Día de la Espina Bífida: ¿por qué el ácido fólico previene esta enfermedad?

Los suplementos de ácido fólico evitan los defectos del tubo neural

El 21 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Espina Bífida. Una fecha para concienciar sobre las necesidades de las personas que sufren esta enfermedad. También para recordar que, como recomiendan los organismos internacionales y nacionales, tomar los suplementos de ácido fólico en el embarazo es fundamental para prevenir esta enfermedad.  

Recomendar ácido fólico en el embarazo: un hito de la medicina 


Día de la Espina Bífida: cómo ayuda el ácido fólico

Hace 30 años, en 1992, se produjo un gran acontecimiento en la lucha contra la espina bífida: el departamento de salud de los EE. UU. recomendó que todas las mujeres embarazadas tomaran un suplemento de ácido fólico. Un hito de la medicina que ha beneficiado a muchas embarazadas y a sus bebés porque ha evitado que miles de niños en todo el mundo nacieran con espina bífida u otros graves defectos del tubo neural (DTN), como la anencefalia. En España, los ginecólogos enseguida empezaron también a recomendar tomar ácido fólico y si entre 1980 y 1985 por cada 10.000 bebés que nacían 4,65 padecían espina bífida, en 2008 eran tan solo 0,28.  

¿Ácido fólico es lo mismo que folato? 


En muchas ocasiones ácido fólico y folato se utilizan como si fueran lo mismo. Pero hay diferencias:  

🔹 Los folatos están presentes en algunos alimentos, pero las cantidades que proporcionan no son suficientes para todo lo que tu cuerpo y tu bebé necesitan. 

🔹 En los últimos años han surgido otras formas conocidas como “ácido fólico activo”. Se trata de una de las fórmulas de esta vitamina del grupo B, llamada 5-MTHF. Pero apenas hay estudios sobre cómo actúa para prevenir los DTN. Por este motivo, los organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Sanidad de España recomiendan los suplementos de ácido fólico y no con 5-MTHF. 

🔹 El ácido fólico es un tipo de folato, con el que está elaborado el 94% de los medicamentos y suplementos vitamínicos que se dispensan en España. 

¿Por qué se recomienda el ácido fólico? 


  • Del ácido fólico existen más de 93.000 investigaciones científicas en todo el mundo que han estudiado cómo actúa. Es decir, existe una gran evidencia científica. 

  • El ácido fólico beneficia a todas las mujeres e incrementa la concentración de ácido fólico en sangre. También beneficia a aquellas mujeres que tienen una variante genética en una enzima, la MTHFR, que dificulta que de forma natural asimilen el ácido fólico de los alimentos. 

  • El ácido fólico presenta una biodisponibilidad muy alta, sobre todo cuando se toma en ayunas. Esto quiere decir que tu organismo “aprovecha” al máximo el ácido fólico que contienen estos medicamentos y suplementos vitamínicos. Según los estudios si los tomas sin nada en el estómago, ese ácido fólico se absorbe el doble que los folatos que contienen los alimentos. 

Día de la Espina Bífida: cómo ayuda el ácido fólico

 ¿A partir de cuándo hay que tomar el ácido fólico? 


Los suplementos de ácido fólico se tienen que empezar a tomar al menos un mes antes de la concepción, aunque lo ideal es que sea en el momento que se abandona los métodos anticonceptivos para ser madre. Y la tendencia actual es mantener los suplementos de ácido fólico durante todo el embarazo.

Aunque el cierre del tubo neural se produce en las primeras semanas, el ácido fólico aporta a lo largo de toda la gestación muchos más beneficios para la salud de la madre y el correcto desarrollo del bebé, sobre todo cuando se trata de:

La Dra. Miriam de la Puente, ginecóloga del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, nos cuenta a partir de cuándo hay que empezar a tomar el ácido fólico.

Los médicos, ¿cuánto ácido fólico recomiendan tomar en el embarazo? 


El Ministerio de Sanidad recomienda: 

  • Para mujeres sin factores de riesgo de tener un hijo con DTN: 0,4 miligramos al día.  

  • Para las futuras madres que tienen en su familia casos de DTN o un hijo con espina bífida, la dosis será de 4 miligramos al día. También deben tomar esta cantidad las que siguen un tratamiento con antagonistas del ácido fólico (el metotrexato) o que padecen epilepsia y están en tratamiento con carbamazepina o ácido valproico.   

Además, se aconseja que todas las embarazadas tomen alimentos que aportan ácido fólico; vegetales de hoja verde, hígado, frutas, cereales, legumbres, levaduras y frutos secos.  

Intenta no olvidar tomar la dosis diaria. El ácido fólico no se acumula en el organismo y si tomas tu suplemento de forma irregular su efecto protector disminuye o incluso queda anulado.

¿Por qué el ácido fólico es esencial en el embarazo?   

Caridad Ruiz
Redactora experta en salud