Los síntomas de la implantación del embrión

El sangrado de la implantación es un síntoma que se confunde con la regla

La implantación del embrión se produce entre el sexto y el octavo día de la fecundación del óvulo por el espermatozoide.  Es un momento mágico, casi siempre sin síntomas evidentes y que la mujer no suele notar. Pero en algunos casos se produce un síntoma que ella no siempre sabe interpretar: el sangrado de implantación, también conocido como falsa regla. Días más tarde, en tus primeras semanas de embarazo, es posible que perciba otros signos de embarazo, como náuseas o cansancio.

Los síntomas de la implantación del embrión

Tu bebé, que de momento es un blastocisto formado por un grupo de células, viaja a través de las trompas de Falopio hasta llegar al útero, su destino final hacia el quinto día.

Al día siguiente se produce la implantación de ese embrión en el endometrio, las paredes el útero materno. A partir de entonces, tu bebé comenzará acrecer y se formará un órganos imprescindible para el embarazo: la placenta.

¿Sabías que…

el primer viaje de tu bebé se produce gracias a que en las trompas de Falopio hay unos pelillos que le impulsan para que llegue al útero?

Síntoma de la implantación: un pequeño sangrado


Cuando el embrión llega al útero, hace un primer acercamiento al endometrio, la mucosa que recubre el interior del útero. Es la primera toma de contacto. Y a partir de entonces, el embrión primero invade las capas del endometrio y si todo le es favorable se hunde en él. Esto puede provocar un pequeño sangrado. “El embrión no se queda pegado al útero, sino que lo invade y rompe la pared uterina y el endometrio. Puede producirse un pequeño sangrado de implantación.  Suele ser autolimitado en el tiempo y de escasa cantidad”, nos comenta la Dra. Alexandra Izquierdo, Directora Médica de Eugin Madrid.

Esta pequeña hemorragia a veces la mujer la confunde con la regla, ya que se produce más o menos cuando debería menstruar. Es cierto que se trata de un sangrado mucho menor que la regla, pero hay mujeres que tienen reglas muy escasas. O también la mujer puede achacar esa regla rara a circunstancias como el estrés, el cansancio…

Los síntomas de la implantación del embrión

¿Qué otros síntomas se pueden notar tras la implantación del embrión?


La hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) es la que detectan los test de embarazo y sus niveles aumenta de forma abrupta tras la implantación. Pero al mismo tiempo, tu organismo empieza a segregar otras hormonas, como la progesterona o los estrógenos  para que el embarazo pueda seguir adelante. Todas estas  hormonas pueden (o no) provocar varios síntomas como:

  • Las náuseas y vómitos, especialmente frecuentes al despertar y en las primeras horas de la mañana.
  • Cansancio y un sueño casi imposible de controlar.
  • Notarás en el pecho hormigueo, hinchazón, sensibilidad e incluso dolor.
  • Y lo más importante: ausencia de regla.

Además de estos síntomas tempranos de embarazo, hay otros más. Conócelos aquí

Los síntomas de la implantación del embrión

"¿Y si no tengo síntomas?"

“Tener o no tener síntomas cuando se produce la implantación es muy variable. Cuando una mujer busca un embarazo, se suele observar mucho y las hay que notan síntomas y otras que no. Pero percibirlos no es ni mejor ni peor para el embarazo. Solo significa que cada cuerpo funciona de una forma. Sí que es verdad que la mayoría de los síntomas de la implantación se produce por una elevación de una hormona gonadotropina coriónica humana (HCG), que ocurre en el momento de la implantación. Este incremento de la HCH genera varios síntomas: más cansancio, náuseas y el malestar que notan algunas mujeres. Pero no es generalizado. Si no aparecen no significa que el embarazo vaya mal. En absoluto. No todo el mundo tiene síntomas de embarazo cuando se embaraza”.

 Dra. Alexandra Izquierdo, Directora Médica de Eugin Madrid.

Ten en cuenta que...

🔹 Los test de embarazo que venden en farmacias y parafarmacias son fiables siempre y cuando se realicen al menos dos días después de la fecha en que tenías previsto que te llegara la regla.

🔹 Si te lo haces antes puede que en tu organismo no exista suficiente hormona HCH para que el test lo detecte y no dé el resultado correcto.

🔹 Si el test es positivo, recuerda que debes tomar ácido fólico para el óptimo desarrollo de tu bebé. Y si es negativo, también debes suplementar tu dieta con ácido fólico para que cuando logres el embarazo tus niveles de esta vitamina sean los mejores.

La implantación: necesaria para el embarazo


La implantación del embrión en el útero es un momento clave en el embarazo, como lo es la fecundación. Si la implantación no se produce, es imposible que el embrión pueda crecer. Este gran acontecimiento es muy probable que no lo notes. Además, lo más seguro que no sepas aún que estás embarazada, salvo que tu gestación sea fruto de un tratamiento de fertilidad.

Es un momento mágico porque para que se produzca es necesario la perfecta sincronización de dos componentes esenciales. “Por un lado, la calidad del embrión y por otro, un endometrio receptivo, con el aporte hormonal adecuado para que ese embrión le invada”, explica la Dra. Izquierdo. Ten presente que el endometrio no siempre se encuentra preparado para la implantación. Por ejemplo. Antes de que se produzca la ovulación o días antes de la menstruación, no está “listo” para acoger al embrión.

Embarazo ectópico: Cuando la implantación del embrión se produce fuera del útero

Como te hemos comentado, en los primeros días de vida de tu hijo emprende un tortuoso viaje a través de las trompas de Falopio hasta el útero, donde se va a producir la implantación. Pero en ocasiones, no llega hasta allí y anida fuera del útero. "Se conocen como embarazos ectópicos. Son casos “poco frecuentes, pero que alcanza entre el 2% y el 3% de las gestaciones”, dice la doctora Izquierdo

Esta "Cuando ocurre se produce una gestación que no puede evolucionar porque el embrión fuera del útero no encuentra vasos sanguíneos con los que nutrirse y la gestación se detiene. El riesgo es que pueden dañar tejidos, como el de las trompas de Falopio y provocar sangrados que requieren un tratamiento quirúrgico inmediato”, concluye la doctora Izquierdo.

Caridad Ruiz
Redactora experta en salud