Alimentación, calor y embarazo

0
0
Alimentación, calor y embarazo
19 Jul 2017

¡Qué bonito es el verano cuando llega tras meses de frío! La sensación que invade el cuerpo es de alegría, luz y calor. Pero la gestación en la época estival puede ser realmente preocupante para una embarazada, no solo por tener que elegir los alimentos que mejor van a ayudarle a controlar el peso, sino también por los cuidados que debe mantener para estar correctamente hidratada. Y, cómo no, la especial atención que se debe prestar cuando se come fuera de casa.

¿Qué comer en verano cuando se está embarazada?

La alimentación que se debe mantener a lo largo de los meses de verano difiere poco, en cuanto a las proteínas, a la dieta general de las gestantes, puesto que se recomienda la ingesta de productos cárnicos o pescado de forma habitual. Eso sí, se debe poner especial precaución en preparar o cocinar estos alimentos a la plancha, evitando los rebozados y la fritura, que tan rica está, pero que solo nos aporta calorías. Sin embargo, la embarazada debe hacer un verdadero hincapié en unos puntos muy sencillos:

  • Frutas. Se recomienda su ingesta todos los días. Aprovechando la gran variedad que existe durante estos meses, se debe consumir como máximo tres piezas al día. No es necesario que estén muy maduras, puesto que estas frutas aportan un nivel más alto de azúcar. Su aporte de vitaminas, fibra y potasio ayuda a mantener sus niveles adecuados durante toda la gestación.
  • Verduras. Las verduras también tienen que estar presentes en la dieta de forma frecuente, puesto que aportan no sólo vitaminas, sino también fibra, para mantener equilibrado el organismo de la embarazada.
  • Líquidos. En estas épocas de calor es indispensable que la gestante beba  aproximadamente 2-3 litros de líquidos al día. La ingesta adecuada de líquidos no solo mejora el estado físico de la embarazada, también tiene una función profiláctica de proceso patológicos, tales como la infección de orina, edema de miembros inferiores, cólico nefrítico, hipotensión...
  • Productos lácteos. Son necesarios a diario. Al igual que la fruta, se recomiendan consumir tres raciones, que pueden ser leche, yogures, quesos… Su ingesta es muy fácil, puesto que existe en el mercado una gran variedad.

 

Precauciones si comes de restaurante

No podemos obviar, los cuidados especiales que se debe tener cuando se acude a un restaurante o chiringuito en esta época de vacaciones. Simplemente puntualizar tres detalles:

  • El pescado y el marisco se deben tomar siempre y cuando se hayan congelado previamente o estén bien cocinados, para evitar problemas de infecciones por los mismos.
  • Por otro lado, las embarazadas que no han pasado la infección por el toxoplasma gondii tienen que poner atención a las carnes. Deben estar bien cocinadas. También hay que tener precaución con las ensaladas, puesto que deben estar escrupulosamente lavadas.
  • Y, si te vas de vacaciones a una zona de playa rica en atún, pez espada… ¡cuidado con los peces grandes!, debido a su alto contenido en mercurio. No puedes abusar de ellos.

No te preocupes por la alimentación, usa tu lógica y, sobretodo, intenta mantener una dieta equilibrada.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.