"Tengo polihidramnios, ¿es peligroso para mi bebé?"

4
0
Embarazo con exceso de líquido amniótico, cómo afecta al bebé
08 Abr 2019

Esta una consulta sobre el polihidramnios o aumento desmesurado del líquido amniótico en el embarazo, aparece con relativa frecuencia en nuestra consulta de Obstetricia. Lo más habitual es que el polihidramnios no sea síntoma de una complicación o malformación fetal pero los ginecólogos estudiamos las causas de este aumento de líquido amniótico. Para contestar detalladamente a esta duda del embarazo vamos a comenzar por el principio:

¿Qué es un polihidramnios y cómo se origina?

El polihidramnios  se define como el aumento de líquido amniótico en cualquier momento de la gestación. Es más habitual que se diagnostique en el tercer trimestre de embarazo pero puede aparecer de forma más temprana. Dependiendo del momento en el cual se diagnostique sus límites a partir de los cuales se considera como polihidramnios van aumentando. Así se "gestan" las aguas del bebé:

  • El líquido amniótico es generado por la orina fetal a partir del quinto mes aproximadamente, y antes de ese momento es la acumulación de los exudados a través de la piel fetal.
  • El feto deglute o traga este líquido permitiendo de este modo el desarrollo normal del tubo digestivo.
  • Su aspiración por los movimientos fetales respiratorios permiten el desarrollo pulmonar fetal.
  • Permite proteger al feto del exterior y le aporta el espacio suficiente para moverse y desarrollar su musculatura y sus huesos de forma adecuada.

Causas del aumento de líquido amniótico

Lo más habitual es que el polihidramnios sea lo que se define idiopático, es decir que no tiene una causa identificable sino que se trata de una variante de la normalidad y por lo tanto no asocia ninguna patología.

La segunda causa más frecuente de polihidramnios es el desarrollo de una diabetes gestacional por la madre. Habitualmente indica que existe un mal control de las glucemias o azúcares en sangre y orienta a que la dieta no se está haciendo de forma adecuada o es insuficiente. En otras ocasiones es el propio polihidramnios el que hace sospechar al obstetra la posibilidad de que exista una diabetes sin diagnosticar.

¿Signo de una posible malformación fetal?

En otros casos, muchos menos frecuentes, puede asociarse a alguna malformación fetal. Cuando el feto presenta un defecto digestivo y no puede tragar con normalidad se acumula progresivamente el líquido amniótico. Cuando existen problemas de movilidad, que asocian debilidad muscular el proceso de deglución puede encontrarse comprometido y del mismo modo generar un polihidramnios. Estos dos hechos se valoran mediante una ecografía en la que valore la integridad del tubo digestivo y los movimientos fetales.

Por último, en ocasiones se debe a una infección durante la gestación que atraviesa la placenta. En el estudio del polihidramnios por ello se asocia una analítica en sangre  materna que descarte la posibilidad de infección.

Embarazada con gran volumen abdominal

El problema del aumento excesivo de líquido amniótico principalmente deriva de la incomodidad que le genera a la embarazada por la distensión del útero. Las molestias abdominales son más comunes y también puede incluso dificultarse la capacidad respiratoria cuando es es muy severo. En ocasiones es tan severo que es justificado adelantar el parto o vaciar parte del líquido amniótico contenido en el útero.

Además el útero al encontrarse más distendido estimula a sus fibras musculares generando contracciones de forma más temprana por lo que es una causa conocida de parto prematuro. Además al tener más espacio el bebé puede moverse más y favorecer el cambio de presentación diferente a la cefálica (cabeza abajo), es decir colocarse atravesado, o de nalgas.

Por último, al igual que lo anterior, el polihidramnios puede favorecer que se rompa la bolsa de las aguas de forma más temprana pudiendo desencadenar que salga alguna parte del cordón umbilical, lo que se denomina prolapso, o incluso un miembro del bebé, una mano o un pie.

Dra. Diana Cuenca
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.