Cómo controlar el peso en Navidad estando embarazada

¡Qué bonita es la Navidad! Llena de luces, alegría, frío, reuniones con amigos y familia, que solo te incitan a comer. Pero no a tomar alimentos saludables como verduras o frutas, sino la tradicional comida o picoteo navideño. Cómo no sucumbir a los turrones… y qué me dices esos polvorones que te comías a pares cuando eras jovencita y tu mamá te los ha comprado para tu capricho. No mires al lado, porque en la bandeja que está a tu derecha vas a tener el típico roscón de Reyes que va a hacer tus delicias, relleno de nata, crema o chocolate… ¡No se pueden tener más tentaciones a la vista!

Tu metabolismo es diferente
Esta Navidad tu metabolismo no es el mismo que todos los años. Tienes una gran alegría creciendo en tu interior, ¡estás embarazada! Qué bello momento… Pero ahora el metabolismo de la mujer se modifica por completo, puesto que se incrementa el acúmulo de tejido adiposo en determinadas zonas, como son las caderas o el abdomen. ¿Para qué? Para que el feto tenga la suficiente cantidad de ácidos grasos y glucosa y esto le ayude a su correcto desarrollo en la segunda mitad de la gestación.

Por otro lado, se produce un cambio en el metabolismo de los hidratos de carbono, se toleran peor, aumentando el riesgo de diabetes en esta etapa de tu vida. Por eso es tan importante que evites engordar varios kilos en estos días.

Una Navidad sin estrés
Es importante que no te encuentres estresada por este hecho y vivas esta situación lo más naturalmente posible. No puedes comer todo lo que tu cuerpo te pida, puesto que a lo mejor, en estos momentos, eres insaciable, pero tampoco vas a poner una cara de tristeza inmensa y vas a decir que “no” a todas las bandejas con alimentos suculentos que te ofrezcan.

Necesariamente vas a convivir con mucha comida en estos días y lo que es imprescindible que hagas, es reducir la cantidad de comida de cada plato. De esta manera, controlarás las entradas que tengas, pero, además, no vas a tener las digestiones tan pesadas. Por otro lado, es recomendable que intentes equilibrar la alimentación del día: es decir, si por la noche tienes una cena copiosa, al mediodía es mejor que sea a base de verduras que no van a ser el plato principal de la noche. Es difícil, pero vas a poder hacerlo perfectamente.

Por otro lado, ¿qué hacer con el dulce? Es recomendable que los alimentos de este tipo que ingieras sean hechos en casa, puesto que contendrán menos azúcares y grasas que los industriales. Si no es posible, no abuses de los dulces, puedes comer un trocito de turrón, pero no toda la barra.

Mucha agua, pero sin azúcar ni gas
Y, no te olvides de beber agua, es recomendable que sigas tomando de dos a tres litros al día, evitando las bebidas azucaradas y con gas. En cuanto a las bebidas alcohólicas, ¡quedan todas prohibidas porque ningún consumo es seguro! Disfruta de la Navidad, sin olvidar tus momentos para cuidarte dando tus paseos diarios o tus baños en la piscina. Todo eso te va a ayudar a mantener tu peso en raya.

 
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook