Embarazo semana 17

Los ácidos grasos omega 3 son básicos para el desarrollo fetal

Has llegado a la semana 17 de embarazo y tu bebé sigue su desarrollo: su cuerpo está recubierto de grasa, se mueve con fuerza dentro del útero. La embarazada puede notar dolor en el abdomen a medida que el útero crece. La dieta materna es muy importante para el correcto desarrollo fetal. ¡No te olvides de los ácidos grasos omega 3, presentes en el pescado!

Semana 17 de embarazo: cambios en el bebé


  • El bebé mide entre 11 y 13 centímetros y pesa 100 gramos en la semana 17 de embarazo. Su aspecto se va pareciendo cada vez más al de un recién nacido.
  • La grasa empieza a aparecer en todo su cuerpo. Es el llamado tejido adiposo y es importante para mantener el calor corporal y regular del metabolismo del organismo.
  • El agua forma parte de la tercera parte del cuerpo del feto en esta etapa del desarrollo.
  • La posición habitual es semiflexionada con las manos a la altura de la barbilla y los pies cruzados por debajo de la salida del cordón umbilical.
  • Pasa algunos ratos dormidos y otros despierto, en los que aprovecha para realizar movimientos dentro del útero, cada vez más fuertes.
Semana 17 de embarazo: cambios en el bebé

Semana 17 de embarazo: cambios en la madre

  • El útero se ensancha


    La parte baja del abdomen ya se nota agrandada e hinchada y has perdido la cintura, por lo que la ropa de embarazada, aunque te quede un poco grande, será con lo que más cómoda estás. El útero mide ya entre 4 y 5 centímetros y cada vez su forma es más ovalada, desplazando hacia arriba las asas intestinales.
  • Túmbate de lado cuando te duela el abdomen


    El útero está unido a la pared pélvica por unos ligamentos llamados ligamentos redondos. Estos ligamentos se elongan y engruesan con el embarazo a medida que el útero va creciendo lo que puede producir dolor o molestias a nivel abdominal. El dolor puede estar localizado en ambos lado o sólo en un lado y aumenta con determinados movimientos que tensan y estiran dichos ligamentos.

    Por eso es importante que cuando aparezca el dolor te tumbes de lado y descanses. Lo importante que debes saber es que por mucho que a ti te duela, el bebé no se ve afectado. Aunque tu hijo cada vez se mueva más frecuentemente y sus movimientos sean más fuertes, es raro que tú notes algo y te sigues sorprendiendo cuando ves a tu bebé moverse en la ecografía de la semana 17, porque tú dices no notar nada…
  • Qué debes comer estando embarazada


    Durante la gestación, la madre debe seguir una dieta equilibrada con una ingesta adecuada de nutrientes. En una dieta saludable, las proteínas deben aportar del 10-35% de la energía, las grasas del 20-35% y los hidratos de carbono del 45-65%. Cualquier dieta normal, variada y no excluyente de alimentos (como es el caso de las embarazadas vegetarianas) aporta la cantidad suficiente de principios inmediatos que garantiza la salud materna y el crecimiento y desarrollo fetal. Las necesidades de proteínas durante el embarazo se estiman para las mujeres embarazadas o lactantes en 71 gramos/día. El aporte dietético recomendado de hidratos de carbono para la mujer embarazada es de 175 gramos/día, superior a los 130 gramos/día de la mujer no gestante. Durante la lactancia materna, la dieta debe aportar 210 g/día (320 Kcal/día adicionales).
 
  • Las grasas de los alimentos son una fuente de energía y la fuente de los ácidos grasos poliinsaturados omega 6 (linoléico) y omega 3 (linolénico), que junto con el ácido araquidónico son los ácidos grasos esenciales. El aporte recomendado de omega 6 a la mujer embarazada y lactante es de 13 gramos/día, lo que supone un 5-10% de la energía de la dieta y de omega 3 de 1,4 g/día (0,6-1,2% de la energía de la dieta). Los más importantes son los omega 3 que se encuentran principalmente en el pescado. En las mujeres con hábitos alimenticios que no incluyen el pescado en su dieta, se pueden utilizar complementos nutricionales con ácidos grasos esenciales.
  • La ingesta de agua recomendada durante el embarazo es de 3,0 l/día de agua (líquido y alimentos) y de 3,8 l/día durante la lactancia.
  • Las necesidades de calcio en la mujer gestante y lactante de 14 a 18 años de edad son de 1300 mg/día y en la de 19 a 50 años de 1000 mg/día. Esta cantidad se alcanza con una dieta que incluya al menos tres raciones de alimentos ricos en calcio como son los lácteos y sus derivados (leche, yogurt, queso). Un vaso de leche o un trozo de queso contienen unos 300 mg de calcio. Los suplementos farmacológicos de calcio se deben recomendar cuando se considera que el aporte por la dieta es insuficiente.

Semana 17 de embarazo: alimentacion

Semana 17 de embarazo: pruebas diagnósticas


Amniocentesis


Esta prueba diagnóstica, la amniocentesis, se realiza entre la semana 16 y la semana 18 de embarazo. Consiste en la extracción de líquido amniótico (unos 15 cc) bajo control ecográfico a través de una aguja fina que se introduce en el abdomen llegando hasta dentro del útero. La prueba duras unos minutos, pero luego debes estar 48 horas en cama haciendo reposo absoluto. En el líquido amniótico existen células fetales procedentes de la descamación de la piel y las vías urinarias del bebé, que se analizan microscópicamente, estudiando su mapa cromosómico y posibles alteraciones genéticas.

El resultado sirve para descartar las tres trisomías más frecuentes (13 o Patau, 18 o Edwards y 21 o síndrome de Down) y tarda unas 72 horas. En este resultado también te dirán el sexo del bebé. El estudio completo del cariotipo del feto analizando las 46 parejas de cromosomas tarda entre tres y cuatro semanas dependiendo de los laboratorios genéticos. Esta prueba se indica cuando el "screening" bioquímico da un riesgo elevado de cromosomopatías, si existe una malformación detectada por ecografía, cuando ambos progenitores son portadores sanos de una enfermedad genética o tienen un hijo afectado por una enfermedad genética.
Semana 17 de embarazo: pruebas diagnósticas Ecografía de la semana 17 de embarazo: columna vertebral. En la imagen vemos la columna vertebral de feto donde se visualizan las vértebras cervicales, dorsales y lumbares. Hacia abajo, se percibe cavidad torácica con el corazón y las costillas y cavidad abdominal. Por debajo del feto, se visualiza el líquido amniótico, pero este corte no se visualiza la cabeza del bebé.

Detectar infecciones fetales


Además de diagnosticar posibles alteraciones cromosómicas, la amniocentesis también sirve para diagnosticar posibles infecciones del feto como la toxoplasmosis, la rubeola o el citomegalovirus. El porcentaje de abortos de la amniocentesis es menor del 1%. Es necesario firmar un consentimiento informado antes de realizarse esta prueba. Como ya hemos comentado, después de una amniocentesis, debes permanecer unas 24-48 horas en la cama. Deberás acudir a urgencias en caso de que sangres o pierdas líquido.

En los hospitales públicos, antes de hacerse una amniocentesis es necesario pasar por la consulta de genética, donde se os abrirá una historia y se evaluará el riesgo de tener un hijo con una alteración genética.



Ecografía de la semana 17 de embarazo: columna vertebral

En la imagen vemos la columna vertebral de feto donde se visualizan las vértebras cervicales, dorsales y lumbares.

Hacia abajo, se percibe cavidad torácica con el corazón y las costillas y cavidad abdominal. Por debajo del feto, se visualiza el líquido amniótico, pero este corte no se visualiza la cabeza del bebé.
Semana 12 de embarazo: Feto de 12 semanas con medición del ductos venoso
Dra. María de la Calle Fernández-MirandaResponsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid)