Qué es el sangrado de implantación

Cómo diferenciarlo de una regla o amenaza de aborto

sangrado de implantacion

Una pregunta usual en las primeras consultas de Obstetricia tiene como protagonista un pequeño manchado ­-que has podido tener en las semanas iniciales de tu embarazo-, el sangrado de implantación.

Puede desencadenar temor por su posible relación con una amenaza de aborto. Por ello, nos gustaría aclarar las dudas más frecuentes.

 

 

Consulta de una paciente con sangrado de implantación


Vamos a desarrollar este tema de una forma dinámica, como si nos encontrásemos en consulta. Estamos una frente de la otra: tú, como embarazada, me planteas las dudas que te han ido surgiendo en tu día a día sobre este sangrado implantacional; y yo, como especialista en Obstetricia, las respondo. Aquí comienza nuestra consulta…

MÉDICO (M):Buenos días, ¿está embarazada? ¡Enhorabuena! ¿Cómo se encuentra?

EMBARAZADA (E): Muchas gracias doctora, pero la verdad es que estoy un poco preocupada.

M: Preocupada, ¿por qué? ¿Ha pasado algo?

E: Lo cierto es que sí, el otro día tuve un manchado y no supe cómo reaccionar.

M: ¿Cómo fue ese sangrado?

E: Simplemente, al ir al baño noté que tenía un manchado oscuro y de poca cantidad, pensé que era mi regla y que no había conseguido quedar embarazada, pero como llevaba un poco de retraso me había hecho la prueba de embarazo en orina el día de antes y me había salido positiva, por lo que decidí venir corriendo al especialista.

M: Por tanto, fue poca cantidad, de color más oscuro que la menstruación y de duración… ¿cuánto duró?

E:Pues, más o menos un día o día y medio, poquito.

M: Y, ¿coincidía aproximadamente con la fecha que tenía que venir la regla?

E: Sí, sí… uno o dos días después.

M: No se preocupe, lo más frecuente es que ese manchado que ha tenido, sea lo que en Obstetricia denominamos sangrado de implantación.

E: Y ¿qué es el sangrado de implantación?

M: Pues es lo que me ha descrito a mí, una expulsión de sangre, más oscura, por regla general que la menstruación, que puede llegarse a confundir con la misma porque se suele producir a los seis o diez días después de la fecundación, en la fecha que coincidiría con la siguiente regla. Además suele ser de duración corta, aproximadamente de uno a tres días.

E: Pero, no entiendo y ¿por qué mancho? ¿Por qué se produce ese sangrado?

M: Es muy sencillo, el útero con el embarazo se llena de vasos que permite una correcta vascularización de tu bebé y eso se desencadena desde los primeros días. Por tanto, al producirse la implantación del huevo embrionario fecundado en la pared uterina, se pueden romper algunos de estos vasos y dar lugar al manchado.

sangrado de implantacion

 

E: Y ¿es peligroso para mi bebé? M: Ni mucho menos, una de cada tres mujeres lo padece y no se considera una amenaza de aborto, si no algo fisiológico, como el sangrado periovulatorio (sangrado entre periodos) que se produce en algunas ocasiones. P: Entonces… ¿qué debo hacer?

M: No es necesario realizar nada extraordinario, tenemos que seguir el control normal de una gestación y no es preciso que realice reposo.

P: Pero si este sangrado va a más, ¿qué hago?

M: Si el manchado pasa a ser más abundante o presentar un color más intenso, deberá acudir a un servicio de urgencias o a mi consulta de nuevo, para llevar a cabo un control ecográfico y descartar que lo que está padeciendo no es un simple sangrado de implantación sino algo más, como una amenaza de aborto.

P: Pues muchas gracias, la verdad es que me quedo mucho más tranquila.

M: Me alegro mucho. Por otro lado, ¿tienes náuseas? ¿qué complemento vitamínico está tomando?...

Esperamos que esta pequeña historia te haya gustado y aclarare esas dudas que aparecen con los sangrados y manchados al comienzo de la gestación. No te preocupes y disfruta del día a día de tu embarazo.

El sangrado de implantación, paso a paso


pasos sangrado de implantacion

  • El sangrado de implantación es un manchado que ocurre entre seis a diez días después de la unión del óvulo con el espermatozoide. Lo desencadena la implantación del huevo fecundado en la pared endometrial de la madre.
  • No es patológico, puesto que un tercio de las embarazadas lo padece sin tener un significado peligroso.
  • La duración del mismo puede variar: es posible que dure solo 24 horas y hasta tres días.
  • Una de las cosas más difíciles en estos casos es diferenciarlo de la regla. Lo que más puede ayudarte es observar que no es igual que la menstruación, especialmente en cuanto a la cantidad y la duración.
  • ¿Síndrome premenstrual o embarazo? Puedes tener dudas razonables, ya que las molestias en hipogastrio, la irritabilidad o el insomnio pueden estar asociadas tanto al síndrome premenstrual como a las primeras semanas de embarazada.
  • Por consiguiente, ante la posibilidad de embarazo y la presencia de un pequeño sangrado, sería recomendable que te realizaras una prueba de embarazo, para salir de dudas.
  • No debes olvidar que si las características de este sangrado varían (cantidad, color, duración…) deberías acudir a los especialistas para que observen. Mediante un control ecográfico, el especialista puede comprobar que el embrión está localizado dentro de la cavidad uterina y su viabilidad es la adecuada.

 

Dra. Miriam de la Puente
Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)