10 cuidados de la embarazada de más de 40 años

Buen ánimo, alimentación, ejercicio físico y pruebas

Estás embarazada y tienes más de 40 años. Te encuentras más o menos bien -quizá con algunas molestias- pero no puedes evitar estar preocupada por tu gestación. Con estos 10 cuidados prenatales que propone la Dra. Onica Armijo, especialista en Reproducción Humana y Fertilidad en el Hospital La Paz (Madrid), te sentirás mejor y ayudarás al buen desarrollo de tu bebé.

Embarazo a los 40: el reloj biológico avanza


Gestante mayor de 40 años: 10 cuidados prenatales

Las mujeres de 40 años o más ya no somos las de hace medio siglo. Probablemente, nuestros 40, sean en apariencia los “nuevos 30”. Estamos estupendas por fuera: seguimos activas laboralmente, sexualmente, hacemos deporte y físicamente nos conservamos bien. Pero nuestro interior sigue avanzando el reloj biológico de forma implacable. Por esta razón es importante tener una serie de cuidados de cara al embarazo cuando ya hemos entrado en cuarta década de la vida:

1. Hazte una revisión ginecológica preembarazo


 Con la edad tenemos más predisposición a desarrollar miomas, pólipos, quistes e incluso patología de mama. Así que no descuides la revisión ginecológica previa para tener controlada cualquier patología que pudiera haber surgido al cumplir años. Ten hecha una citología, ecografía y una exploración mamaria reciente.

2. Disfruta de tu embarazo 


El embarazo es una situación, no es una enfermedad, es un cambio. Es verdad, que puede haber alguna complicación más que cuando eres más joven (diabetes, parto por cesárea o hemorragia), pero este riesgo es pequeño y lo normal es que todo transcurra con normalidad.

Madres con 40, más conscientes del embarazo

Con 40 años somos mujeres más maduras, más preparadas y conscientes de todos los cambios que vamos a sufrir. Detente y valora cada cambio en tu cuerpo, de los movimientos del bebé, compártelos con tu pareja. Cada vez son más mujeres que deciden ser madres más tarde. Esto no es un problema: cuídate y disfruta del momento.

Disfruta de tu embarazo con 40 años

3. Evita las gestaciones múltiples 


Si de forma espontánea te quedas embarazadas de gemelos o trillizos, ¡bienevenidos sean! Pero si te estás sometiendo a un ciclo de fecundación in vitro o inseminación, trata de evitar que sea una gestación múltiple, pues es una gestación de alto riesgo. Los problemas se ven acrecentados con el embarazo gemelar (prematuridad, amenaza de parto pretérmino, preeclampsia...) y esto se acentúa con la edad.

Así que, si puedes elige siempre la transferencia de un único embrión.

Gestación de un solo bebé por FIV: embarazada 40 años

4. Controla tu tensión arterial 


Al cumplir años, tenemos mayor predisposición a tener la tensión elevada, debido fundamentalmente, a que nuestros vasos y arterias, se vuelven más rígidos. Además, pueden empezar a aparecer placas de ateromas (colesterol que se acumula en el interior de nuestros vasos y es más probable que podamos sufrir tensión alta, lo que puede entrañar ciertos riesgos para el embarazo.

Así que lo ideal es controlar tu tensión arterial antes del embarazo; acude a tu médico de cabecera para que te la ajuste y te prescriba un fármaco que sea compatible con el embarazo.

Control tensión gestante mayor de 40 años

5. Revisa tus niveles de azúcar 


Con 40 años o más, también es más probable tener el azúcar alto, sobre todo si tienes sobrepeso o antecedentes de diabetes en la familia (de ésas que aparecen de mayor, en nuestros padres o abuelos), que puedas tener diabetes en el embarazo o intolerancia a la glucosa, que es un grado más leve de alteraciones del azúcar.

Pídele a tu médico que te haga una analítica para conocer si tus niveles son los adecuados y si no ajustarte los mismos antes y durante el embarazo: con dieta, ejercicio o incluso pastillas o insulina.

Gestante mayor: revisión del azúcar

6. Cuida mucho tu espalda 


No es infrecuente que comience a dolernos la espalda a partir de los 40: los huesos van envejeciendo y pueden aparecer lesiones como herniaciones o artrosis.

Por este motivo es muy importante que no descuides tus posturas, la carga de peso y que intensifiques los estiramientos y el deporte que aporte un buen tono a tu musculatura de la espalda. También es importante que evites aquellos deportes bruscos, de carga, de impacto, que puedan dañar tus articulaciones.

Embarazo con más de 40 años: Cuida tu espalda

7. Haz todo el deporte que puedas


Al hilo de lo que os contábamos en el consejo anterior, es fundamental realizar alguna actividad física de forma diaria. No sólo va a ayudar a controlar tu peso, tus niveles de azúcar, si no que va a evitar esos dolores articulares y pinzamientos tan molestos y que tan frecuentemente aparecen en el embarazo.

Andar, yoga, tai-chi, Pilates y la natación son deportes excelentes, que adaptados a cada etapa del embarazo pueden ayudarte mucho a evitar esas patologías que tanto nos incordian. Ya que el peso del embarazo, añadido a nuestra edad son dos factores que intensifican la posibilidad de que aparezcan estas situaciones.

Ejercicio físico para embarazadas mayores

8. Protege tu piel del sol e hidrátala


Todas sabemos que nuestra piel no es la misma con 20 que con 40 años. Empiezan a aparecer arruguitas, manchas, flacidez, estrías… Y ya sabéis que esto se acentúa en el embarazo.

Así que protégete del sol (lleva factor de protección 50 en la cara al menos todos los días), si no quieres llenarte de manchas. Hidrata tu piel mucho: las cremas que llevan centella asiática y vitamina E pueden ayudarte a evitar las antiestéticas estrías.

Evita el alcohol y bebe mucha agua para tener tu piel bien hidratada.

Cuidados de la cara de la gestante de más de 40 años

9. Sigue una dieta equilibrada


Aunque generalmente con años,solemos tener una dieta más saludable, más organizada, es importante hacer hincapié en que durante el embarazo debemos evitar comidas poco saludables.

A partir de los 40, también las malas digestiones y el estreñimiento son cada vez más frecuentes porque todo envejece, hasta nuestras células digestivas. Y esto, unido a los trastornos del embarazo, hace que muchas gestantes de estas edades se nos quejen de acidez o de que no van al baño.

Ten una dieta rica en fruta y verduras, que tenga mucha fibra vegetal, abundante en agua. Evita comidas precocinadas y con conservantes que “repitan”, para que no sufras de estreñimiento, y acidez.

Embarazada mayor: Cuida la dieta y nutrición

10. Controla tu peso al máximo


Es importante llegar con un peso adecuado antes y durante el embarazo, y más aún cuando entramos en la década de los 40. Ser obesa o tener sobrepeso puede dificultar nuestras posibilidades de embarazo y tener una mayor tasa de aborto.

También es más frecuente que complicaciones como la tensión alta o la diabetes aparezcan en el embarazo de pacientes cuanto más mayores seamos y más elevado sea nuestro peso de inicio e incluso nuestra ganancia ponderal (es decir lo que engordamos durante el embarazo).

Procura no ganar más de 12 kilos si partías de un peso normal. O no incrementes por encima de los 16 si tenías un bajo peso. Si en cambio tenías obesidad o sobrepeso, no se recomienda engordar más allá de 3-6 kilos, respectivamente, en todo el embarazo.

Peso en la embarazada de más de 40 años

 

Dra. Onica Armijo Suárez
Especialista en Reproducción Humana del Hospital La Paz (Madrid)