Las embarazadas, grupo de riesgo frente al COVID-19, podrán pedir baja laboral

12 Abr 2020
Enmabarazo con coronavirus: riesgo de complicaciones

Las embarazadas ya están consideradas como un grupo de riesgo de padecer complicaciones graves si se infectan por el nuevo coronavirus. Así se recoge en la actualización del informe científico técnico para profesionales que ha publicado el Ministerio de Sanidad. Entre los grupos de riesgo se incluyen también desde el principio a los mayores de 60 años y personas con enfermedades crónicas e inmunodeprimidas.

Baja laboral para embarazadas con trabajo presencial

Dada su especial vulnerabilidad, las gestantes y restantes grupos de riesgo frente al COVID-19, pueden pedir la baja laboral a partir del 13 de abril para no incorporarse al puesto de trabajo -en caso de que no puedan teletrabajar- dado que diversos sectores productivos vuelven a la actividad en España a partir de este lunes. "Aquellas personas vulnerables a la enfermedad por edad, estar embarazadas o padecer afecciones anteriores tampoco deben de ir a su puesto de trabajo, deben ponerse en contacto con las autoridades médicas para que les den la baja”, ha explicado en ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su reciente rueda de prensa telemática.

No obstante, durante las primeras semanas de expansión de la pandemia, el Ministerio de Sanidad señalaba que las gestantes no tenían una mayor incidencia casos y que sus síntomas por el COVID-19 eran leves o moderados. Además esta enfermedad tiene más impacto en hombres que en mujeres. Sin embargo, poco a poco se han ido detectando complicaciones en embarazadas, al aumentar los contagios.

Complicaciones que pueden tener las embarazadas

Al parecer la neumonía que padecen la embarazadas con COVID-19 "no es más grave que la del resto de la población", según los datos de los estudios a los que se refiere este informe. Lo que sí de ha detectado en las gestantes estudiadas son las siguientes complicaciones del embarazo:

  • Rotura de membranas, lo que aboca a un parto prematuro o a la pérdida del bebé
  • Parto pretérmino (antes de la semana 37 de gestación)
  • Sufrimiento fetal, que también suele terminar en un adelantamiento del parto

También se observa actualmente una mayor tasa de cesáreas para evitar complicaciones de la enfermedad o que el bebé se contagie a través de los fluidos maternos.

Síntomas en recién nacidos de madres con COVID-19

Aún hay pocos bebés con madres infectadas que aparecen en las revistas científicas, pero los casos estudiados arrojan estos posibles signos después del parto:

  • Complicaciones respiratorias (incluido el distrés respiratorio)
  • Erupciones cutáneas
  • Trombocitopenia y alteración de la función hepática

No hay evidencias de transmisión madre-hijo

No todo es negativo. En la investigación a nueve embarazadas estudiadas infectadas por coronavirus que cita el informe del Ministerio, no se detecta virus en la placenta, el cordón umbilical de los bebés, la leche materna o las gargantas de los recién nacidos. Esto significa que de momento se descarta la llamada transmisión vertical (o madre-hijo) del virus.

Conocer al bebé mediante la tablet o el móvil

El principio de precaución hace que las madres que dan positivo en el test de coronavirus sean separadas de sus bebés al nacer para evitar el contagio. Hoy es frecuente ver fotografías en los medios de comunicación que muestran a la madre conociendo a su hijo recién nacido por "Skype". Esperemos que la cuarentena pase pronto y todos estos niños puedan beneficiarse del contacto piel con piel.

 

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud