Se me hinchan las piernas en verano, ¿qué puedo hacer?

0
0
piernas en verano
21 Jun 2012

Durante el embarazo se produce un problema no solamente estético sino también que influye en la salud de la gestante, de manera bastante habitual, que es la hinchazón de piernas y pies. Sobre todo, este hecho es más llamativo, en los meses en los que nos encontramos, la estación de verano.

Las causas más frecuentes de este acúmulo de líquidos en los miembros inferiores son el incremento de peso (por encima, de lo que tu cuerpo está acostumbrado a movilizar), el sedentarismo (consecuencia del cansancio, el calor, las eternas jornadas laborales) y a la disminución y ralentización del retorno venoso, es decir de la circulación de las piernas, a tenor de la compresión generada por el útero gestante sobre los vasos que se encuentra a dicho nivel abdominal.

Debido a lo anteriormente expuesto, las medidas para evitar tener los pies y las piernas tan aumentados de tamaño son:

  • Disminuir la ganancia de peso sin control, es decir, la recomendación ginecológica, para un índice de masa corporal normal, es incrementar durante el embarazo 9-10 kilos. En los casos en los que el edema de pies y piernas esté muy aumentado hay que evitar que se incremente más el peso.
  • Evitar ropa, tales como pantalones, medias y zapatos que produzcan gran compresión en los miembros y pies, permitiendo un margen de movilidad adecuado. Se debe recomendar el empleo de zapatos anchos y con tacón no muy alto, porque altera la posición fisiológica de la columna vertebral.
  • Decir no al sedentarismo. Es preciso caminar una hora al día para favorecer la circulación y, de igual manera, aumentar el consumo de calorías, permitiéndonos no subir de peso y reducir el edema generalizado del cuerpo de una gestante.
  • Elevar las piernas durante unos 10-15 minutos, dos o tres veces al día, realizando ejercicios circulares con los tobillos.
  • Al final del día, se recomienda una ducha de agua fría/tibia en las piernas, con posterior masaje con crema o bien un gel frío desde los dedos al tobillo y de estos hasta la pierna.
  • Dormir del lado izquierdo favorece el retorno venoso, puesto que disminuye la compresión de la vena cava, por lo que reduce el acúmulo de líquidos en la mitad inferior del cuerpo de la gestante.

En algunas ocasiones la hinchazón de piernas viene asociado a un cuadro de empeoramiento de varices, en estas ocasiones es preciso acudir a la consulta del obstetra o del cirujano vascular, según la gravedad. ¿La razón? Valorar la necesidad de medias de compresión o el empleo de venotónicos, para disminuir la sensación de hormigueo y pesadez que se generan, incluso cuadros dolorosos a la presión. La cirugía, en casos complicados que la precisen, se pospondrá a la etapa de posparto.

Una recomendación fundamental, en esta época del año, es la natación. La realización de ejercicios en el agua favorece todo lo que hemos dicho anterior. Tiene un efecto antigravitatorio, por tanto, no pesas en el agua y tienes mayor libertad de movimiento. Por otro lado, la temperatura del agua es la ideal para disminuir la hinchazón de las piernas. Al unísono, realizas ejercicio físico, para mantenerte en forma y mantener tu peso a raya. Y, lo más importante, te crea una sensación de bienestar increíble. Si tienes posibilidad, disfruta del verano en el agua.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.