¿Puedo tomar paracetamol en el embarazo con seguridad?

18
0
Paracetamol en el embarazo, ¿es seguro?

Es esta una pregunta frecuente durante las últimas semanas entre nuestras gestantes, debido a las múltiples notas aparecidas en prensa haciéndose eco de una publicación reciente en la revista Nature Reviews Endocrinology. Se trata de una declaración de consenso respaldada por casi un centenar de científicos, alertando acerca de los posibles riesgos para el desarrollo del feto derivados del consumo de paracetamol durante el embarazo. 

El paracetamol atraviesa la barrera placentaria

Para ello, han revisado multitud de artículos publicados a este respecto, y advierten de que "la exposición prenatal al paracetamol podría aumentar el riesgo para de padecer varios trastornos del neurodesarrollo, reproductivos y urogenitales".

Recordemos que el paracetamol (o acetaminofén) es un medicamento derivado de la acetanilida, y tiene efecto analgésico y antipirético. Atraviesa la barrera placentaria y, por tanto, llega al feto. Es usado habitualmente para tratar el dolor y/o la fiebre, y se estima que lo toman más del 60% de las gestantes en algún momento de su embarazo, y la mayoría de las veces sin prescripción médica.

Posibles efectos sobre el desarrollo neurológico

Según los diversos estudios realizados, el consumo frecuente de paracetamol durante el embarazo podría estar relacionado con un aumento de riesgo de presentar alteraciones del desarrollo neurológico del feto (como trastornos del espectro autista en varones, trastorno de hiperactividad y déficit de atención en ambos sexos, retraso en el lenguaje, disminución del IQ, entre otros).

Posibles trastornos urogenitales o de la fertilidad

También se ha asociado con diversos trastornos urogenitales y reproductivos (pubertad precoz en niñas, criptorquidia en varones, alteración de la fertilidad), asma y alergias, incluso con el aumento de riesgo de presentar ciertas complicaciones durante el embarazo, como parto pretérmino, tromboembolismo pulmonar (TEP) y trombosis venosa profunda (TVP), especialmente en mujeres que asocian otros factores de riesgo.

Hasta el momento el paracetamol está englobado dentro de la categoría B de la FDA, que es la que incluye a los medicamentos más seguros para el feto durante el embarazo. Nótese que dentro de la categoría A no existen medicamentos sistémicos (ya que ninguno presenta una seguridad absoluta durante el embarazo).

Siempre con indicación médica y el tiempo mínimo

Lo que podemos extraer de este documento de consenso, y lo que nos quieren transmitir con él, es que debemos tener precaución. Se precisan más estudios clínicos de tipo experimental que aporten evidencia científica para confirmar o no estos posibles efectos adversos sobre el feto (así como tiempo y momento de la exposición, dosis…), y hasta entonces recomiendan precaución al tomarlo: que se haga únicamente cuando este indicado por un médico, en una situación puntual y concreta, únicamente durante el tiempo necesario y a la mínima dosis posible.

Las alternativas para tratar el dolor y la fiebre durante el embarazo son escasas, ya que el resto de medicamentos que habitualmente utilizamos, tampoco están indicados en este periodo vital, y en ciertas ocasiones, será necesario para el alivio de la futura mamá. El mayor problema es que se ha extendido mucho el consumo del paracetamol durante los últimos tiempos, llegando a olvidar en muchas ocasiones que se trata de un medicamento, y esto durante el embarazo es un problema.

Por lo tanto, no temas tomar paracetamol de manera puntual si así lo ha indicado tu médico, y evita siempre automedicarte. Y esto vale también para el resto de los medicamentos, y para todas las etapas de la vida, no solamente durante el embarazo. 

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.