Pruebas noveno mes de embarazo

monitorización fetal no estresante

     
  Entre la semana 35 y 37 se realiza el cultivo vagino-rectal para la detección del estreptococo agalactiae, cuyo significado se ha explicado en un apartado especial de este mismo mes.  
     
 
A partir de la semana 40 (en algunos sitios a partir de la 38) se realizan registros cardiotocográficos fetales (monitorización fetal no estresante) de forma periódica. A partir de la semana 41 los controles del estado de bienestar fetal aumentan su frecuencia. En alguno de estos registros o en la visita a tu tocólogo es habitual que te exploren para conocer cuál es el estado del cuello uterino (que se valora con el "test de Bishop") y a veces también se realiza una amnioscopia, que consiste en la introducción de un tubo fino y largo (amnioscopio) a través del cuello uterino para observar la bolsa de las aguas y comprobar que el líquido amniótico no está teñido de meconio.