Embarazo semana 5

Aparecerán las náuseas y los primeros cambios físicos en la gestante

En la semana 5 de embarazo algunas mujeres descubren que esperan un bebé. Son más evidentes los primeros síntomas de gestación como las náuseas y vómitos, o las ganas continuas de orinar. Para la embarazada es muy importante tomar ácido fólico ahora, ya que se están formando los órganos del bebé. Por ello, es clave empezar con los suplementos vitamínicos antes de quedarse embarazada.

Semana 5 de embarazo: cambios en el bebé



El embrión –se denomina así hasta la semana 12 de embarazo, en la que empieza a considerarse un feto– mide aproximadamente 1,25 milímetros de longitud.

El esqueleto del bebé se está empezando a formar en la semana 5 de gestación. Y también está produciéndose el desarrollo de los músculos, huesos, sistema nervioso y corazón, aunque aún sea imperceptible por los métodos diagnósticos disponibles.

Ecografía Doppler de un embrión de 5 semanas
Ecografía Doppler de un embrión de 5 semanas

Semana 5 de embarazo: cambios en la madre


Todavía no percibirás grandes cambios físicos en tu figura, aunque ya sepas que estás embarazada por la ausencia de menstruación y el test de embarazo positivo. El primer síntoma de embarazo que tendrás son las náuseas: suelen aparecer por la mañana y algunas veces se acompañan de vómitos y arcadas. Hay gestantes que tienen esta sensación de continuo: comienza al levantarse por la mañana y se incrementa a lo largo del día.

 

Consejos y trucos contra las náuseas

Algunos remedios contra las náuseas en el embarazo son:
  • Comer varias veces al día pequeñas cantidades de galletas saladas, corteza de pan, cacahuetes o palomitas de maíz.
  • Beber a lo largo del día bebidas con cola, limón o naranja a pequeños sorbitos.
  • Es buena idea tomar como desayuno algo sólido, como unas galletas o unos pocos cereales en la cama, antes de levantarte e incorporarte.
  • De todas formas, aunque cada embarazada tiene su alimento ideal para disminuir la sensación de náuseas, muchas veces ninguno resulta efectivo.
  • Afortunadamente esta desagradable sensación suele ser temporal y desaparecer al final del primer trimestre, hacia la semana 13 de embarazo.

Signos de embarazo: orina frecuente y tensión mamaria

  • Otro síntoma que notarás será que orinas con mucha frecuencia y esto se mantendrá hasta el momento del parto debido a la presión del útero sobre le vejiga.
  • El volumen de los pechos estará aumentado. Notarás mayor tensión mamaria, que a veces puede resultar dolorosa. Aparecen pequeñas glándulas alrededor del pezón, así como un aumento de la coloración de la areola mamaria.
  • Te encontrarás más cansada y con ganas de irte a dormir antes de tu hora habitual, algo que se mantendrá todo el embarazo.
  • La aversión por algunas comidas u olores que antes soportabas suele ser frecuente. Algunas embarazadas perciben al principio de la gestación un sabor metálico en la boca.
  • El dolor en el bajo vientre y la sensación como si fuese a bajar la menstruación persiste en esta semana.

Semana 5 de embarazo: pruebas diagnósticas


 
Tu test de embarazo casi con toda seguridad es positivo, salvo en raras situaciones de reglas muy irregulares cada dos o tres meses.

Esta prueba la puedes comprar en la farmacia y es fácil de usar. Existen diferente tipos de pruebas de embarazo: las que se recoge la orina en un vaso y se hunde un palillo dentro, o las que se coloca el palillo directamente en el chorro de orina. La mejores son las que detectan pequeñas cantidades de la hormona HCG (entre 15 y 30 HCG) y en la farmacia te pueden asesorar. Si salen dos rayas rojas es que estás embarazada.Si sólo sale una raya roja no hay embarazo. Si sale una raya muy roja y otra levemente roja es que el embarazo es muy incipiente. Debes saber, que a veces sale el test negativo (una sola raya roja) y eso no quiere decir que no estés embarazada, sino que aún es pronto para objetivarse en el test. Espera una semana más, y si no has tenido la regla, vuelve a repetirte la prueba.
Semana 5 de embarazo:pruebas diagnósticas
Otra opción es realizarse la prueba de embarazo en el médico. Para eso debes acudir a tu centro de salud y solicitársela al médico de familia. Mediante un análisis de sangre te dará el resultado de un día a otro. En dicha analítica se determina también los niveles de hormona gonadotropina coriónica.

 

Quién controla mi embarazo


Aunque todavía es un poco pronto, muchas mujeres ante la ausencia de menstruación y la prueba de embarazo positiva piden cita con el ginecólogo para empezar a controlarse el embarazo. Si se dispone de un seguro privado, se puede contactar con el ginecólogo directamente.

En la sanidad pública se debe pedir cita con el médico de familia que remite a la paciente a la matrona del centro de salud. Posteriormente, tras la primera visita a la matrona, ésta deriva a la gestante al ginecólogo. -Debes saber que los embarazos normales se controlan en los centros de Salud o Especialidades y solo acudirás al hospital a realizarte las ecografías más importantes. En muchos centros, solo la ecografía de la semana 20 la realizan en el hospital.

En los centros hospitalarios se controlan los embarazos de alto riesgo bien por causa fetal o bien por causa materna.
Embarazada con enfermedad previa

En caso de padecer la gestante alguna enfermedad previa (diabetes, hipertensión, cardiopatías…), debe comunicarse el embarazo al especialista oportuno para determinar si es necesario modificar la medicación que la paciente estuviese tomando en ese momento.

Semana 5: ecografía del embrión

Semana 5 de embarazo: ecografía del embrión

La ecografía en la semana 5 muestra una pequeña vesícula gestacional de forma circular con los bordes blancos y el interior negro.

Aunque aún no se visualiza el embrión, podemos determinar si la gestación está dentro o fuera del útero ( embarazo ectópico ) y si es una gestación única o embarazo múltiple, según el número de vesículas que se identifiquen en la ecografía.


Ecografía 3D de un embarazo de 5,3 semanas

Imprescindible: ácido fólico, yodo y vitamina B12

Debes continuar con los suplementos vitamínicos en el embarazo : ácido fólico (400 microgramos/día) y el yodo (200 microgramos/día), junto con vitamina B12 (2 microgramos al día). La frecuencia de las consultas prenatales sucesivas está determinada por las necesidades individuales de cada mujer y la previsión de posibles factores de riesgo asociados, siendo aconsejable un cierto grado de flexibilidad.

La mujer que presenta complicaciones médicas u obstétricas del embarazo requiere una vigilancia más estricta. En esta situación, el intervalo entre las consultas estará determinado por la naturaleza y gravedad del problema.
Semana 5 embarazo: acido folico y yodo

Está demostrado que la realización de entre 7 y 10 consultas prenatales durante el embarazo normal se acompaña de mejores resultados perinatales. El número ideal de consultas es difícil de establecer, pero suele aceptarse que con menos de 5 o 6 visitas, es difícil considerar que un embarazo esté bien controlado. Generalmente una mujer con un embarazo que evoluciona sin complicaciones debe acudir a la consulta con la siguiente periodicidad:

 

Dra. María de la Calle Fernández-Miranda Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid).