Cosas que debes saber sobre tu segundo embarazo

De la segunda gestación "se suele disfrutar" más

Quieres quedarte embarazada otra vez: segunda gestación, segundo parto, segundo bebé. La rueda de la vida vuelve a ponerse en marcha y lo hace todo nuevo... ¡la ilusión está intacta! Ahora necesitas más cuidados incluso que siendo madre primeriza porque tienes más responsabilidades entre manos. Que no decaiga el ánimo: cada embarazo llega con su dosis de fuerza correspondiente.

Cómo es la gestación de tu segundo hijo

La ilusión de tu segundo hijo


“¿Un segundo embarazo…?” ¿Qué sentimientos afloran ahora mismo al pensarlo? Quizá vértigo, ilusión y cierto miedo. La segunda gestación es una experiencia maravillosa en la que ya tienes cierto camino recorrido. Pero no pienses que ya a ser lo mismo o que ya lo sabes todo... Pero cada embarazo es único e irrepetible, una pequeña gran caja de sorpresas que irás descubriendo semana a semana.

Vamos a analizar los aspectos clave que debes tener en cuenta a la hora de preparar la llegada de tu segundo bebé con la ayuda de la Dra. Begoña Olartecoechea, ginecóloga de la Clínica de Navarra.

Pide tu consulta preconcepcional

El primer paso es preparar tu organismo para una nueva gestación. En la consulta preconcepcional, el médico o ginecólogo te darán todos los consejos y recomendaciones de salud y te hablarán de los suplementos vitamínicos que tienes que tomar en esta etapa. Recuerda que el tubo neural del bebé empieza a cerrarse a partir de la sexta semana de gestación. ¿Qué significa eso? Muchas mujeres no saben que van a ser madres hasta la semana ocho de gestación o incluso más tarde. Y si existe algún déficit de nutrientes como ácido fólico o yodo, podría afectar a la salud del bebé. Por eso las vitaminas prenatales han de empezar a tomarse antes de concebir.

"Solicitamos una analítica que compruebe el estado de salud materno, descarte la anemia y marque los niveles de vitamina D de la mujer", explica la especialista de la Clínica de Navarra. "Además, -indica- son fundamentales los aportes nutricionales, especialmente de ácido fólico, para asegurar el buen desarrollo del feto".

Exploración de mama y citología y vacunas

"Cada vez vemos más embarazadas con nódulos mamarios o incluso cáncer de mama, debido a la elevada edad materna. Por eso es muy importante pedir cita con el ginecólogo para preparar adecuadamente el embarazo", insiste. Gracias a la consulta preconcepcional, se pueden corregir y tratar patologías "difíciles" para el embarazo. Aprovecha para vacunarte contra la rubeola si no tienes anticuerpos. Embarazada no podrás hacerlo...

Síntomas del segundo embarazo: cómo cambian

Los síntomas suelen mantenerse o variar un poco

"No hay dos embarazos iguales pero a grandes rasgos suelen mantenerse los síntomas principales en las siguientes gestaciones", explica la Dra. Olartecoechea. "Si una mujer ha tenido muchos vómitos con su primer bebé -indica la especialista-, este síntoma suele repetirse en el resto de los hijos. Pero a veces los signos o señales cambian o desaparecen algunos de ellos".

Si la mujer no nota apenas síntomas también puede preocuparse, al pensar que la gestación no se desarrolla como debiera, lo que suele ser un motivo frecuente de consulta. Es el embarazo con pocos síntomas, otras de las grandes consultas de la Obstetricia.

¿Tiene ventajas del segundo embarazo?

Es verdad que gestar por segunda vez te da una perspectiva que no tenías en tu primer embarazo, y que suele ser más positiva. "La madre está más segura de sí misma. Es como si en el primer embarazo se 'pagara la novatada'. La mujer, en general, vive mejor el segundo embarazo, sobre todo por la tranquilidad mental", explica la ginecóloga de la Clínica de Navarra.

La experiencia de la embarazada del segundo hijo también es muy útil de cara al parto y en la lactancia. "Circunstancias del primer parto como la dilatación uterina, si hubo o no cesárea, nos sirven de mucho para anticiparnos en el segundo parto", explica la doctora. También el haber dado el pecho (o no) aclara mucho las dudas sobre la lactancia materna: "Lo tienen mucho más claro cuando han pasado por ello previamente".

Ventajas de la segunda gestación: disfrutas más del embarazo

El descanso materno, una desventaja

Si hay algo que caracteriza al segundo embarazo, y a los sucesivos, es que las madres están mucho más cansadas. Tienen que cuidar al hijo mayor y a la vez cuidar de su embarazo. Para Begoña Olartecoechea, lo más difícil para las mujeres que son madres por segunda vez es no coger peso: "Tienen un niño a su cargo, que suele ser pequeño y además les es mucho más difícil reponerse de los esfuerzos, hacer una siesta reparadora, por ejemplo..."

Engordar en el segundo embarazo

¿Se nota antes la barriga del segundo bebé?

Sí, tu tripa se notará antes porque los ligamentos maternos están más distendidos. Los rectos abdominales ya han dado de sí una vez y les costará menos hacerlo en tu nuevo embarazo. "También el útero, al haber tenido un volumen mayor, enseguida empieza a hacer evidente la gestación", comenta la ginecóloga.

¿Se engorda más en el segundo embarazo?

"Dependerá -explica- de cada mujer. Quizá la embarazada se quedó con 3 o 4 kilos del embarazo anterior, lo cual es muy frecuente, y en el nuevo embarazo no controla su peso y acumula más". La doctora Begoña Olartecoechea insiste en que es muy importante el control del peso durante el embarazo. Lo que nunca debes hacer es dejar de cuidarte porque la autoestima -y la salud- se va a resentir: te costará más la crianza de tu bebé.

¿ Y si la embarazada tiene más de 40 años?

La edad materna también cuenta: "A medida que tenemos más edad, existen más posibilidades que haya más alteraciones cromosómicas en el bebé, pero eso ya los saben las madres mayores. De cara al resto de las complicaciones, dependerá de las patologías de cada mujer, pero no cambia mucho la evolución del embarazo".

El segundo parto suele ser mejor

La ansiedad y la sobrecarga de información del primer embarazo (y parto) suele ser menor. La embarazada llega a la consulta de Obstetricia más relajada, como relata la doctora: "No se sufre tanto, yo diría que se disfruta más del segundo embarazo;  y si, por ejemplo, tenemos una cesárea previa, podemos intentar un parto por vía vaginal".

Su experiencia puede ayudarte: "Es más sencillo: los primeros partos son más complicados. La dilatación dura más y hay más posibilidades de que sea necesaria una episiotomía". Los ginecólogos diferencian entre las madres primerizas (o nulíparas) y las que ya han dado a luz (secundíparas) y afirman que el parto en el segundo parto suele ser más sencillo.

El segundo parto suele ser mejor

¿Hay más complicaciones del segundo embarazo?

Depende, no tiene por qué haber más, a juicio de la doctora: "Los especialistas encaramos el embarazo con más información: si ha habido preeclampsia en el primero, o diabetes gestacional, anemia... Son cosas en las que podemos ir por delante. Nos ayuda mucho tener una historia clínica de la primera gestación".

Lactancia materna: ayuda a recuperar la figura

Mantener la lactancia materna es un esfuerzo metabólico considerable para cualquier madre. Por eso, dar el pecho al bebé es un gran estímulo para recuperar la figura y que se reduzca el abdomen materno. La oxitocina que se segrega al amamantar es una hormona que ayuda a que vuelvas a tu talla lo antes posible.

¿Merece la pena el esfuerzo...?

Aquí entramos en un asunto muy personal en el que cada cual tendrá su opinión. La Dra. Olartecoechea destaca este argumento entre todos los que podrían darse: "Desde el punto de vista de tu hijo mayor, el mejor regalo que le puedes hacer es un hermano".

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud