Buscamos un bebé: ¿como sé cuándo estoy ovulando?

0
0
cuando estoy ovulando
03 Feb 2012

Cuando una pareja desea cumplir el deseo de ser padres empiezan a aflorar múltiples dudas que nunca antes se había planteado. Una de ellas, y seguro que la más importante para las mujeres, es saber cuándo son los días de máxima fertilidad, es decir, cuándo es más fácil conseguir el embarazo.

El ciclo menstrual dura aproximadamente 28 días, con un margen de variación normal que puede oscilar de 23 a 35 días, y se puede dividir en una serie de fases. La primera de ellas comienza con el primer día de la regla. Es la etapa en la que el endometrio -que es lo que se pierda con la regla- se descama y luego empieza a regenerarse. Posteriormente, alrededor del día 14 del ciclo, se produce la ovulación, tras la maduración de un folículo. Y, por último, se encuentra la fase secretora: el endometrio modifica su composición para, a continuación, perderse durante la regla y dar paso a un nuevo periodo.

La etapa de máxima fertilidad de una mujer es en los días próximos a la ovulación, pero dicho momento no siempre es el día 14 tras el inicio de la menstruación; varía en función de la duración del ciclo. Pero, ¿por qué? La vida media del óvulo es de 24 horas, mientras que en el caso de los espermatozoides pueden sobrevivir hasta 3-5 días. Por consiguiente, el momento idóneo para conseguir una gestación son los días previos a la ovulación y ese mismo día.

Métodos para identificar la ovulación

Es muy fácil conocer la teoría pero muy difícil saber cuándo se está ovulando. Para ello se dispone de distintos métodos que permiten a la mujer de hoy conocer mejor su naturaleza.

A lo largo de la historia, se ha utilizado una técnica muy natural para conocer el estado de ovulación, el método de Billings o método del moco cervical. Este procedimiento indica que los días de máxima fertilidad son aquellos en los que el flujo es más viscoso y elástico, con una apariencia similar a la clara de huevo. En este periodo, el espermatozoide podría ascender por el aparato genital interno de forma más rápida para alcanzar al óvulo, consiguiendo así su fecundación.

Otro método, para saber el momento de la ovulación, es la medición de la temperatura basal. Esta determinación se debe realizar todos los días del ciclo a la misma hora, y apuntar el valor para ver las pequeñas modificaciones existentes en la misma. Se conoce que en la segunda mitad del ciclo, tras la ovulación, se produce una elevación de la temperatura, fundamentalmente debido a la hormona conocida como progesterona.

En el momento actual, existen métodos de venta en farmacias, que lo que hacen es determinar en orina la presencia de una hormona, la hormona luteinizante. Dicha sustancia controla la ovulación y puede ser determinada entre las 24 y 36 horas previas a la expulsión del óvulo.

Por consiguiente, en el instante de la historia en el que vivimos, disponemos de una gran batería de procesos que nos permiten conocer mejor nuestro cuerpo y, de este modo, favorecer el que se consiga un sueño tan esperado como es el de concebir. Pero no debe olvidarse que lo más importante en todo este proceso es la felicidad y la complicidad de la pareja.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.