Embarazo semana 11: Ya se ven los genitales del bebé

La cabeza del embrión es aún muy grande

En la semana 11 de embarazo está terminando la etapa embrionaria y muy pronto pasará a la fetal. La ecografía puede decirnos muchas cosas: si hay malformaciones graves, si falta alguna extremidad, o incluso adelantar el sexo del bebé, porque ya están formados los genitales externos. La embarazada suele entrar en una etapa de mayor estabilidad (menos náuseas y vómitos) a medida que su útero crece.

Semana 11 de embarazo: cambios en el bebé


embarazo semana 11

 

La cabeza sigue ocupando la mitad de la longitud embrionaria.  Aparecen barbilla y cuello a medida que la cabeza se va separando del pecho.  Empiezan a diferenciarse las uñas de los dedos.  En este momento los genitales externos se distinguen con claridad aunque aún no siempre puedan verse con la ecografía. 

La longitud del bebé en la semana 11 de embarazo ronda los 4-6 centímetros y su peso es de unos 8 gramos.

Embarazo semana 11: cambios en la madre


semana 11 de embarazo cambios en la madre

  • Aunque en tu bebé se estén produciendo cambios muy rápidamente, en ti las modificaciones son más lentas. El útero va creciendo conforme lo hace tu hijo en su interior y su tamaño alcanza por encima de la sínfisis del pubis.  

  • Están empezando a disminuir las náuseas y la sensación de mal cuerpo. Sigues cansada y con sueño todo el día. Puedes tener dolor abdominal debido a la compresión y distensión de los ligamentos redondos. Si el dolor se hace insoportable, puedes tomarte paracetamol oral.  

  • Algunas embarazadas sufren caída del pelo y rotura de las uñas más frecuentemente que antes de la gestación. Otras sin embargo notan el pelo y las uñas más fuertes y resistentes. Esto parece tener que ver con la circulación sanguínea y el cambio hormonal.

  • Debes tener cuidado con el sol en el embarazo. Las gestantes sois más propensas a la aparición de manchas solares en la cara en sitios antiestéticos como el entrecejo, el labio superior o alrededor de los ojos. A esta hiperpigmentación de la cara se le llama cloasma gravídico. Es importante que utilices un factor de protección alto o pantalla total, sobre todo si es verano y vas a la piscina o la playa.  
  • Los calambres en las piernas, a nivel de las pantorrillas, así como una sensación de pesadez, son frecuentes a partir de este momento. El retorno venoso de las piernas está disminuido por la compresión del útero en las venas.

 

Pruebas diagnósticas en la semana 11 de embarazo


Ecografía de la semana 11

El tamaño del embrión permite que con la ecografía de la semana 11 se puedan hacer las tres medidas esenciales que nos permiten determinar la edad gestacional. Estas son:

  • Las grandes malformaciones embrionarias (cardiacas, cerebrales y abdominales) pueden distinguirse en esta semana con la ecografía. La ausencia de alguna extremidad ya puede verse en la semana 11 de embarazo, siempre que se disponga de ecógrafos de alta resolución.
  • Diámetro biparietal (diámetro de la cabeza)
  • Longitud del fémur (longitud del muslo)
  • Circunferencia abdominal

Test de detección de AND fetal en sangre materna

A partir de esta semana puedes hacerte un análisis de sangre para detectar alteraciones genéticas en tu bebé. Se llama el test de detección de AND fetal en sangre materna. Está validado para el diagnóstico de las tres trisomías más frecuentes: trisomía 13 o síndrome de Patau, trisomía 18 o síndrome de Edwards y trisomía 21 o síndrome de Down. También diagnostica el sexo fetal. Las ventajas que ofrece esta nueva técnica es que tiene una tasa de detección muy alta (cerca del 99%), mayor que el cribado combinado, y que no tiene riesgos para la madre ni para el feto de pruebas como la biopsia corial o la amniocentesis pues se trata de una prueba invasiva. 

ADN en sangre fetal: lo que debes saber antes de hacerla

Debes saber que esta prueba no provee información sobre otras anomalías de los cromosomas, en general, mucho más raras. Si la ecografía de las semanas 11 a 13 muestra una translucencia nucal aumentada (más de 3,5 mm) o defectos fetales mayores, el riesgo de alteraciones en los cromosomas puede ser alto y por lo tanto se recomendaría realizar un procedimiento invasivo como una biopsia corial o una amniocemtesis un poco más adelante.

Este test tampoco provee información sobre defectos físicos o del crecimiento. Por tanto no descarta que aunque salga bien, el bebé pueda tener una malformación fetal como una cardiopatía congenita. Por lo tanto, sigue siendo recomendable realizar las ecografías del segundo y tercer trimestre según el protocolo del seguimiento de embarazo de su centro.

Esta prueba puede llevarse a cabo en mujeres embarazadas de un sólo feto y a partir de las 10 semanas de gestación. Existen situaciones especiales que requieren una valoración individual:

  • Obesidad (elevado índice de masa corporal): Técnicamente puede realizarse, pero se ha demostrado una mayor posibilidad de no obtener resultados por falta de material genético suficiente del feto para su análisis.
  • Gestaciones obtenidas por técnicas de reproducción asistida (TRA): Puede realizarse, pero se ha demostrado una mayor incidencia de resultados fallidos.
  • Gestaciones obtenidas por TRA y donación de ovocitos: Es posible realizarla, pero exclusivamente con cierta tecnología (métodos de  contaje).
  • Consanguinidad de primer grado: Puede realizarse, pero exclusivamente con cierta tecnología (métodos de contaje).
  • Gestación gemelar: La evidencia científica del cribado de aneuploidías con ADN libre circulante en la gestación gemelar es limitada; la detección para trisomía 21 parece ser algo menor que en embarazos únicos, y más errores en los resultados (0.25% de los casos). Se asocia con una tasa mayor de casos sin resultado.

La prueba de ADN en sangre fetal está contraindicada en estas situaciones:

  • Gestación triple o superior
  • Gemelo evanescente (embarazo gemelar en los que uno de los gemelos no llega a desarrollarse)

Debes saber que está prueba sólo está finaciada en algunos hospitales públicos y está indicada cuando existe un riesgo  intermedio en el cribado combinado (entre 1/250 y 1/1000).

Si la prueba indica que existe alto riesgo de trisomía, la probabilidad de que el resultado sea cierto es alto, alrededor del 80% (más alta para la trisomía 21 y 18 y menor para la trisomía 13), pero es variable y depende de varios factores. Por ello es necesario siempre confirmar este resultado con una prueba invasiva prenatal (biopsia de corión o amniocentesis).

Si la prueba indica bajo riesgo de trisomía, es extremadamente improbable que el feto esté afecto (pero no imposible) ya que detecta más del 99% de los casos de trisomía 21, 98% de los casos de trisomía 18 y 91% de trisomía 13.

El resultado de la prueba suele estar disponible entre 5 y 15 días, dependiendo de la técnica  y el tipo de test comercial utilizado.

Dra. María de la Calle Fernández-Miranda
Jefe de Sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz (Madrid)