Ácido fólico: por qué tomarlo antes y durante el embarazo y en la lactancia

La vitamina B9 es básica para prevenir los defectos del tubo neural

El ácido fólico es imprescindible tomarlo antes y en el primer trimestre de gestación. Pero también conviene que la madre ingiera este suplemento a lo largo de todo el embarazo y la lactancia.  Los últimos estudios científicos publicados respaldan estas recomendaciones. Y también el padre del bebé debería empezar a ingerir, como su pareja, ácido fólico antes de la gestación.

 

pastilla

Ácido fólico para preparar el embarazo


En cuanto se decide engendrar a un bebé, lo ideal es que la madre prepare su organismo para que su hijo se desarrolle y crezca dentro de su útero libre de graves enfermedades como la espina bífida. Por eso, todos los expertos recomiendan que la mujer acuda a la consulta de su ginecólogo meses antes incluso de dejar de adoptar medidas anticonceptivas. Es en esa consulta cuando el médico recomienda que la madre empiece a tomar un suplemento de 400 microgramos de ácido fólico. Y una vez embarazada, esta medida debe mantenerse a lo largo de toda la gestación.

Clave para prevenir los defectos del tubo neural del bebé


Para el futuro bebé, el momento más crítico de su existencia no es el parto ni el nacimiento, sino mucho antes, cuando el óvulo se encuentra con el espermatozoide en las trompas de Falopio y apenas es un grupo de células. Esos primeros días de vida del embrión son los más peligrosos porque la madre aún no sabe que se encuentra embarazada (y sigue haciendo tu vida como si tal cosa), pero, al mismo tiempo, es cuando se empiezan a desarrollar los órganos vitales del futuro bebé y su vulnerabilidad es máxima a algunas carencias, como el ácido fólico

Se ha comprobado que esta vitamina del grupo B, el ácido fólico, desempeña un papel fundamental al comienzo del embarazo: interviene en la formación del tubo neural, que se forma en las primeras semanas de gestación. Una carencia de esta vitamina (muy frecuente cuando la mujer toma anticonceptivos orales) puede provocar en el feto defectos del tubo neural como espina bífida, anencefalia…  

bebé

Pero su papel no se detiene en los primeros meses de embarazo. El suplemento de ácido fólico se debe tomar durante todo el embarazo, como nos explica el doctor Francisco Estaca, ginecólogo de la Clínica La Milagrosa, de Madrid."La mujer debe mantener los suplementos de ácido fólico durante todo el embarazo y en la lactancia porque el desarrollo cerebral del feto no se completa en las primeras 12 semanas de gestación", argumenta este especialista.

Ángela del Tío