Cómo te ayuda el masaje perineal de cara al parto

4
0
Masaje perineal, útil para la embarazada
30 Jul 2020

Hoy vamos a hablar de los grandes beneficios de realizar el masaje perineal durante las ultimas semanas del embarazo. Seguro que habréis oído hablar acerca de este masaje en numerosas ocasiones, y su finalidad principal es la de preparar el periné adecuadamente para el nacimiento del bebé.

Llamamos periné a la zona comprendida entre la vagina y el ano. Dicha zona está compuesta por múltiples músculos, fascias y tendones, que contribuyen a la correcta sujeción del suelo pélvico de la mujer. Ya durante el embarazo se produce cierta afectación de dicha zona por la compresión ejercida por el útero grávido, y aun más durante parto, por la gran distensión que sufre, incluso rotura (desgarros o episiotomía). Esto puede provocar posteriormente secuelas como la incontinencia urinaria, incontinencia de gases y fecal, cicatrices dolorosas, dispareunia (dolor en las relaciones sexuales), o incluso prolapso genital.

Para qué sirve el masaje perineal

El hecho de preparar previamente la zona con el masaje perineal, facilitara su capacidad de distensión en el momento del parto, disminuyendo la incidencia y severidad de posibles desgarros en la zona y disminuyendo la probabilidad de que sea necesario realizar una episiotomía. También aporta otras ventajas secundarias, pero también importantes, como el conocimiento de la propia anatomía, y el hecho de familiarizarse con la sensación de distensión perineal, lo que te ayudará a estar mas relajada en el momento del expulsivo. También ha demostrado mejorar el dolor de toda la zona perineal tras el parto.

Mejor a partir de la semana 34 de gestación

La recomendación más extendida es realizarlo a partir de la semana 34 de embarazo. El masaje es muy sencillo: basta con hacerlo durante 5 minutos cada día, pero hay que ser constante en su realización para que resulte eficaz. Tu misma irás notando cómo día a día va mejorando la elasticidad del periné, y cada vez te resulta más fácil realizarlo.

Las primeras veces que se practica, puede resultar algo molesto, por lo que es mejor no aplicar mucha presión durante los primeros días, y después ir aumentándola gradualmente cuando nos vayamos habituando a la técnica y a las sensaciones del masaje.

También puede realizártelo tu pareja si te resulta más cómodo. De esta manera podrás adoptar una postura más cómoda y relajada, pero será mas complicado llegar al nivel de presión mas indicado, ya que no la controlas tú directamente.

Cuándo no hacer el masaje perineal

Este masaje esta recomendado en todas las mujeres gestantes sanas con embarazos de bajo riesgo. Si presentas alguna patología especifica es mejor que consultes con tu ginecólogo o con tu matrona antes de realizarlo. No debe practicarse si presentas amenaza de parto prematuro, si presentas algún tipo de infección vaginal o de orina, ni cuando existen varices vulvares. Tampoco si te van a realizar una cesárea electiva, ya que tu periné no sufrirá lo mismo.

Y para realizarlo puedes usar aceites naturales como el de rosa mosqueta o el aceite de almendras dulces. También hay aceites y cremas formulados específicamente para ello. Debes tener en cuenta que la mucosa vaginal absorbe lo que apliques en la misma, por lo que debe tratarse de un producto específico, bien formulado y adecuado para embarazadas.

Cómo hacer el masaje perineal paso a paso

A continuación voy a detallar los pasos necesarios para realizar adecuadamente el masaje perineal:

  • Lo primero es ir al baño: vaciar la vejiga, aplicar calor moderado en la zona (con una ducha de agua templada o un baño de asiento) para mejorar la circulación sanguínea, y asegurar una buena higiene de manos de quien va a dar el masaje.
  • A continuación busca un sitio tranquilo en el que te encuentres cómoda, relajada y segura.
  • Tras elegir el aceite o producto que vas a utilizar y colocada de la manera que te resulte más cómoda y accesible para poder realizarlo (sentada, tumbada, en cuclillas...). Pon poco del aceite o crema en tus dedos índices y pulgares y ya puedes comenzar con el masaje.

Espero que tras esta lectura hayas comprendido los grandes beneficios de realizar este masaje tan sencillo y beneficioso, y como hacerlo. De todas formas, vuestra matrona os hablará de el durante las clases de preparación al parto, y si surge cualquier duda acerca de la conveniencia de su realización, consultad con vuestro ginecólogo o matrona, que os podrán sacar de dudas.

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.