Cómo diferenciar síntomas de coronavirus y de alergia

16
0
Embarazo: síntomas de coronavirus y alergia

La primavera de 2020 pasará a la historia como la primavera del coronavirus. Pero además de este virus, que ha cambiado nuestro mundo, la primavera viene acompañada de la alergia estacional, como cada año. Actualmente toda la población está alerta ante cualquier síntoma compatible de infección por coronavirus, y muchos pueden ser confundidos con una simple (o no tan simple) alergia.

En el caso de que una mujer presente la denominada alergia estacional (por la exposición a determinados alérgenos como son los diversos pólenes) ésta patología puede aparecer de igual forma en el embarazo. Aproximadamente un tercio de las alergias estacionales mejoran durante la gestación, un tercio se mantienen de una gravedad similar y un tercio empeoran.

Síntomas de alergia y coronavirus, a examen

Los síntomas de alergia son picor de garganta, ojos, nariz, rinorrea continua, lagrimeo, estornudos y tos. Muchos de estos pueden confundirse con un cuadro catarral, que puede estar asociado en nuestro día a día con una posible infección por coronavirus. A diferencia de esta última, la alergia suele tener picor en garganta, nariz y ojos o síntomas cutáneos, mientras que una infección por coronavirus no lo suele asociar. La infección por COVID-19 suele presentar fiebre y mal estado general y la alergia, aunque en estados graves puede ocurrir, no suele producir ese estado de decaimiento ni fiebre.

De entre las preguntas que se hace una embarazada con alergia, la primera que se le ocurre es si la alergia puede afectar a su bebé y al curso de su embarazo. En general la alergia estacional de por sí, no afecta al bebé. Son las consecuencias de una alergia moderada-severa las que sí podrían tener consecuencias sobre el embarazo si ésta se mantiene durante semanas, se agrava o no se trata. 

¿Complicaciones de la alergia para el bebé?

Las complicaciones ocurren cuando las reacciones alérgicas asocian broncoespasmo o asma y por lo tanto pueden generar hipoxia (falta de oxígeno) de forma mantenida en la embarazada y finalmente podrían desencadenar una alteración en el crecimiento del bebé. Pero estos casos son puntuales y poco habituales ya que la mayoría de estas embarazadas reciben tratamiento para tratar sus síntomas previo a llegar a estar en esta situación. El bebé que nazca de este embarazo no tiene por qué ser alérgico, aunque teniendo una madre alérgica su riesgo de heredar este caracter de su madre (o de su padre), es mayor que el de la población general.

Cómo tratar los síntomas de alergia

Los síntomas de la alergia se tratan para mejorar el confort de la embarazada. Los síntomas leves pueden ser tratados por el médico de cabecera o incluso el obstetra. Pero cuando asocia asma o síntomas moderados es recomendable la vigilancia de un alergólogo o neumólogo.

Las recomendaciones generales y compatibles con el embarazo son:

  • Realizar instilaciones nasales con agua de mar o similar, que pueden mejorar la sequedad y la rinorrea.
  • El empleo de antihistamínicos. Son fármacos que controlan a nivel sistémico todos los síntomas de alergia. Deben ser pautados por un médico y debes comentar a tu obstetra que los tomas. Existen varios seguros para su uso durante el embarazo.
  • Los corticoides nasales pueden ser útiles y son seguros en el embarazo. Su empleo local pueden mejorar los síntomas de picor, rinorrea y lagrimeo.
  • En el domicilio, la humidificación del aire es algo sencillo que pueden disminuir la intensidad de los síntomas. 

Cómo prevenir a la vez alergia y COVID-19

Muchas de las medidas que estábamos empleando para prevenir un contagio por coronavirus son efectivas para prevenir la acción de los alérgenos. Así que la prevención de ambos puede ser conjunta con las siguientes medidas:

  • Ventila la casa, pero de forma limitada en el tiempo, a poder ser a primera hora de la mañana o última de la noche.
  • Evita salir de casa. Salir a la calle o al aire libre hace que nos expongamos a los alérgenos y por lo tanto empeoran nuestros síntomas.
  • Si sales fuera de casa, al llegar cambia tu ropa y lávala ya que puede llevar pólenes en ella, y toma una ducha de agua tibia. Tras lavar la ropa, intenta secarla en espacio cerrado y no al aire libre para disminuir esta exposición a alérgenos.
  • Si estás al aire libre, emplea una mascarilla y gafas de sol para disminuir la exposición nasal y ocular a los alérgenos. La mascarilla, un imprescindible en nuestra vida actual puede ayudarnos a mitigar nuestros síntomas.

Aunque muchas embarazadas sois muy reticentes de realizar tratamientos durante la gestación, te recomendamos que lo consultes con tus médicos, ya que existen alternativas seguras que te pueden ayudar a hacer más llevaderos estos meses.

Dra. Diana Cuenca
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.