Embarazo semana 4

Puedes confirmar tu gestación haciéndote un test casero

Semana 4 de embarazo

La semana 4 de embarazo es clave para confirmar tus sospechas de que esperas un bebé.
Además, se produce unos de los hitos de la gestación: la implantación del embrión en la cavidad uterina. Y la naturaleza sigue su curso: la diferenciación de las células embrionarias en capas, que llegarán a desarrollar los diferentes órganos, y las primeras fases de la placenta. Empezarás a notar los primeros signos y síntomas de embarazo.

Semana 4 de embarazo: cambios en el bebé

El embrión ya implantado en el útero materno tiene un tamaño de entre 0,36 a 1 milímetros de longitud. En esta semana 4 de embarazo, el grupo de células embrionarias empieza a diferenciarse es tres láminas u hojas, que darán lugar a los futuros órganos: ectodermo, endodermo y mesodermo. Es el llamado disco trilaminar: el ectodermo dará lugar al sistema nervioso central; el endodermo al tracto gastrointestinal, páncreas, hígado y glándula tiroides; y el mesodermo, a los huesos, músculos y sistema sanguíneo. Se está formando la cavidad amniótica y en su interior el líquido amniótico. La placenta también se está empezando a desarrollar: en estadios precoces se llama trofoblasto. Este órgano es el encargado de llevar el oxígeno y los nutrientes de la madre al bebé.

Semana 4 de embarazo: cambios en la madre

Es al final de esta semana cuando te tendría que venir la menstruación. Por eso, su ausencia confirmará tus sospechas de embarazo. Además de la ausencia de regla, notarás cierto dolor pélvico, como si te fuese a bajar el periodo. Puedes percibir el abdomen un poco hinchado aunque el útero aún no ha aumentado de tamaño. También puedes notar cambios en el pecho: mayor tensión mamaria, así como aumento en su volumen. Algunas gestantes ya manifiestan náuseas matutinas y cansancio al final del día.

Semana 4 de embarazo: pruebas diagnósticas

El test de embarazo, en la mayoría de los casos, es positivo, incluso antes de comprobar la ausencia de la menstruación.

El test detecta la presencia en orina de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) que se segrega desde el inicio de la gestación. En las embarazadas con ciclos irregulares (reglas cada más de 40 días) puede ser negativo en la cuarta semana de embarazo. Hay que decir que estas menstruaciones irregulares cada más de 30 días son típicas de mujeres con síndrome de ovario poliquístico.

La ecografía precoz muestra el endometrio -las paredes del útero- más engrosadas, pero es casi imposible visualizar la vesícula gestacional  
Semana 4 de embarazo: pruebas diagnósticas
Dra. María de la Calle Fernández-Miranda Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid).