Qué calorías puedo tomar durante mi embarazo

Hacer cinco comidas al día es básico para la gestante

 

     
Es fácil de entender que las necesidades calóricas de las mujeres embarazadas aumentan durante toda la gestación: se acelera el metabolismo materno durante este periodo y existe un potente desarrollo de un nuevo organismo en su interior.   Qué calorías puedo tomar durante mi embarazo
Diana Cuenca
Servicio de Obstetricia y Ginecología.
Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
     

 

 
El aumento del consumo de calorías  durante la gestación debe ser adecuado, ya que el caso contrario se ha asociado a patología. Un incremento de la ingesta calórica por debajo de las necesidades puede causar escasa ganancia de peso durante la gestación y bajo peso del recién nacido. El caso contrario, un aumento excesivo de la ingesta de calorías, conllevará mayor riesgo de obesidad materna y de mayor peso fetal, generando un riesgo aumentado de preeclampsia, diabetes gestacional, parto instrumental y aumentar la posibilidad de cesárea.
 
 
 

Cuáles son las necesidades de calorías durante la gestación

 
El aumento de las necesidades calóricas en el embarazo se incrementan principalmente en el segundo y tercer trimestre de gestación. En la primera parte del embarazo, las necesidades son muy similares al estado de no gestación. Es a partir del segundo trimestre cuando se necesita un aumento del contenido total de calorías de la dieta.
 
⇒  

Calorías en el primer trimestre de embarazo

   
  Durante el primer trimestre, los hábitos alimenticios de la mujer embarazada deben concentrarse en mantener una dieta equilibrada y variada. La cantidad media de calorías en una mujer normal menor de 30 años es de unas 2.000 calorías al día. En el caso de mujeres mayores de 31 años, estas recomendaciones descienden a 1.800 calorías.
   
   
 
     
  Con una mayor ingesta de frutas, verduras y pastas pueden cumplirse las necesidades en los tres primeros meses de gestación, aumentando la ingesta en menos de 300 calorías al día  
     
   
   
⇒  

Calorías en el segundo trimestre de embarazo

   
  Durante el segundo trimestre, el aumento de la ingesta de calorías recomendado es de 340 calorías al día. Entre el tercer y sexto mes de embarazo se acumulan los requerimientos energéticos más elevados. En este periodo se producen cambios importantes en el metabolismo materno. Estos cambios incluyen el aumento de la resistencia a la acción de la insulina en todos los tejidos maternos, con el consecuente aumento de glucosa sanguínea, y con ello, el aumento de los depósitos maternos de glucosa y de ácidos grasos. Todos estos hechos pretenden cumplir dos preceptos: mantener unos depósitos energéticos maternos y asegurar el paso de nutrientes y energía necesarios para el correcto desarrollo fetal
   
   
⇒  

Calorías en el tercer trimestre de embarazo

   
  Durante el último trimestre de gestación las necesidades de calorías de gestación aumentan en 450 calorías diarias. Este aumento se atribuye a la maduración de los tejidos que ya se han desarrollado previamente en el feto, así como el mantenimiento de todos estos tejidos nuevos que acarrea un mayor gasto metabólico. En este trimestre también se produce un crecimiento muy rápido de los tejidos fetales. Es durante este trimestre cuando se produce la mayor ganancia de peso fetal y el mayor almacenamiento de ácidos grasos por el futuro recién nacido.
   
  A este aumento de las necesidades energéticas fetales hay que añadir que la madre embarazada precisa un mayor gasto energético basal durante estas últimas semanas para mantener su actividad normal.  Además de este aumento en la ingesta calórica, la mujer embarazada precisará de un mayor descanso materno.
   
   


 

Claves de la alimentación en la gestante

 
     
  ⇒   Existe una falsa creencia sobre que la mujer embarazada debe "comer por dos". Esta afirmación es totalmente falsa y puede causar un aumento excesivo de peso en la gestación; ello eleva considerablemente las complicaciones que pueden existir durante este periodo.  
       
  ⇒   La idea que toda embarazada debe de plantearse es que debe de seguir una dieta equilibrada basada en los hidratos de carbono, proteínas de alto poder biológico y ácidos grasos poliinsaturados. La dieta durante el embarazo debe estar formada por tres comidas principales al día, desayuno, comida y cena, asociado a dos refrigerios para evitar prolongar los periodos de ayuno. Los alimentos principales deben ser los cereales, pastas, arroces, frutas y verduras. Las carnes y pescados preferentemente se ingerirán cocinados a la plancha para evitar las grasas. Los dulces, sobre todo los fabricados industrialmente,  deben evitarse en lo posible.  
         
 
 
 

Cinco comidas diarias durante el embarazo

 
Manteniendo una dieta equilibrada, y fomentando la ingesta de cinco comidas diarias, podemos asegurar una nutrición adecuada durante el embarazo. El aumento de las necesidades en calorías puede cumplirse con los tentempiés de media mañana y media tarde. Algunos ejemplos para estas comidas son:
 
      Cinco comidas diarias durante el embarazo
•    Dos piezas de fruta medianas  
   
•   Una pieza grande de fruta con un yogur
   
•   Un sándwich de pavo con queso
   
•   Un batido de frutas de 200 ml
   
•   Un vaso de leche con una tostada
     
   
Estas combinaciones suponen alrededor de 300 calorías cada uno, que cumplen las necesidades de aumento de ingesta calóricas durante el primer y segundo trimestre de embarazo.
 
En el tercer trimestre, además de estos refrigerios, un aumento escaso de la cantidad ingerida en cada comida, asociado a una disminución de la actividad materna, cumplirán las necesidades calóricas propias del estado de la mujer.
 
 
 

Importancia de las calorias en la dieta

 
Los elementos básicos para toda dieta son los hidratos de carbono, los lípidos, las proteínas y  los ácidos nucleicos. Además, otras sustancias influyentes en la dieta son las vitaminas y minerales. Todas estas sustancias van a presentar una capacidad energética que va a emplearse en el organismo una vez ingeridas. Esta capacidad energética es medida en calorías.

La caloría es una unidad de medida de energía. Las calorías de cada alimento que ingerimos dependerán por lo tanto de la capacidad energética que aportará cada alimento cuando éste sea metabolizado.
 
 
     
     
  El mantenimiento de las funciones del organismo, así como facilitar el crecimiento celular y el desarrollo va a suponer siempre un consumo energético. Todo este gasto es aportado diariamente mediante las calorías que contienen los alimentos. Por este hecho, según el estilo de vida, cada ser humano tendrá un requerimiento energético que cubrir diariamente con su propia dieta. Con este concepto claro podemos entender por qué las dietas tienen una cantidad de calorías dependiendo de su fin, pérdida o ganancia de peso, mantenimiento... Existen además dietas especiales con requerimientos en determinados nutrientes aumentados, independientes de la cantidad de calorías.