Mareos en el embarazo: cómo actuar en cada trimestre

Consejos para evitar los desmayos o vértigos

En muchas ocasiones, las mujeres nos damos cuenta de que estamos embarazadas por la variedad de síntomas que aparecen en el primer trimestre, incluso antes de que el test de embarazo nos confirme la buena nueva. Uno de los síntomas más aparatosos y que provocan más preocupación son los mareos, que a veces, pueden terminar en desmayos, con el consiguiente susto de nuestros familiares.

Mareos en el primer y segundo trimestre del embarazo 


Embarazada con mareos, cómo actuar

Al principio del embarazo nuestro cuerpo se debe adaptar a una nueva situación y a las nuevas necesidades. Los cambios hormonales y circulatorios de la futura mamá suelen ser los causantes de estos mareos. Las hormonas del embarazo provocan que las paredes de los vasos sanguíneos se dilaten y se relajen, además de que aumenta el volumen de sangre que circula a través de nuestro sistema circulatorio.

Desmayos en la embarazada

Esto es necesario para mantener un buen aporte de sangre al útero, que asegure un correcto flujo sanguíneo para nuestro futuro bebé, pero puede provocar bajadas bruscas de la tensión arterial de la mamá que pueden hacer que aparezca sensación de mareo, vértigo e incluso algún desmayo.

Bajada de azúcar y sensación de mareo

Otra de las posibles causas del mareo en estos trimestres son las hipoglucemias o bajadas de azúcar en sangre. Estas se pueden producir porque el organismo de la mujer embarazada moviliza los hidratos de carbono para que el bebé esté correctamente nutrido en todo momento, pudiendo provocar bajadas de azúcar a la madre si no toma la cantidad necesaria de éstos.

Mareos en el tercer trimestre de embarazo


Ya en el segundo trimestre puede aparecer sensación de mareo cuando la mamá entra en un espacio pequeño lleno de gente, como los transportes públicos. El calor sofocante y la sensación de agobio que provoca en la mamá son los causantes.

 Al final del segundo trimestre y durante el tercer trimestre del embarazo además de la bajada de tensión arterial y las hipoglucemias se suma otro factor que puede provocar mareos en la mamá embarazada: la compresión que el útero hace en la vena cava y que se puede producir cuando una embarazada reposa tumbada boca arriba totalmente. En estos casos el peso del útero colapsa la vena cava e impide el retorno venoso al corazón, provocando una bajada brusca de tensión arterial que puede suponer un problema tanto para la mamá como para el bebé.

Embarazada mareada por trimestres

Mareos en la embarazada: intenta evitarlos


Con unas sencillas pautas podemos intentar evitar o disminuir lo más posible la aparición de estos síntomas tan molestos del embarazo:

  • Evita exponerte a altas temperaturas, sobre todo en verano. El sofoco que te produce el calor puede hacer que los vasos sanguíneos se dilaten y se produzca el mareo.
  • Evita entrar en lugares abarrotados de gente o espacios cerrados y con poca ventilación. La sensación de agobio que te pueden producir es posible que termine en mareo e incluso desmayo. 

Consejos para evitar mareos en el embarazo

  • Come regularidad, mejor pequeñas cantidades, pero más veces al día.
  • Procura beber bastante líquido, durante el embarazo es necesario aumentar la cantidad de líquido que tomamos al día, al menos 1500-2000 ml.
  • Si estás sentada o tumbada, procura no incorporarte de forma brusca, mejor hacerlo despacio y si puedes apoyada en una superficie firme. 
  • A la hora de descansar procura tumbarte sobre el costado izquierdo, no boca arriba. Si no estás cómoda o necesitas cambiar de postura colócate recostada con la espalda sobre unos cojines altos y coloca un cojín bajo tus rodillas.
  • No realices actividades físicas extenuantes, muy exigentes ni tampoco ejercicio físico en lugares muy cálidos o a horas de máxima exposición solar.
  • Evita pasar mucho tiempo de pie, la sangre se acumula en los pies y las piernas dificultando el retorno venoso. Si debes mantenerte de pie, procura moverte, dar paseos o realizar ejercicios circulatorios con los pies y tobillos para mejorar el retorno venoso. 

Embarazo: qué hacer si te sientes mareada

  • Pide ayuda, nunca te quedes sola
  • Si te sientes mareada y no hay contraindicación médica, puedes tomar una bebida azucarada, una fruta o un puñado de frutos secos
  • Túmbate sobre el lado izquierdo
  • Bebe agua
  • Respira despacio, pausadamente
  • Procura colocarte en un lugar ventilado, pueden darte aire si te alivia
  • Busca una sombra
  • Procura que te dejen sitio que no te agobien
  • Si los mareos son muy intensos, te cuesta recuperarte o se repiten con frecuencia consulta a tu médico

 

Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)