidas del abdomen del bebé (circunferencia cefálica, diámetro anteroposterior y diámetro transverso); y la medida del hueso del fémur. Tenemos que saber que estas medidas son aproximadas y pueden variar por diferentes factores, como la máquina empleada, la persona que realiza la ecografía o la posición del bebé. De este modo, obtenemos un peso fetal estimado, que aunque está cerca del peso real del bebé, es solo un peso aproximado y tiene un margen de error.

¿Qué es el percentil?

El “percentil” es un parámetro estadístico que se emplea para comparar cualquier medida con el resto de medidas de la población. Se emplea para comparar los pesos de los fetos según sus semanas de gestación con respecto al resto de bebés de la misma edad gestacional. Así, el percentil informa del porcentaje de población que se encuentra por debajo de ese peso.

Teniendo en cuenta esta definición, un feto “macrosómico” es definido como aquel cuyo peso está por encima del percentil  95, por lo que el 95 % de la población de bebés tendrán un peso menor.  Y un feto “grande para edad gestacional” es aquel cuyo percentil es mayor al 90, por lo que concluimos que el 90% de los bebés tendrán un peso inferior a él.

¿Por qué son bebés grandes?

La mayoría de los fetos grandes es así porque su potencial de crecimiento es mayor, aunque en algunos casos pueden existir algunas enfermedades que puedan causarlo. Por ello, siempre debe de realizarse:

  • Una ecografía para revisar la morfología del bebé y descartar enfermedades.
  • Una prueba para descartar diabetes gestacional. Para ello habitualmente se necesita una curva de azúcar o controles glucémicos antes y después de las comidas.

¿Cómo es el parto de un bebé grande?

Tradicionalmente, el peso del bebé no era un criterio que justificara una indicación para finalizar el embarazo y muchos estudios científicos han corroborado esta afirmación.  Recientemente, una revisión de la Cochrane sobre 1.190 casos de inducción  parece demostrar que la inducción del parto en casos de bebés macrosómicos no aumenta la tasa de cesárea ni de parto instrumental, disminuyendo la posibilidad de aparición de distocia de hombros en el expulsivo y fractura de clavícula.

Es prácticamente imposible saber qué tamaño de bebé es una mujer capaz de parir. Además la evidencia científica disponible no deja claro si existen beneficios o no con la finalización del embarazo. Por ello, es difícil poder aconsejar a una mujer el momento más idóneo para dar a luz en estos casos. Es un tema en el que la individualización en cada caso es primordial, ya que no puede generalizarse. Habla con tu obstetra, resuelve tus dudas, y así disminuir tus miedos.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.