PUBLICIDAD
   
  Solución limpiadora para pieles dañadas
  que limpia, calma y regenera
 

Cómo acelerar la dilatación

Ambiente relajado, no estar tumbada, agua caliente…


El parto es un proceso fisiológico en el que las hormonas desempeñan un papel fundamental para lo bueno y para lo malo.

Por ejemplo, la oxitocina va a ser la hormona encargada de iniciar el parto, algo positivo, pero también la responsable de que empecemos a notar molestias uterinas y dolor. Comienza ahora la dilatación.
Cómo acelerar la dilatación

Técnicas para acortar la dilatación


“Cuando la mujer se siente nerviosa, insegura o asustada su cerebro ordena que se liberte cortisol, una hormona contraria a la oxitocina, y adrenalina, hormona que provoca que la mujer esté más tensa, en estado de alerta, más sensible aumentando la percepción del dolor”, advierte Nieves Asensio, matrona del Hospital de Manises (Valencia). Como explica esta especialista, existen distintas formas no farmacológicas para intentar acelerar el proceso de dilatación:
  • Ambiente relajado

    Conseguir que la gestante se encuentre en un ambiente o estado de relajación, que le aporte seguridad hace que la liberación de oxitocina no se detenga.
  • Mejor con bolsa rota

    Rotura de la bolsa de líquido amniótico (o amniotomía). Esta técnica está asociada a un acortamiento del parto (de entre 60 y 120 minutos), en especial en mujeres que nunca han dado a luz.
  • Deambular, no estar tumbada

    Cualquier posición de la gestante que no sea estar tumbada, incluyendo caminar, acorta el tiempo de la primera fase del parto.

Técnicas para acortar la dilatación
  • Distraerse del dolor

    Las técnicas de relajación permiten una disminución de la tensión muscular, además de proporcionar tranquilidad y seguridad. También se consigue una disminución de la ansiedad y una mayor distracción de la atención al dolor reduciendo su percepción. “Todas esas emociones y sensaciones que produce la relajación hacen que la mujer recuerde la experiencia del parto como algo positivo. Y si la mujer está relajada se libera más oxitocina, hormona necesaria para la dilatación”.
  • El agua caliente ayuda

    La inmersión en el agua caliente es aconsejable una vez que la mujer ha alcanzado una dilatación de al menos 5 centímetros para evitar partos prolongados. “Inducimos a la mujer en un estado de relajación, reduciendo su ansiedad al mismo tiempo que se estimula la producción de endorfinas, acorta el periodo de dilatación y aumenta la sensación de control del dolor y de satisfacción. Los estudios científicos demuestran que la utilización de agua caliente reduce el uso de la analgesia epidural durante el periodo de dilatación y no tiene efectos adversos en la duración del parto, la tasa de partos quirúrgicos y el bienestar del recién nacido”.


Técnicas para acortar la dilatación

Tacto vaginal: ¿Cómo se mide la dilatación?

 

Tacto vaginal: ¿Cómo se mide la dilatación?
“Ya has dilatado 5 centímetros”, te dirá la matrona cuando te examine. Y entonces es probable que surja la duda: “¿Y cómo sabe lo que has dilatado con solo un tacto vaginal, sin más ayuda que sus manos?”

Nos lo cuenta Nieves Asensio: “Mediante el tacto vaginal, la matronas conseguimos información que nos objetiva la evolución del parto. Podemos saber la posición consistencia, longitud y dilatación del cuello uterino, y descenso y rotación de la cabeza fetal”.
 

Para saber la dilatación del cuello del útero utilizamos los dedos índice y corazón apoyados sobre el cuello del útero, palpar un círculo y calcular si diámetro. Realmente se obtiene una medida aproximada y subjetiva, pero lo que importa es comprobar que la dilatación va progresando y que es cada vez mayor”. Pero como nos indica la matrona, “la exactitud de esta técnica queda limitada si no la realiza siempre por la misma persona”.

Ángela del Tío