¿Influyen los anticonceptivos en la fertilidad?

0
0
anticonceptivos
05 Ene 2016

Durante el ciclo menstrual de la mujer, el momento más importante se produce a mitad del mismo, aproximadamente, es decir, en ciclos de 28 días, este hecho se desencadena hacia el día 14. Este fenómeno es lo que se denomina la ovulación, gracias a la cual se libera el óvulo, que si es hallado por el espermatozoide va a dar lugar al crecimiento de células totipotenciales (con capacidad para generar todo tipo de células del organismo) y al desarrollo del futuro embrión.

No sólo se usan para evitar embarazos
No obstante, en determinadas circunstancias, bien sea para evitar embarazos no deseados o bien para tratar patología centralizada a nivel de ovarios u hormonal, se emplean fármacos, denominados anticonceptivos, cuya misión es la abolición de la ovulación. Estos medicamentos anovulatorios están compuestos de hormonas que habitualmente posee de manera endógena el cuerpo femenino, pero en cantidades pequeñas.

Existen diferentes maneras de administrar estos fármacos, pueden emplearse de forma oral, transdérmica, vaginal o mediante inyectables, pero todas ellas tienen el mismo objetivo, evitar la ovulación. Por otro lado, la toma de anticonceptivos hormonales presentó un despunte exponencial que, todavía hoy, existe. Es decir, un gran número de mujeres toman estos fármacos, no sólo para el control de la natalidad, como hemos descrito anteriormente, sino también porque se emplean como tratamiento de determinados síndromes o enfermedades, véase el síndrome premenstrual o los cuadros endometriósicos.

No suponen un riesgo para la fertilidad
Y, a raíz de la toma durante largos periodos de tiempo de los anticonceptivos, es cuando surge la duda de muchas pacientes: “¿Esto va a influir a la hora de quedarme embarazada…?”. La respuesta es sencilla, no. Los anticonceptivos hormonales bien prescritos y controlados no deben suponer un riesgo en la fertilidad de la mujer. Es cierto que en algunos casos se pueden llegar a producir amenorreas secundarias de varios meses, pero no quiere decir que se haya producido una afectación en la ovulación de la paciente. De hecho, cuando se toman a modo de tratamiento, permiten tener los ovarios en reposo, sin ovular, manteniendo un mejor control de los mismos.

No todos los anticonceptivos son iguales
Existen anticonceptivos con distintas composiciones, algunos sólo contienen gestágenos. Otros, en cambio, llevan asociados a los anteriores estrógenos. Por otro lado, hay fármacos de esta categoría que mantienen la misma dosis de los principios activos todos los días del ciclo, otros van variando su composición, para ser más similares al ciclo natural de la mujer. La prescripción de unos u otros dependerán de las necesidades de cada paciente en función de su historia clínica.

El objetivo último de los anticonceptivos es ser anovulatorios, es decir que durante la toma de los mismos no ovules, pero tras el cese del tratamiento, podrás ovular de manera normal, siempre y cuando no presentes, con anterioridad, alguna patología que lo impida (síndrome de ovario poliquístico, amenorrea…). Por consiguiente, lo más importante es que como mujeres seamos responsables de nuestro propio cuerpo y no tomemos medicamentos porque sí, sino que acudamos a nuestro especialista para un correcto diagnóstico y exploración, y se prescriba la medicación más apropiada para nuestro caso.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.