De fiesta y con contracciones, ¿cómo sé si estoy de parto?

43
0
Contracciones de parto estando embarazada: cómo diferenciarlas
28 Dic 2021

Un año más estamos en Navidad, y con ella llegan nuestras celebraciones familiares. A pesar de que este año tampoco podremos celebrarlas como desearíamos por causa de la pandemia, serán frecuentes reuniones con nuestras personas más allegadas. Compartir mesa y comida, conversación, juegos, risas… Son momentos que nos dan la vida. Si estas esperando un bebé, aunque estés en el tercer trimestre y la fecha del parto esté próxima, debes disfrutar con tranquilidad de estos momentos y no preocuparte por causas que no lo precisen.

En entradas anteriores del blog os hemos dado múltiples consejos acerca de los alimentos y bebidas que podéis consumir durante estas celebraciones, y los que debéis evitar. Es mejor que os toméis las cosas con calma y que os dejéis cuidar durante estos días. Si a pesar de ello surgen síntomas inesperados, es bueno que sepáis reconocer los signos que indican que el parto de acerca y los motivos por los que acudir al hospital.

Signos de que el parto se acerca

Hay múltiples síntomas que pueden confundirnos y hacer que dudemos acerca de la necesidad de acudir o no a urgencias, y dicha preocupación puede ensombrecer momentos muy especiales. A continuación vamos a analizar posibles situaciones ante las que frecuentemente se puede encontrar la embarazada a término, y la recomendación en cada caso:

1. Ruptura de bolsa amniótica

  • Conocido coloquialmente como romper aguas (o romper fuente), se manifiesta con la salida de líquido por la vagina.
  • Suele ser abundante, claro y caliente, aunque también pude producirse la salida del mismo de forma más escasa y continua.
  • Ante esta señal debemos acudir al hospital, aunque no hace falta correr.
  • A menos que el líquido no sea claro, sino teñido de color verdoso o marronáceo, en cuyo caso, sí que debemos acudir al hospital sin demora.
  • También es recomendable acudir a urgencias ante la aparición de sangrado vaginal, para que pueda ser valorado adecuadamente.

2. Contracciones de parto

Es la forma más conocida de comenzar el parto, y lo que esperan sentir todas las gestantes antes de acudir al hospital. Pero las contracciones de parto deben ser regulares (cada 5-7 minutos) y de intensidad moderada a alta, es decir,  dolorosas.

3. Dolor lumbar intenso o en zona pélvica

Son las llamadas contracciones prodrómicas, y aunque con frecuencia preceden al parto, no son motivo de acudir al hospital. Lo indicado sería deambular (caminar largo y tendido) para favorecer la aparición de las verdaderas contracciones de parto. Como hemos dicho anteriormente son más dolorosas, intensas y regulares. 

4. Expulsión del tapón mucoso

Como en el caso anterior, la expulsión del tapón mucoso es algo que suele preceder al parto. Pero el periodo de latencia es muy variable hasta dar a luz pueden ser días, incluso semanas [desde la primera expulsión del tapón], por lo que tampoco es un motivo para acudir de urgencia al centro sanitario.

5. Contracciones de Braxton Hiks

 Son un tipo de contracciones “preparatorias”, como “de ensayo”, en las que el útero se contrae, pero de forma leve, de tal forma que se tiene la sensación de tripa dura, pero sin dolor, y sin regularidad. Tampoco son estas motivo de acudir a urgencias del hospital.

6. Fatiga, insomnio, digestiones pesadas...

Otros síntomas muy frecuentes en las fechas cercanas al parto, y que se pueden intensificar en estos días, son la fatiga, el sueño, la dificultad para dormir, aumento de la frecuencia miccional, cambios leves en el hábito intestinal... Tampoco son graves ni deben representar un motivo de preocupación, sino únicamente, quizá podríamos mejorar algunos hábitos. 

Cuidado con las molestias digestivas en Navidad

Y recordad que, en estos momentos, las digestiones son más lentas, y difíciles, ya que el estómago está desplazado y parcialmente comprimido, por lo que la gestante a término, además de cuidar la calidad de los alimentos que consuma, debe cuidar la cantidad, y no comer demasiado, ya que se acentuaran mucho más las molestias digestivas. Es recomendable evitar alimentos flatulentos y bebidas gaseosas. Cuidado con el picante, y no es recomendable abusar de los dulces, tan típicos de estas fiestas navideñas. Esperamos que estos consejos os sean muy útiles y prácticos, y que paséis unas fiestas muy felices. 

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.