Embarazo semana 30: Hinchazón de manos, pies y tobillos

Empieza tu curso de preparación al parto

La semana 30 de gestación marca un hito en la evolución de el embarazo. Queda poco espacio para el bebé dentro del útero materno y tú notas ya muchas molestias debido al peso del abdomen.

semana 30

Apenas faltan diez semanas para ponerte de parto. El espacio dentro de la cavidad uterina es cada día más escaso, pero tu bebé aún puede cambiar de posición muchas veces.

Cuidado con la hinchazón de tobillos, pies y manos, especialmente por la tarde. Con 30 semanas de embarazo notarás que el día a día es más complicado, especialmente por la tarde y la noche, cuando te sientes más pesada y con edemas más molestos. Te recomendamos tomar una dieta con poca sal y ejercicios especiales para prevenir la retención de líquidos

Embarazo, 30 semanas: "¿Cuánto pesa y mide mi bebé?"


  • Tu hijo ya pesa unos 1.350 gramos y mide unos 38 centímetros de la cabeza a los pies con 30 semanas de embarazo.
  • A partir de este momento, el crecimiento del bebé continua pero no tan rápido como el que ha experimentado hasta ahora.
  • Notarás movimientos fetales más lentos: si el bebé no está bien colocado, aún puede adoptar la posición correcta para el parto (llamada cefálica).
  • Si todo transcurre con normalidad, no tendrás visita al ginecólogo hasta la semana 36 de embarazo, ya que las citas se dan cada cuatro o seis semanas. Mientras tanto, si tienes cualquier duda, puedes consultar a tu matrona.

"¿Cuánto debo pesar en la semana 30?"

El útero mide unos 30 centímetros desde la sínfisis del pubis, lo que quiere decir que está unos 10 centímetros por encima del ombligo.

Lo normal es que hayas ganado peso en el embarazo, entre 11 y 15 kilogramos. Para comprobarlo, puedes utilizar nuestra calculadora del peso ideal en el embarazo.

Molestias de la semana 30: Hinchazón de pies, cara y manos


  • Es importante que disminuyas la ingesta de sal, para evitar retener líquidos y que se te hinchen los tobillos, manos y cara.
  • De todos modos, debido a la alteración del retorno venoso, es normal una leve hinchazón de tobillos al final del día, sobre todo en meses de calor o tras estar muchas horas de pie. Elevar los pies puede ayudarte a que la hinchazón sea menor, así como dar paseos, masajear las piernas o dormir del lado izquierdo.
  • Es el momento de empezar los cursos de preparación al parto. Es conveniente que preguntes a la matrona de tu centro de salud: ella es la que imparte los cursos, a los que es aconsejable que acudas con tu pareja. Estos cursos incluyen clases prácticas donde la matrona te enseñará a respirar, a relajarte y a empujar; y clases teóricas con recomendaciones higiénico-dietéticas.

semana 30

Prevención del citomeglovirus ahora y durante todo el embarazo


¿Qué el citomegalovirus y cómo se transmite?

Es un virus de la familia de los herpes que se transmite a través de la saliva, de la orina y también del semen. La principal fuente de transmisión son los niños pequeños menores de tres años.

Las mujeres embarazadas lo pueden transmitir a través de la placenta a su hijo produciendo una infección congénita.

La infección congénita por citomegalovirus (CMV) es la más frecuente con una incidencia de 6 de cada 1000 recién nacidos.

¿Cómo se previene la infección por citomegalovirus?

La mejor manera de prevenir la infección es lavarse las manos siempre tras el contacto con saliva y orina, sobre todo de un niño pequeño. Evitar dar besos en la boca de los niños ni compartir cubiertos o alimentos. Esto es importante en las embarazadas que tienen hijos pequeños o las que trabajan con niños.

¿Cómo  se diagnostica el citomegalovirus en una embarazada?

La infección en la madre es asintomática en la mayoría de los casos. Uno de los síntomas más frecuentes es el cansancio, que suele enmascararse con el cansancio propio del embarazo. A veces puede  aparecer dolor de cabeza, fiebre y dolor muscular. En algunos casos se diagnostica por un aumento de las enzimas hepáticas en la madre.

Por eso la manera más eficaz de diagnosticar una infección en la madre es la serología. A través de los anticuerpos IgG e IgM  y de la avidez de la IgG, podemos diagnosticar el tipo de infección en una mujer embarazada:

IgG- IgM-: Paciente no inmunizada

IgG+ IgM-: Infección pasada. Paciente inmunizada.

IgG+ IgM+ con baja avidez: Infección  muy reciente hace menos de 12 semanas.

IgG+ IgM+ con alta avidez: Infección reciente pero hace más de 12 semanas. O una reactivación por CMV.

Embarazo con semanas de gestación... ¿cuántos meses son?

Una edad gestacional de 30 semanas corresponde a siete meses y medio de embarazo. Si naciera ahora, tu bebé sería aún prematuro y tendría que recibir cuidados especiales. Cada día que pase el bebé dentro del útero para completar su desarrollo es un gran logro para tu gestación.

 

Dra. María de la Calle Fernández-Miranda
Jefe de Sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz (Madrid)